lunes, 28 de junio de 2010

El Mundial en que Chile fue "la oveja negra"

Ya con la cabeza un poco más fría después de la dolorosa derrota frente a Brasil, me pongo a analizar la campaña de Chile, y concluyo que no es para nada negativa. Me llenó de orgullo la actitud de Chile, actitud imprimida por su entrenador Marcelo Bielsa, de salir a buscar los partidos. Estoy conforme y satisfecho: por fin pude ver a Chile jugando al ataque en una Copa del Mundo.

En un campeonato que se ha destacado por lo mezquino de los planteamientos tácticos extremadamente defensivos, tendencia generalizada e incluso practicada por escuadras como Italia, Francia o Inglaterra, Chile fue como una especie de "oveja negra", que nadó contra la corriente. Una pena para el fútbol que el equipo más encarador del torneo, o uno de los más ofensivos, se quedara afuera recién en octavos de final. En fin, a veces el fútbol es injusto, pero ahí está justamente uno de los atractivos que lo hace ser impredecible. Sea como sea, La Roja de Todos puede volver con la cabeza en alto, porque en un Mundial donde casi todos fueron "ratones", Chile fue de los pocos que atacó como un puma y voló como un cóndor.

Se acabó la ilusión: Chile no pudo contra su bestia negra y se despide del Mundial

El partido ya se sabía que era difícil. Al frente estaba Brasil, con todo su gran plantel, plagado de figuras que brillan en los principales clubes del orbe. Se podrá decir que este Brasil es más pragmático que los anteriores, que ataca a cuentagotas, que ya no tiene a tipos fenomenales como Ronaldo o Romario, y un sinfín de otros argumentos... pero por algo, Brasil sigue siendo Brasil.

La historia no nos era favorable. De hecho, nunca lo ha sido cuando enfrentamos a los cariocas. Ya en eliminatorias nos habían vencido 4 a 2 y 3 a 0, y en nuestro último Mundial (el de 1998) nos golearon 4 a 1. Pero la ilusión siempre existe. Hoy era la oportunidad apropiada para romper las estadísticas, para que La Roja pudiera añadir una página con letras doradas en los anales del fútbol criollo. Pero no: al final la paliza por 3 goles a 0 que nos dieron fue demasiado expresiva y contundente, incluso injusta.

Una vez más, Chile se inclinó ante su bestia negra. Una vez más, Robinho nos hizo un gol, una vez más el rocoso defensa Juan nos anotó de cabeza, y una vez más nuestros jugadores tuvieron que salir con la cabeza inclinada, mientras los hinchas de la Verdeamarelha celebraban al ritmo de la zamba una justa victoria.

Una pena enorme. Así, el Mundial se acaba para nuestro país. Pero también hay que ver las cosas positivas: Chile entró a atacar a todos los equipos con que se enfrentó, sin tener el más mínimo respeto por los millonarios planteles de algunos elencos con los que se topó. Este Mundial pasará a la historia como el campeonato en que Chile dejó de esconderse alrededor de su propio arco, y que salió a buscar los partidos, en que le guapeó de igual a igual a Brasil y España, y en que asfixió a escuadras más conservadoras, como Suiza y Honduras. Sumando y restando, la participación de Chile fue buena, y nos puede dejar plenamente conformes con la actitud mostrada, con esas ganas de mojar la camiseta que tuvieron nuestros jugadores ¡Viva Chile!

domingo, 27 de junio de 2010

Maradona, eres único

Soy chileno de corazón, pero igual no me caen mal los argentinos, pues no tengo nada contra ellos ni contra su gran ídolo: Diego Armando Maradona. No quiero ahondar en la polémica de si quién es más, si Maradona o Pelé, ya que ambos son verdaderas leyendas vivientes del fútbol que marcaron un período en este deporte, por lo que no tocaré ese tema.

