domingo, 26 de noviembre de 2017

Galería de imágenes: Deinotherium









Deinotherium: La "bestia terrible" del Mioceno

Pese al aspecto intimidante que tuvo este protoelefante, en realidad se trató de un animal que fue bastante pacífico, que comía arbustos y ramas, y que sólo embestía a otras criaturas cuando se veía amenazado

Pocos restos óseos alguna vez encontrados han sido tan perturbadores como los del Deinotherium: un cuadrúpedo gigantesco que medía al menos cinco metros de altura, provisto de un par de colmillos enormes y curvados que se desprendían desde su mandíbula, dándole un aspecto intimidante. Sin embargo, al estudiar más las osamentas se pudo constatar que no pertenecían a un predador, sino que a un herbívoro proboscídeo emparentado con los actuales elefantes, el cual existió en el norte de África entre el Mioceno y el Pleistoceno.

Deinotherium: Un gigante extinto

Debido a su no poco amistosa apariencia es que fue bautizado como Deinotherium, que significa "bestia terrible". Se cree que este protoelefante primitivo fue uno de los mamíferos terrestres más grandes que ha existido. Pese a sus grotescas dimensiones y sus imponentes colmillos que apuntaban al suelo, de seguro su comportamiento no fue para nada agresivo, ya que al igual que todos sus familiares fue un ser que se alimentaba exclusivamente de vegetales, y por ende atacaba solamente cuando era intimidado por algún cazador.

 El uso de los colmillos del Deinotherium ha sido tema frecuente para los paleontólogos. Algunos plantean que era un arma disuasiva que la usaba para espantar a las posibles amenazas. Otros aseguran que fue una eficiente herramienta para pelar la corteza humedecida de los árboles, o bien para sacar raíces y tubérculos que encontraba levemente enterrados. En lo personal, creo que todas estas teorías podrían ser acertadas, y es probable que este mamífero paquidérmico le haya dado variadas utilidades a esos inéditos instrumentos que alguna vez le otorgó la naturaleza.

Votar por Piñera para salvar a la Patria

Este 17 de diciembre será una fecha clave para nuestro país. Ese día será la segunda vuelta por la elección presidencial, en donde se enfrentarán no solamente dos candidatos distintos como lo son Sebastián Piñera y Alejandro Guillier, sino que también dos cosmovisiones diametralmente opuestas. Por un lado estará la visión neoliberalista del candidato de la centroderecha (Piñera), que implica crecer en un país con más alternativas para los emprendedores, más generación de empleo, más crecimiento económico, y en definitiva un mejor país. Por otro lado tendremos la postura socialista casi sesentera del candidato de la izquierda (Guillier), que implicaría un país estancado en lo económico, con más cesantía, con menos oportunidades y además sin principios morales ni valóricos.
Votemos por Sebastián Piñera.

Mucho se ha hablado en los últimos días sobre los riesgos ciertos que correría Chile de caer en un nuevo gobierno de izquierda, el cual podría incluso ser aún peor que el actual de Michelle Bachelet  (que ya ha sido muy malo). Es cosa de ver lo que está pasando hoy en Venezuela, en donde el Socialismo ha terminado por arruinar a un país que era rico y tenía casi de todo. Los ingenuos y fanáticos de siempre dicen que es imposible que algo así pase en Chile, pero a ellos les respondo que en Venezuela también habían ingenuos y fanáticos así como ellos, que ironizaban cuando les decían que la izquierda haría de Venezuela "una segunda Cuba". A esto agrego un hecho que es indesmentible incluso para el más ferviente defensor de Guillier: ¿qué diferencias ideológicas existen entre la izquierda que apoya a Guillier y la que hundió al país caribeño? Ninguna... ¿acaso esa izquierda venezolana y la izquierda chilena creen en un modelo político, económico y de sociedad muy diferente? No, para nada.

