domingo, 27 de diciembre de 2015

Mitología mapuche: Piuchén, el Chupacabras chileno

Esta criatura legendaria se encuentra inserta en las creencias criollas desde Chiloé hasta el Norte Chico. Según cuentan los relatos, su aspecto era variable pero muchas veces se le asocia a un vampiro

La Mitología Mapuche fue muy rica en crear mitos increíbles que a la postre terminarían por expandirse a buena parte de lo que actualmente es nuestro territorio nacional. Así, dentro de todos los seres fantásticos que la conformaban, sobresale de inmediato el Piuchén, el cual también solía ser denominado de diversas formas: Peuchén, Pihuchén, Pihuychén, Pihuichén, Piguchén y también Piwuchén. Más allá del nombre que él llevara, siempre se hacía referencia al mismo ser: una especie de vampiro que succionaba la sangre de sus víctimas, muy parecido a como se ha descrito en innumerables ocasiones al Chupacabras en diversos países de Mesoamérica. 
El aterrador Piuchén

La descripción clásica del Piuchén narra que era una especie de vampiro gigante de aspecto aterrador, sin embargo en otros pasajes del mito se dice que más bien se parecía a una serpiente voladora cuadrúpeda, aunque con ciertas características humanoides. Lo que sí está claro es que la leyenda asegura que el cuerpo de este ser fantástico estaba cubierto por pasto, malezas y pequeños cilindros retorcidos, lo cual le daba una apariencia aún más tenebrosa.

Tanto en la mitología mapuche como en la chilota se le atribuyen poderes sobrenaturales al Piuchén. Todos los relatos coinciden en que era una criatura básicamente nocturna la cual tenía como su hábitat preferido las zonas boscosas cercanas a la costa, ríos o lagos. Se trataba de un personaje extraordinariamente longevo, que podía llegar a vivir cientos o hasta miles de años, pero de todas formas era la fuerza física su principal atributo, ya que era capaz de derribar árboles con gran facilidad, e incluso tenía la facultad de dominar el mar, generando impresionantes marejadas.


El comportamiento del Piuchén es muy particular. Generalmente durante el día se esconde, adhiriéndose a la corteza de los árboles, desde donde observa atento lo que sucede a su alrededor, mientras a la vez descansa. La única forma de reconocer su inminente presencia es gracias a su excremento rojizo que deja en los troncos, así como también por sus silbidos estridentes que interrumpen la aparente tranquilidad del bosque.

domingo, 13 de diciembre de 2015

Cynognathus: La extraña criatura que era mitad reptil y mitad perro

Este singular animal vivió hace más de 200 millones de años y era un terápsido, es decir un lagarto pero que tenía muchas características de mamífero. Fue un voraz carnívoro

Hacia fines del período Triásico, existió una criatura que habitó lugares tan variados como los terrenos que actualmente comprenden Argentina, Sudáfrica y China. Gracias a estudios paleontológicos se ha indagado que se extinguió hace 208 millones de años. Ese animal fue el Cygnonathus crateronotus, el único representante del género Cynognathus.
Un ser más que extraño

Considerado hasta ahora como una especie de “eslabón perdido” de la evolución, el Cynognathus crateronotus era un terápsido, o sea un rarísimo ser que si bien era reptil, estaba casi a medio camino entre los lagartos y los mamíferos. Sus prominentes mandíbulas junto a su hocico protruido y convexo, le daban el aspecto típico de un mini dinosaurio, pero sin embargo tenía una importante particularidad: su cuerpo estaba cubierto de pelos, aunque por contrapartida ponía huevos. Es decir, era todo un híbrido dentro de la cadena evolutiva zoológica.


El aspecto del cynognathus era parecido al de un perro mutante, con una cabeza un tanto desproporcionada en relación a su cuerpo: su cráneo medía más de 30 centímetros, es decir casi un tercio de la longitud de su cuerpo (sin contar la cola). El gran tamaño de sus colmillos indica que era un cazador avezado, o por lo menos debe haber sido bastante feroz. 

martes, 8 de diciembre de 2015

Mitología egipcia: Seth, el antagonista de todos

Considerado el dios de la fuerza bruta, del caos y de la sequía, esta poderosa deidad era fue la más temida del antiguo Egipto. Era el gran enemigo de Osiris y del poderoso Horus

Dentro de todas las culturas de la antigüedad siempre hubo algún dios que representaba la maldad, el odio y el caos, y el milenario Egipto no fue la excepción. En esos lejanos tiempos, fue Seth la deidad más opresora, ya que se le consideraba la representación de la fuerza bruta en su máxima expresión, las tinieblas, las tormentas, y de los dos males más temidos por cualquier civilización: la guerra y la sequía.
El temible Seth

En medio de una mitología zoomorfa, donde muchos de sus dioses tenía cabeza de algún animal en particular (Horus y Ra eran halcones, Anubis era un chacal, Thoth era un ibis, y Sobek era un cocodrilo), Seth se destacó por ser una criatura indeterminada, un extraño mutante que aparecía como una mezcla de diversos seres y que se resistía a cualquier clasificación zoológica. Algunos expertos lo asocian a una extraña combinación entre oso hormiguero, chacal y caballo: eso tratando de describir a un personaje casi indescriptible.