Siento un gran respeto hacia Maradona, que pasó de ser un guatón marihuanero, casi sin remedio, a un entrenador admirado, ya que dirige a un equipo que en verdad no tiene frenos en este Mundial. La buena campaña de la Albiceleste dirigida por el ex Barrilete Cósmico demuestra que a veces la vida da la posibilidad de tomarse revanchas: ¡y que tipo de revanchas!, ya que hace unos meses todos decían que Diego era un payaso como director técnico, pero en pocas semanas ha pasado a ser otro tipo de "payaso": un showman, pero que sabe motivar como guerreros a sus jugadores. Esta es la esperada resurreción de "El 10": Bien por Maradona... bien por el fútbol... y bien por el espectáculo.

sábado, 26 de junio de 2010

Brasil: un viejo conocido de siempre

"A Chile siempre le toca bailar con la fea", ¿por qué siempre Chile tiene tan mala suerte?", ¿Brasil de nuevo?... Uffff". Es obvio que a más de alguien se le pasó por la cabeza alguna de esas frases cuando supo que el rival de Chile en octavos de final será Brasil. A ellos los recrimino, y les digo que es obvio que debe haber un respeto tremendo hacia lo que es Brasil en el concierto futbolístico planetario, pero de ahí a temerle... eso ya suena a cobardía.

El fútbol de hoy en día ya no es el de hace 30 años atrás. Las distancias se han acortado, y mucho. Brasil puede seguir siendo Brasil, pero ya no es el Brasil de Pelé, ni el de Garricha, ni el de Romario... y este Brasil versión 2010 ni siquiera es comparable con el que nos eliminó en 1998, cuando ahí brillaban el goleador Ronaldo, el incansable Dunga (hoy DT del Scrath), Bebeto y Cafú, entre otros.

La verdeamarelha que nos toparemos será un equipo de cuidado y complejo, pero tampoco una súperpotencia imbatible como trata de pintársele. Sus puntos más altos son Julio César (para muchos el mejor arquero del mundo), Robinho (un jugadorazo que siempre le hace goles a Chile) y Luis Fabiano (un centrodelantero temible). También está Kaká, el cual es un tipo talentoso, pero que peca de ser demasiado intermitente, y a ratos tiene lagunas que parecen interminables. Pero, sumando y restando, este Brasil que se nos viene no es el mejor Brasil, y es una escuadra derrotable. Claro: eso si es que los jugadores de Chile juegan el mejor partido de sus vidas, y de una vez por todas, le pierden el miedo histórico a un equipo que tiene una paternidad establecida sobre La Roja.

Ghana saca la cara por el fútbol africano

Ya era medio preocupante: en el "Mundial de África", cinco de los seis equipos africanos se habían quedado eliminados en primera ronda, y sin jugar a nada. El único representante del continente negro que quedaba en carrera era Ghana, un pequeño país ubicado en el corazón de África, pero que tiene la particularidad de ser uno de los más futbolizados de la región.

Hoy Ghana le hizo honor a su nombre y le ganó a Estados Unidos, avanzando a los cuartos de final, y ahora se medirá contra La Celeste de Uruguay. Un dato curioso: los ghaneses son el único equipo africano de este campeonato al que no se les conoce con apodo alguno (Argelia con "Los franceses de África", Camerún son "Los Leones Indomables", Costa de Marfil son "Los Elefantes", Sudáfrica son "Los Bafana-Bafana" y Nigeria son "Las Águilas")... pero justamente fueron los únicos que han jugado en serio. Ghana es simplemente "Ghana", pero a la vez ha sido el más ganador de los africanos en competencia ¿Simple coincidencia?, creo que sí.

viernes, 25 de junio de 2010

La derrota más celebrada del año

Suena extraño: hoy Chile perdió, pero igual miles y de chilenos celebraban con fervor en la calle, unos agitando banderas, otros tocando cornetas, o bien mostrando con orgullo la polera de la selección al que se les cruzaba por al frente ¿A qué puede deberse esto?: a que Chile clasificó igual a los octavos de final del Mundial, pese a haber perdido contra España por 2 goles a 1.

Pero la caída de hoy igual tuvo tintes de dramatismo dignos de contarse. Primero que, gracias al empate de Suiza contra la modesta Honduras, Chile logró alejarse de toda posibilidad de los helvéticos de arruinar la primera meta nacional. Segundo porque tuvo que luchar más de 45 minutos con 10 jugadores, producto de la expulsión de Marco Estrada... y ojo que tuvo que pelear en inferioridad numérica contra España, nada menos que el campeón de Europa.