Aún así podrán seguir los fanáticos diciendo que es exagerado comparar a la izquierda venezolana con la izquierda chilena. A ellos les digo que no hay gran diferencia, ya que las ideas del Comunismo son igual (de perversas) en todo el mundo. Lamentablemente podemos ver que en la Nueva Mayoría los comunistas cada vez van teniendo mayor poder dentro del conglomerado, dejando a los ideólogos más moderados en segundo o tercer plano de protagonismo. Hoy en día, votar por la Nueva Mayoría no es lo mismo que votar por la vieja Concertación centroizquierdista de los años 90. La Nueva Mayoría es mucho más de izquierda que la Concertación, y lo peor es que si Guillier quiere ganar tendrá que izquierdizar aún más su discurso para convencer a los cavernarios del Frente Amplio, la filial chilena del Podemos de España: una agrupación que busca desestabilizar la democracia justamente llegando al poder por las vías democráticas. El Frente Amplio no es más que una nueva UP sub 30 y sub 40, que lo único que pretende es volver a los tiempos del nefasto gobierno que entre 1970 y 1973 arruinó y hundió a nuestro país.

La votación del 17 de diciembre será vital para nuestro país. Elegir a Sebastián Piñera para ser el próximo presidente es la última alternativa que tenemos los chilenos para salvar a la Patria de un retroceso tremendo. Chile debe elegir entre optar por los tiempos mejores junto a Piñera, o por otro lado hundirse de la mano perversa del Socialismo y del Comunismo... Yo en lo personal elijo la primera opción, y espero que la mayoría de mis compatriotas también. Entre todos juntos debemos salvar a nuestro país, o de lo contrario tendremos que apenas conformarnos con evitar caer en la miseria.

Fotos mías de ahora





sábado, 25 de noviembre de 2017

El Chuncho ya no depende de sí mismo para ser campeón tras sufrir brutal goleada de local

Una terrible derrota por 3-0 sufrió esta tarde Universidad de Chile al caer de local frente a Audax Italiano en el Estadio Nacional. Con esto los azules siguen en la punta pero con un partido más que sus contrincantes inmediatos: es decir a falta de dos fechas para el final del torneo chileno, ya no dependen de sí mismos para ser campeones.

La fiel hinchada de Los de Abajo una vez más se hizo presente.

"Dale León", el apoyo incondicional de la parcialidad azul en Ñuñoa.

Más de 40 mil personas asistieron esta tarde al histórico Estadio Nacional de Santiago.

Sebastián Ubilla llora tras la dolorosa derrota por 3-0 de hoy frente a Audax Italiano.

Universidad de Chile, el equipo del Chuncho...

sábado, 18 de noviembre de 2017

Lamentable: Fallece el guitarrista más subvalorado de la Historia del Rock...

A los 64 años murió esta mañana el gran Malcom Young, histórico instrumentista y fundador de AC/DC.

AC/DC no sería lo mismo si no fuera por el carisma y la pirotecnia de Angus Young, talentoso guitarrista que logró hacer de la banda australiana uno de los grupos rockeros más populares de la historia. Pero también hay que ser justos: si bien AC/DC no sería tan famoso sin Angus, tampoco sería una banda tan grande sin la invaluable contribución de su hermano Malcom, quien dejó de existir esta mañana por muerte natural.
Malcom Young tocando para AC/DC.

A los 64 años murió Malcom Young, quien dejará tras de sí un tremendo legado. No deja de ser curioso que rara vez Malcom aparezca en los rankings de los mejores guitarristas que han exisitido, pese a ser probablemente uno de los guitarristas rítmicos más influyentes del siglo XX. Malcom marcó un antes y un después dentro de lo que son las bandas con dos o más guitarristas, porque mientras su hermano menor Angus era el que se llevaba los aplausos y los flashes con sus solos y su espectacular puesta escénica, era el incansable Malcom el que tocaba muchos de los potentes y pegajosos riffs de AC/DC, dándole a la agrupación un sustento sónico que con el tiempo se transformaría en un sello inconfundible.

No queda más que agradecerle a Malcom su gran paso por los escenarios, y reconocer que si no fuera por él tal vez los rockeros nunca hubiéramos podido disfrutar de la música de AC/DC, un grupo que redefinió lo que era el Hard Rock.

