sábado, 14 de agosto de 2010

Chile, país cafetesco

Aunque pocos lo admitan, para una buena cantidad de santiaguinos, ir a recrear la vista a un café con piernas es algo tan cotidiano y habitual como lo es para las mujeres ir a la peluquería o a vitrinear al mall. Chile es conocido por ser el único país del mundo que cuenta con este tipo de locales, pero ¿qué particularidades de los chilenos han llevado a que se dé tal fenómeno?

Tal vez uno de los motivos es que el chileno de por sí es un tipo estresado, que vive en medio de la angustia y que sale tarde del trabajo. Y ojo: acá la gente se desocupa después que en el resto de América Latina, y ante eso, la posibilidad de ir a un café con piernas a relajarse y salir de la aburridora rutina, se torna como una opción bastante atractiva, siendo este casi su único lugar de distracción para una forma de vida que a veces se torna terrible.

Además, el chileno es medio reprimido, hipócrita y con un doble estándar muy marcado, sobre todo entre esos dos mundos tan opuestos como son el laboral y el del círculo más íntimo: rara vez el que es asiduo a este tipo de lugares se declara como tal.

Lo otro es que el chileno es "califa" y le gustan las mujeres bonitas, pero en su entorno casi nunca se ven féminas voluptuosas o extraordinariamente bellas, y las pocas que hay suelen ser demasiado recatadas para vestirse, o simplemente tienen un trato muy frío con los "mirones" o "sapos". Es por eso que la posibilidad de ir a darse una vuelta a un café con piernas aparece como una forma más o menos sencilla y barata para conocer a una chica que no dista mucho del ideal de mujer que muchos hombres de diversos estratos socioeconómicos poseen.

En nuestro país, el mundo "real" (laboral o universitario) es casi asexuado, donde el hecho de ser "un caliente" que le anda mirando las curvas a las mujeres es muy mal visto. Es por eso que la válvula de escape para el chileno califa es huir a los cafés con piernas para saciar ese apetito voraz, que casi nunca puede satisfacer en su medio habitual.

Aunque claro: el mundo "cafetesco" es sólo un mundo de apariencias, de fantasías, donde la ilusión nace y muere en la puerta del café. Porque afuera del local todo es lo mismo de siempre: trabajo, empresa, estudios, corbatas apretadas al cuello y tareas de diverso tipo. Pero obvio: las chicas cafetescas también son de carne y hueso, y de cada uno depende hacer de esa fantasía platónica una realidad concreta... a veces erótica e incluso romántica: total acá se ve de todo, si Chile tampoco es Macondo.

No hay comentarios:

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Santiago, Santiago, Chile
Este Blog está dedicado a SPIKE (26 de Junio de 1996 - 31 de Marzo de 2008 )