Chile guapeó y cortó el tránsito de los españoles. Ojo que a ratos se vio superado, pero en general el lance fue parejo, y si ganaron los europeos se debe principalmente a errores puntuales de la retaguardia del elenco nacional. Con los seis puntos acumulados, Chile pasa en segundo lugar y ahora debe medirse con Brasil, uno de los eternos candidatos al título... y ahí no habrá perdón por cometer errones como los de hoy.

martes, 22 de junio de 2010

Todo se definirá en 90 minutos

La prensa internacional alaba el desempeño de Chile en el Mundial. Esto debido a los dos triunfos por la cuenta mínima que lo tienen como puntero del grupo H, pero más que eso, por el juego de ataque constante y el pressing permanente que imprimen los muchachos de Bielsa, los cuales terminan por ahogar a su rival de turno. Pero seamos objetivos: ni Honduras ni Suiza serán equipos que estarán peleando por ser campeones del mundo. Es por ello que el duelo con España es tan vital: será la oportunidad para evaluar en terreno si en verdad Chile está para cosas grandes en este Mundial o sólo para ser una comparsa.

El partido del viernes, entre Chile y España definirá a quién avanzará a octavos de final del campeonato, y quién debe volverse para la casa masticando la pena de la eliminación temprana. Todo se definirá en 90 minutos... 90 minutos en los cuales dos estilos agresivos chocarán frente a frente, dos elencos que entran a buscar el arco rival desde el primer minuto darán lo mejor de sí. La Roja de Chile, y La Furia Roja de España chocarán y sacarán chispas.

¿Cómo se la gana España? Para ello, Chile tiene que hacer su juego tradicional: apretarles la salida, hacer que se equivoquen y que no puedan dar más de dos o tres pases buenos. Mal que mal, España no está acostumbrado a rivales de tales características, lo cual podría desnudar las falencias defensivas de los hispanos.

Y no pongamos a la historia como protagonista: España no es Brasil ni Argentina, y su historia en mundiales se reduce a decepciones y fracasos (incluso hasta nosotros tenemos un tercer lugar y ellos no); y su exitoso presente a nivel de clubes se debe a que sus equipos como el F.C. Barcelona o Real Madrid están plagados de extranjeros de calidad, pero no porque el futbolista español en sí sea un "ganador por naturaleza". Aunque, claro está, la historia tampoco juega, pues ahí sólo serán once contra once.

lunes, 21 de junio de 2010

La Roja pasó la aplanadora para derribar el muro suizo...

Se sabía de antemano que Suiza sería un escollo difícil de superar. Esto basado en el antecedente de que los europeos cuentan con una de las mejores defensas de Europa, además del excelente portero Diego Benaglio, y un esquema extremadamente cauteloso. "El cerrojo suizo", o también "el muro suizo", funcionó como tal casi todo el partido. En verdad, el encuentro fue un monólogo de Chile atacando y los helvéticos despejando todo lo que era posible sacar, con tal de mantener el cero en el marcador.

Mal que mal, el empate era un muy buen negocio para los europeos, ya que en la última fecha cierran contra la discretísima Honduras. En cambio para Chile significaba dos puntos perdidos, que tendría que recuperar sí o sí jugando contra España en la última fecha. Al final, de tanto atacar, el gol chileno salió por cansancio: desborde de Esteban Paredes, centro aéreo que conecta Mark González de cabeza y a cobrar. La aplanadora de Chile, con todo su vértigo y pasión, tuvo su premio justo. Y también el no menos justo castigo para una Suiza timorata, que se dedicó por lo menos 80 minutos a contener a Chile, olvidándose por completo de hilvanar alguna acción ofensiva. La Roja fue una verdadera máquina, muy pero muy superior a los suizos, pero lo malo es que el resultado al final fue demasiado injusto en relación a como se presentaron las acciones en la cancha.