¿Se nos va el guitarrista más subvalorado de la historia del Rock? Es probable que sí. Es de esperar que las generaciones futuras sepan reconocer la enorme importancia que tuvo el ultratalentoso Malcom Young, y que logren poner su glorioso nombre en el sitial donde siempre debió haber estado. Gracias Malcom por tantos años de pasión, descontrol y virtuosismo, pero también humildad y bajo perfil, siempre fiel al servicio del Rock...

Galería de imágenes: Mastodonte






Mastodonte: Un elefante peludo de alcance global

Pocos animales prehistóricos fueron capaces de poblar casi todo el orbe en forma tan exitosa como alguna vez lo hizo el mastodonte. Este paquidermo primitivo era parecido al mamut lanudo, pero con algunas pequeñas diferencias

Durante la prehistoria, buena parte del mundo estaba cubierta por bosques, estepas y llanuras. Fue en ese contexto dónde se dieron las condiciones necesarias para que un animal sobrepoblara el globo terráqueo: el Mastodonte. Hablar de este proboscídeo es referirse al paquidermo más exitoso que haya existido, ya que sus manadas pastaron en los prados de toda América y Europa, además grandes extensiones de Asia y África.

El mastodonte era un mamútido que conformó la base de la familia Mammutidae o Mastodontiae, y estaba muy emparentado con los verdaderos mamuts (los cuales pertenecían a una familia distinta llamada Elephantidae). Este cuadrúpedo herbívoro apareció en el mundo hace 20 millones de años durante el Oligoceno, y terminó de extinguirse recién hace unos 8 mil años (Holoceno), debido una vez más a la caza indiscriminada por parte del ser humano.


Un animal lanudo y amistoso
El mastodonte era parecido a un elefante, pero completamente peludo. Muchos lo asocian al mamut lanudo, pero sin esa gran protuberancia en su cabeza, lo que lo hacía tener un aspecto muy distinto. Este paquidermo parecía ser una criatura afable, y además no era tan grande: medía 3,5 metros de altura y pesaba poco más de seis toneladas. El tamaño de sus colmillos era variable, pero se han encontrado ejemplares que tuvieron colmillos curvados de hasta 5 metros de largo.

Al igual que todos los proboscídeos que han terminado por extinguirse, la cruel cacería por parte del hombre jugó un papel preponderante. Apenas el humano aprendió a cazar, la población de mastodontes fue disminuyendo dramáticamente, y aquel verdadero "imperio" que alguna vez se extendió por cuatro continentes terminó por transformarse en lastimeros rebaños que en vano intentaban esconderse de un predador mucho más inteligente y despiadado que él, contra el cual jamás pudo encontrar un mecanismo de defensa. Los últimos días del mastodonte fueron aún más tristes: los escasos individuos que iban quedando perecieron víctimas de una epidemia de tuberculosis, la cual terminó por sepultar para siempre a uno de los animales más maravillosos que haya conocido el planeta.

miércoles, 15 de noviembre de 2017

Galería de imágenes: Mammuthus meridionalis



Mammuthus meridionalis: El colosal "mamut del sur"

Este animal desapareció hace aproximadamente 1.5 millones de años. Vivió en Europa y en Asia Central

Un cuadrúpedo enorme

Emparentado con los otros tipos de mamuts que existieron en la prehistoria, el Mammuthus meridionalis se caracterizó por vivir más al sur que sus parientes lejanos. Este proboscídeo habitó Europa y Asia Central hace unos 2.5 millones de años, desapareciendo hace 1.5 millones de años (período Pleistoceno).

Con una altura de más de cuatro metros y diez toneladas de peso, el mamut meridional (o "mamut del sur") es una de las especies de mamuts más grandes que haya existido. Al vivir en una clima relativamente cálido, no tenía una capa peluda tan densa como otros de sus familiares más rústicos.

Vivía en bosques templados, alimentándose de hierbas y arbustos, pero también de ramas de árboles como el roble o el fresno.