Representado como el hermano envidioso del popularmente alabado Osiris, la leyenda cuenta que fue Seth motivado por el odio quien traicionó y dio muerte a Osiris. Sin embargo, la muerte de Osiris fue vengada por el príncipe del panteón egipcio: Horus, el dios halcón. Ambos dioses entraron en una guerra épica, donde se enfrentaron el bien y el mal. A raíz de ese brutal enfrentamiento, Seth -quien cayó derrotado ante Horus- fue desterrado al desierto, lugar del que nunca más volvió.


Seth era tan venerado como temido. Pese a ser un antagonista por naturaleza, igual hubo gobernantes que hicieron templos en su honor, tal vez justamente para no tenerlo como un oponente, sino que como un aliado. Los principales lugares de culto a este dios son los monumentos de Avaris y Abidos. 

domingo, 6 de diciembre de 2015

Epicyon Haydeni: El enorme y voraz perro prehistórico

Este canino existió durante el Mioceno en la actual Norteamérica. Era una especie de lobo pero realmente gigantesco: pesaba 170 kilos, y era un eximio cazador

Bien es sabido que durante los remotos tiempos de la prehistoria, el mundo que hoy en día conocemos era muy distinto. Poblada por enormes criaturas, la Biósfera estaba dominada por animales poderosos, los cuales se imponían al resto ya sea por la fuerza de sus fauces, o por una destreza llena de instinto que los convertía en expertos cazadores. Uno de los mejores representantes de esta camada de imponentes criaturas era el Epicyon Haydeni, el más descomunal de los antepasados del lobo y también del perro actual.
Los caninos primitivos

Los Epicyon fueron una familia de caninos primitivos que existieron en lo que actualmente es Norteamérica, los cuales eran muy parecidos a los lobos, tanto en su morfología como en su comportamiento. Dentro de este grupo, sin dudas el que más se destacó, precisamente por su corpulencia física, fue el Epicyon Haydeni.

Hablar del Epicyon Haydeni es referirse al que tal vez haya sido el más voraz de los antepasados del perro. Este animal era una verdadera máquina de cazar, ya que era enorme (medía poco más de dos metros de largo y pesaba 170 kilos), pero pese a ello era bastante ágil y veloz, precisamente debido a su desarrollada masa muscular. Esto, sumado a que tenía unas mandíbulas que le permitían desgarrar a cualquiera de sus presas, y también al supuesto hecho de que habría trabajado en equipo así como los lobos, le permitieron estar en la parte más alta de la cadena trófica del Mioceno.


Como datos aparte, cabe consignar que el Epicyon Haydeni vivió unos 15 millones de años, apareciendo hace 20 millones de años a comienzos del Mioceno, y extinguiéndose hace 5,3 millones, ya a fines de ese mismo período geológico.

sábado, 5 de diciembre de 2015

Adiós capitán: Pepe Rojas se despide de la "U" en una jornada cargada de emociones

En una emotiva jornada, José "Pepe" Rojas jugó su último partido jugando por la "U". El capitán de Universidad de Chile dijo adiós al club de sus amores luego de 15 temporadas: 12 como profesional y 3 como juvenil. En total, disputó 470 partidos defendiendo al elenco del Chuncho.

Universidad de Chile se enfrentó en la última fecha del Torneo de Apertura a Huachipato en el Estadio Nacional. El partido terminó 2-1 en favor de los azules.

Durante su estadía en Universidad de Chile, "Pepe" Rojas ganó 10 títulos: 6 veces el Campeonato Nacional, 2 veces la Copa Chile, además de la Supercopa de Chile y la Copa Sudamericana. Aparte de esto, obtuvo la Copa América jugando por la selección chilena.

En la cancha, Sebastián Ubilla fue uno de los mejores jugadores de la tarde. El "Conejo" anotó uno de los dos goles de los azules y fue factor constante de peligro en el área acerera.

La "U" cerró con una victoria un semestre que terminó siendo apenas discreto. Espero que el próximo sea mucho mejor.

Leonardo Valencia -de buen cometido hoy- anotó el segundo gol de la "U", luego de un grueso error de la zaga de Huachipato. Con este resultado, el equipo del Chuncho sale del fondo de la tabla.

El arquero Miguel Jiménez se eleva para contener un centro visitante. El golero suplente de la "U" hoy vio acción, y respondió en forma correcta.

miércoles, 2 de diciembre de 2015

La "U" se toma revancha y gana la Copa Chile

Universidad de Chile venció por 5-3 a Colo Colo en definición a penales, tras haber empatado 1-1 durante los 90 minutos reglamentarios. En emocionante duelo, los azules se quedaron por quinta vez con la Copa Chile.

Universidad de Chile ha llegado cinco veces en su historia a la final de Copa Chile: en todas ellas logró imponerse y coronarse campeón.

El delantero Juvenil Luis Felipe Pinilla jugó el primer tiempo y rinció. De hecho, el ariete fue quien dio el pase que terminaría en el tanto de la "U".

El uruguayo Mathias Corujo es felicitado por el resto de los jugadores de la "U". El charrúa anotó el gol con el que la "U" empató 1-1 frente a Colo Colo, para posteriormente vencerlo en penales.

Mathias Corujo y Sebastián Ubilla celebrando la apertura de la cuenta, con el Estadio La Portada de La Serena como telón de fondo. La "U" fue un justo campeón de Copa Chile.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Santiago, Santiago, Chile
Este Blog está dedicado a SPIKE (26 de Junio de 1996 - 31 de Marzo de 2008 )