Ahora Chile puntea su grupo, el grupo H. Lo malo es que la débil Honduras no le dio ayuda alguna (aunque era obvio que así sería) y cayó frente a España. La tabla de posiciones quedó muy pareja, con Chile puntero, pero los hispanos y los propios suizos ahí atrás, pisándole los talones. Suiza cierra contra Honduras, y es casi obvio que ahí sumará tres nuevos puntos. Por ende, Chile estará obligado a no perder contra La Furia española para seguir en carrera. Pero ojo que eso tampoco es un gran requerimiento: Si Chile en verdad quiere ser campeón del mundo debe ser capaz de derrotar a España, o a cualquier equipo que le pongan al frente. Fútbol para ello hay, y ganas también...

viernes, 18 de junio de 2010

Chile VS Suiza: el esperado choque de dos mundos distintos

Puede que Chile y Suiza, como países, no tengan mucho en común. Uno queda en Sudamérica, el otro en el corazón de Europa. Uno es un país en vías de desarrollo, el otro es la segunda nación con mayor ingreso percápita del mundo. Chile exporta paltas y barras de cobre, Suiza produce relojes y cortaplumas. Tal vez lo único que tienen en común es que ambos son cruzados por una enorme cordillera: allá Los Alpes y acá Los Andes. Pero este lunes, esos dos mundos distintos chocarán, y con todo: la selección chilena de fútbol y la suiza medirán sus fuerzas en un choque que debería sacar chispas.

Los helvéticos llegan con un cartel no menor: en su debut vencieron por la cuenta mínima a España, un equipo que, para muchos, es uno de los favoritos para ganar el mundial. Ahí se pudo ver la que debe ser la principal arma de los suizos: su cerrojo defensivo, casi impenetrable incluso para una delantera tan avezada como la hispana ¿Cómo se le debe ganar a Suiza? Creo que la clave está en perforar esa verdadera muralla que ponen atrás: Suiza juega al filo, ya que apuesta porque su rival tendrá 7 u 8 ocasiones de gol, pero no convertirá ninguna. Hay que tratar de atacarlos en forma constante, durante los 90 minutos, porque Suiza espera atrás, y si se los acorrala, puede que se les logre anotar. España no pudo hacerlo, pero se perdió claras oportunidades de gol. Chile debe hacer lo mismo, pero no tiene que perdonar: este lunes será matar o morir, así de simple...

24 años después...

24 años tuvo que esperar Italia para volver a ser campeón mundial (desde 1982 hasta el 2006). Los mismos 24 años que tuvo que esperar Brasil (desde 1970 hasta 1994). Y justo este año se cumplen esos mismos 24 años desde México 86, último año en que Argentina lograra el título planetario ¿Coincidencia o no? Puede que sí, puede que no. Mal que mal, no es la única coincidencia que une a esa albiceleste con la de ahora: ambas llegaron al campeonato mundial en medio de críticas por su rendimiento previo, y en los dos equipos brillaba un zurdo bajito pero con un talento extraordinario (Messi y Maradona, a los que unía el hecho de portar el dorsal número 10).

Pero hay más: el tridente Messi-Tévez-Higuaín cada vez se parece más al de Maradona-Burruchaga-Valdano... y en ambas oportunidades estaba el propio Maradona en la delegación: primero como conductor y ahora como entrenador. Y por último, otro dato no menor: los dos torneos son fuera de Europa, lo cual toma cierta relevancia considerando que nunca un europeo ha sido campeón fuera de su continente.

A mi juicio, estas son demasiadas coincidencias como para no ser tomadas en cuenta a la hora de pensar en un favorito para ganar el Mundial...

miércoles, 16 de junio de 2010

Chile pasó su primera valla

"No hay mal que dure cien años" dice cierta cita popular. Claro: y 50 tampoco, porque 48 años tardó La Roja de Chile en volver a ganar un partido en un Mundial. Fue frente al combinado de Honduras, con gol anotado por el incansable Jean Beaseojour. ¡Que forma de gritar esa anotación!: si se sintió en todos los rincones del país el momento preciso en que las redes del arco norte del Mbombela Stadium se inflaron, producto del remate del delantero nacional.

El resto del partido fue un apretar contante de Chile, mientras que al frente Honduras parecía casi inofensivo, y sólo se limitaba a aguantar los embates de La Roja, que llegaban una y otra vez, tanto por el medio como por las puntas. En un mundial en donde casi todos los equipos, incluyendo a los eternos candidatos al título, han pecado de una mezquindad tremenda a la hora de ir a buscar el partido, Chile ha dado una lección de buen fútbol y de humildad.