Galería de imágenes: Mamut imperial





Mammuthus imperator: El imponente Mamut Imperial

Este paquidermo primitivo era un verdadero coloso. Habitualmente se le confunde con el Mamut columbi, creyendo que ambos son la misma especie, pero en realidad se diferencian en los colmillos

Dentro de la familia de los mamuts existieron algunos ejemplares realmente enormes. Uno de esos gigantes era el Mammuthus imperator (o "Mamut imperial"), el cual superaba los cinco metros de altura. Este trompudo pero tranquilo animal acostumbraba pastar por los prados de Norteamérica, desde mediados del Plioceno hasta fines del Pleistoceno. Es decir, apareció hace unos tres millones de años y desapareció recién hace 11 o 10 mil años, producto de efectos climatológicos pero principalmente por la cacería despiadada de parte del humano.

Ojalá aún existieran...

Este colosal representante de la familia de los proboscídeos es frecuentemente confundido con otro titán: el Mamut columbi, el cual también vivió en Norteamérica en la misma época. Ambos eran similares en comportamiento, fuerza y tamaño, por lo que no pocos suelen creer que eran la misma especie. Sin embargo se ha logrado comprobar que si bien el Mammuthus imperator y el Mammuthus columbi eran parientes muy cercanos, la diferencia entre ellos estaba en la forma de sus colmillos: el primero los tenía extremadamente curvados, formando casi una circunferencia cada uno ellos, los que por poco se topaban en la línea axial; mientras que el segundo animal también tenía los colmillos curvados pero bastante más paralelos uno del otro, y al ser vistos de lado su forma era similar a una "U".

De todas formas, hasta el día de hoy aparecen otros investigadores que aseguran que efectivamente el Mammuthus imperator y el Mammuthus columbi eran la misma especie, ya que la diferente morfología de los colmillos no basta para calificarlos como animales distintos. El tema sigue en discusión, y existen defensores de ambas teorías.

Resulta lamentable pensar que estos maravillosos animales se haya extinguido, y en gran parte gracias a la depredación humana. Ojalá se pudiera retroceder en el tiempo para enmendar ese error, y así poder disfrutar de la majestuosa presencia entre nosotros del grandioso Mamut Imperial, uno de los mamíferos más impactantes que ha existido.

lunes, 13 de noviembre de 2017

Galería de imágenes: Mamut estepario




Mamut estepario: El titán extinto que vivió en Siberia

Este enorme mamífero, antepasado del elefante actual, coincidió cronológicamente con los primeros humanos. Se cree que la cacería indiscriminada terminó por aniquilarlo para siempre

El mamut estepario (Mammuthus trogontherii) fue uno de los representantes más imponentes que haya dado la familia Proboscidea, solamente comparable en dimensiones con el mamut columbi y con el deinotherium. Este coloso medía 4,5 metros de altura hasta la cruz, y poco más de 5 desde el piso hasta la prominencia de su cabeza. Apareció hace unos 600 mil años, y se extinguió hace 350 mil, probablemente por la caza despiadada de los hombres primitivos. Es considerado uno de los mayores titanes del Pleistoceno.


Mamut estepario y elefante

Como pocos animales existentes, el mamut estepario fue el amo y señor de las estepas y tundras de Siberia por durante miles de años. Habitualmente se le considera el antecesor del más emblemático de todos los mamuts que hayan existido: el mamut lanudo, el cual era mucho más peludo pero de menor tamaño.

Una de las características más distintivas del mamut estepario fueron sus colmillos bestiales, los cuales eran encorvados pero si se les extendía habrían llegado a medir más de 5 metros. Sin embargo, ni sus enormes dimensiones y ni su gran potencia física fueron obstáculo suficiente para evitar su inminente depredación y posterior extinción a manos del depredador más violento y eficaz que haya registrado nuestro planeta: el ser humano.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Santiago, Santiago, Chile
Este Blog está dedicado a SPIKE (26 de Junio de 1996 - 31 de Marzo de 2008 )