Ahora se nos pone en el horizonte cercano el próximo duelo de "Chilito": la ultradefensiva Suiza, pero también tremendamente efectiva a la hora de atacar. Ojo que los helvéticos meten miedo tras su triunfo sobre España, pero justamente miedo es lo que menos padece Chile: porque este equipo tiene huevos de sobra, y no le tiene respeto a nadie, ni siquiera a la historia negativa de las últimas décadas, porque la Historia está hecha para romperse, y los muchachos de Bielsa ya comenzaron de buena manera.

martes, 15 de junio de 2010

Se acabó la espera: Chile vuelve al mundial...

Quedan poco más de nueve horas para el gran día, para aquella jornada que hemos esperado por ya 12 años: mañana Chile volverá a jugar en un Mundial, y tendrá la posibilidad de romper la negra racha de no ganar un partido en esa instancia desde 1962.

Es por eso, que mañana no habrán Chunchos ni indios, no habrá Derecha e Izquierda, no habrán ricos ni pobres. No, porque mañana, todos los chilenos seremos uno sólo, tirándole buenas vibras a La Roja, para que logre imponerse frente al combinado de Honduras, y comenzar con el pie derecho su participación en la XIXª Copa Mundial de Fútbol FIFA Sudáfrica 2010.

Ya sueño con una jornada memorable, con el momento en que la selección chilena salte a la cancha de Neilspruit (la ciudad sede del crucial encuentro). En ese instante, un mismo sentimiento unirá al árido desierto atacameño, a los gélidos fiordos del sur, a la templada playa de Hanga Roa, a la metrópolis de Santiago y al puerto eterno de Valparaíso. Sí, porque mañana la sangre roja, sangre araucana, recorrerá por nuestras venas, y el ya mítico "C-H-I" retumbará desde el Océano Pacífico hasta el mismísimo macizo andino. ¡Viva Chile!

lunes, 14 de junio de 2010

El dios Velociraptor: el dios de los reptiles

Los humanos le dan forma humana a sus dioses. O por lo menos, los representan como tal. Pero, ¿que pasaría si las vacas, los perros y los chanchos también tuvieran dioses?, ¿acaso le darían también aspecto de vaca, perro o chancho? ¿Y qué pasaría con los antiguos dinosaurios? De puro imaginarme un dios Velociraptor como que me da un poco de risa, aunque tal vez en verdad exista ese engendro.

¿Cómo sería el dios Veloraptor? Me lo imagino como un tipo amigable, sobre todo con los animales. Onda, así como un pacifista-ecologista, pero que a la vez no sería tan bueno para perdonar como el dios de los humanos. El dios Velociraptor no perdona, sino que se venga de quienes se ríen de su aspecto.

El dios Velociraptor no pide que crean en él. Es más: le da lo mismo si nadie cree en él, porque es un tipo individualista y muy ególatra, que con el sólo hecho de alabarse a sí mismo, le basta y le sobra. Su única preocupación es lograr proteger a todos esos animales que son cazados y asesinados por el hombre en forma injusta y sanguinaria, aunque sabe que eso es casi imposible de lograr.

¿Cómo es su relación con los humanos? Pese a todo, es buena, aunque sabe que su religión no es popular entre ellos. Esta deidad es popular en el mundo animal, principalmente entre los reptiles y algunos anfibios que han logrado cuestionarse sobre los principios filosóficos de la existencia. Pero claro, con la desaparición de los dinosaurios, el culto hacia el dios Velociraptor ha disminuido notablemente, aunque aún quedan criaturas escamosas muy fieles hacia la imagen de este personaje enigmático... e incluso algún humano que ya no tenga Fe, puede llegar a sentirse iluminado por este engendro divino.

domingo, 13 de junio de 2010

El Mundial de África, "El Continente Olvidado"

Ya se han disputado varios partidos de este Mundial que comenzó hace unos días. Más allá de la emoción típica que a uno le produce el hecho de que se dispute este torneo que es cada cuatro años, hay otro factor que lo hace ser aún más especial: este es el primer Mundial que se disputa en África, el continente negro, el continente olvidado...

El hecho de ver a los niños de esos países con la felicidad de sentirse por alguna vez el centro del mundo es algo que reconforta. Puede que sea una alegría efímera para los habitantes de esos países, pero no deja de ser un hito importantísimo, de como por primera vez los ojos de todo el orbe se centran en África y no para dar a conocer alguna desgracia humanitaria.

Además, es una oportunidad espectacular para que los africanos puedan mostrar a todos su rica cultura, sus costumbres ancestrales, y el carácter bonachón de su gente, los cuales tratan de mirar con optimismo la vida, pese a que muchas veces les es demasiado adversa.

Durante todo este mes, no sólo Sudáfrica, sino que todo África, será el centro del mundo. Y ojalá que eso sea el comienzo de un futuro mejor para estas personas, cuyos antepasados fueron justamente los pioneros de la especie humana, ya que ahí es donde están los primeros cimientos de la Humanidad.

viernes, 11 de junio de 2010

Un patrón AZUL en la zaga charrúa

Ya comenzó a rodar la pelotita. La XIXª Copa Mundial de Fútbol FIFA Sudáfrica 2010 ya es una realidad, y con ello los ansiados partidos inaugurales de dicho torneo: el local recibiendo a México y de fondo la selección uruguaya contra Francia.

Dentro de ambos partidos, destaco el segundo, pero no precisamente por la calidad de juego, ya que este choque de hecho fue mucho más aburrido que el empate de africanos y aztecas. El lance entre La Celeste y Les Bleus también termino igualado, pero sin goles. Ahí, tal vez uno de los principales responsables de que el marcador se mantuviera en blanco fue, como no, el central charrúa Mauricio Victorino, defensa de la "U".

Sobrio y sólido, aunque con un comienzo dubitativo, Victorino se logró afirmar para terminar siendo uno de los destacados de la jornada. Da gusto ver a este tipo tan fiero luchando y guapeando a ese nivel... y pensar que pertenece a los registros de la "U". Hoy, como hace mucho tiempo no se veía, se vio a un Azul brillando con luces propias y siendo el patrón de una de las selecciones más aguerridas del planeta fútbol: La Celeste de Uruguay.

miércoles, 9 de junio de 2010

¡Qué injusta es la vida para algunos cetáceos!

El mundo en el cual vivimos es cruel. Es cruel para el humano, pero mucho más lo es para nuestros hermanos cetáceos. Mientras todos nosotros pensamos en el Mundial de fútbol, siendo esta la principal noticia en todos lados (y con justa razón), hay otra noticia que ha pasado totalmente desapercibida: un pequeño delfín, de poco más de un metro y que habita en las costas de Norteamérica, conocido como "la vaquita marina" (Phocoena sinus), se acerca a pasos agigantados hacia el fin de su existencia.

En efecto, el número total de los ejemplares de esta poco afortunada especie se ha contabilizado justo en 250 individuos. Víctimas habituales de la cacería despiadada o de la misma contaminación que destruye su ecosistema, las vaquitas marinas no sólo la están pasando mal: la están pasando pésimo. Y lo peor es que nadie hace nada por evitar lo que ya parece inevitable: su extinción definitiva.

Así, no sería de extrañarnos que este simpático mamífero en los próximos años termine sus días, de la misma forma en que le sucedió en su momento al pájaro dodó, y que en el futuro sólo sea posible verlo en fotos y videos. Mal que mal, a pocos parece importarle esto: es un tema demasiado "aburrido" si lo comparamos con el Mundial de fútbol o con los programas de farándula.

lunes, 7 de junio de 2010

El perro cachero


"Preparen... Apunten... ¡Fuego!"

Así se prepara día tras día, noche tras noche, este cuadrúpedo conocido en todos lados como "El perro cachero", por su afinidad compulsiva al sexo. Tal cual como hay drogadictos y alcohólicos borrachos, este peludo animal se la pasa todo el día pensando precisamente en el bendito sexo, y practicando nuevas posiciones para llegar a ser un verdadero "cañón perruno", aunque no precisamente de balas...

miércoles, 2 de junio de 2010

Italia 90: el punto de inflexión

Ya son varios años que llevo viendo fútbol. Y si algo me he percatado con ello es que el fútbol de ahora no es similar al de antes. Podría clasificar dos vertientes dentro de la historia de este deporte: los tiempos clásicos y los tiempos modernos.

Durante el Período Clásico, habían muchos más espacios para jugar, se daba más rienda suelta a la creatividad de los genios, y más libertad en el accionar. Por el contrario, el Período Moderno se caracteriza por mucho pressing al rival, defensas que se anticipan a las jugadas y que no dan un milímetro de ventaja, un juego donde el estado atlético es tanto o más importante como el virtuosismo personal. Para bien o para mal, el fútbol ha cambiado, e Italia 90 fue el punto de inflexión en ello.

Así es. El campeonato jugado en la bota itálica en esa fecha marcó un "antes" y un "después" en este deporte. Nunca antes había habido una defensa tan hiper profesionalizada como la de Italia, que contaba con tres bastiones como Franco Baresi, Guiseppe Bergomi y Paolo Maldini. Además, ahí se juntaron un grupo de futbolistas de técnica depurada y trato elegante del balón, pero que también eran aguerridos luchadores en el mediocampo: los llamados "volantes mixtos", grupo del cual Lothar Matthaus, Ruud Gullit y Dunga eran ejemplos destacables. También escuadras ultradefensivas, pero exitosas, que apostaban por la definición a penales desde el primer minuto, a sabiendas de que esa era precisamente su mejor arma: me refiero a la Argentina de Carlos Salvador Bilardo y de su arquero ataja penales, Sergio Javier Goycoechea.

Para mí, sin dudas ese fue el Mundial más emocionante que he visto. Y, por qué no decirlo, el mejor.

Ver a un archi suplente, como el delantero siciliano Salvatore Schillacci, coronarse como el máximo goleador del campeonato, o al tercer arquero de la albiceleste (me refiero a Sergio Javier Goycoechea) atajarle dos penales a Yugoeslavia y otros dos a Italia, fue algo notable. Y ni hablar de la alegría, la pasión, el color y el buen fútbol que aportaba Camerún: su estrella era Roger Milla, un talentoso delantero de 38 años que ya estaba apunto de retirarse, aunque igual volvería a actuar cuatro años más tarde en USA 94, ya con 42 años. Y, como no, la Alemania campeona con su paso arrollador, que era una verdadera aplanadora, un equipo casi perfecto.

Todos esos factores le dieron un condimento especial a ese Mundial. Puede que haya sido el con promedio más bajo de goles en toda la historia, pero eso no importa. El nivel de los partidos era de tal emoción, el ritmo y la pasión, que creo que fue a partir de aquel campeonato es que me hice fanático de este deporte. Si no habían tantos goles, creo que era más que nada por el alto nivel de los bloques defensivos, que ya no eran tan permeables como lo eran hace cuatro u ocho años atrás. Si ahí también hubieron partidos impresionantes, como el 3 a 2 de Inglaterra sobre Camerún, el 2 a 1 de Alemania a Holanda o el triunfo de Argentina a Brasil por la cuenta mínima.

¿Qué más? Nunca, y ojo que creo que NUNCA más, se volverán a jugar tal pléyade de figuras en un sólo campeonato. Anoten: Diego Armando Maradona, Roberto Baggio, Lothar Matthäus, Andreas Brehme, Claudio Paul Caniggia, Roger Milla, Rober Prosinecki, Jurgen Klinsmann, Franco Baresi, Emilio Butragueño, Marco Van Basten, Dunga, Bebeto, Guiseppe Giannini, Ruud Gullit, Romario, Bebeto, Frank Rijkaard, Paul Gascoigne, Enzo Francescoli, Paolo Maldini, Gary Lineker, Gianluca Vialli, René Higuita, George Hagi, Thomas Ravelli, Carlos Alberto Valderrama y Jorge Luis Burruchaga, son algunos de los nombres más descollantes.

Por esto y mucho más, Italia 90 fue mucho más que el último de los mundiales de la Guerra Fría: fue el punto de inflexión en el desarrollo del fútbol, y también el punto más alto, que han tenido los mundiales.

Cuando sea viejo, quiero ser como Berlusconi

Viejo Califa....
Viejo Takillero...

Viejo "cachero"...
Viejo "Pez gordo"...
Este es don Silvio Berlusconi: el honorable Primer Ministro de Italia... cuando yo sea viejo quiero ser como él, ¿o mejor no?
...
...

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Santiago, Santiago, Chile
Este Blog está dedicado a SPIKE (26 de Junio de 1996 - 31 de Marzo de 2008 )