domingo, 31 de enero de 2010

Cómo se le dio vuelta la tortilla a la Concertación

Hasta hace poco tiempo, la Concertación siempre aludía a los supuestos atropellos a los Derechos Humanos durante el gobierno del general Pinochet para ganar las elecciones, o bien para desviar la atención pública. Era su exclusivo caballito de batalla que les permitía imponerse a las pretensiones de la Derecha una y otra vez. Así fue como este aparataje les dio buen resultado en un sinnúmero de oportunidades.

Pero no contaron con que la gente se iba a terminar por aburrirse del mismo discurso que ya tenía más de 30 años. La gente no es tan tonta, y muchos ya se habían dado cuenta que no estábamos en la Guerra Fría. Ahora esas palabras suenan repetitivas, añejas y pasadas a odio y resentimiento. Por eso fue que se le dio vuelta la tortilla a la Concertación: la misma estrategia que le dio la aprobación de la gente en incontables ocasiones terminó por dejarlos sin renovación, como unas momias del pasado. Ahí apareció un tipo con carisma, como lo es Sebastián Piñera, diciendo que había que hacer borrón y cuenta nueva y que no valía la pena quedarse pegados en el pasado, lo cual le valió ser electo nuevo presidente de Chile.

No quería ser majadero con el tema, ya que admito que hace rato que estoy haciendo leña con al árbol caído, pero por otra parte el conglomerado de la Concertación en cierta medida se lo merecen, porque sembraron mucho odio y resentimiento entre la gente por durante 20 años. Como dicen por ahí: "Dios castiga pero no a palos", y a la Concertación los castigó con una derrota electoral, algo que les cayó como una estocada a su prepotencia y arrogancia.

La idea es sólo por hacer incapié en algo sorprendente de la política: que el mismo discurso que te puede hacer ganar miles de veces, si no lo cambias al final se termina convirtiendo en la piedra en el zapato de dicha coalición. Eso se vio ahora en la Concertación, quienes no supieron comprender que la política es algo dinámico que va cambiando, no una especie de estatua que se queda pegado en el mismo conflicto por durante 30 años.

martes, 26 de enero de 2010

Otra cosa es con guitarra... ¡¡¡Grande METALLICA!!!

Por fin pude saldar una deuda pendiente con mi fanatismo rockero: ver a Metallica en vivo. Si bien me ausenté en sus dos venidas anteriores, durante la década de los 90s, siempre había tenido ganas de estar ahí, retumbando con los temazos thrasheros de los cuatro jinetes del Apocalipsis.

La espera fue larga. Pero al ver sobre el escenario al legendario James Hetfield, con su barba de chivo estilo viquingo, en compañía del potente batersita Lars Ulrich, de ese tremendo guitarrista que es Kirk Hammet, y del bajista Robert Trujillo, reclutado de las filas del incombustible Ozzy Osbourne, fue algo que me hizo saltar y gritar "yeahhhh" con gran emoción.

Pocos grupos encarnan tan bien lo que fue el Trash Metal de la década de los 80s y a la vez el Hard Rock de los 90s como lo es Metallica. Claro, no faltan quienes lo critican por esta curiosa mutación en su estilo, pero en lo personal, encuentro que eso fue algo totalmente válido en su carrera: total, a esas alturas, cuando salió a la venta el disco "Load", Metallica había hecho tanto que tenía todo el derecho a experimentar.

Temas que son verdaderos himnos del rock de los últimos 30 años, como "One", "Enter Sandman" y "Master of Puppets" sonaban al acorde del bajo galopante de Trujillo, que intenta hacer borrar el recuerdo de sus antecesores Jason Newsted y Cliff Burton. Además, la voz raspada de Hetfield, que ya es un ícono del rock pesado, los solos casi burlescos de Hammet y la batería estridente del danés Ulrich, ya forman parte de esta verdadera institución que se niega a morir, pese a que muchos alguna vez dieron por muerto a Metallica.

Así es Metallica. Una banda que no muere. Puede pasar por recesos o, como todo grupo formado por humanos, dolorosos bajones. Pero morir sí que no se le está permitido. Es que Metallica ya está entre los grandes, y haberlos tenido frente a mí fue algo increíble. De más está decir que por algo esta banda metalera confirmó que es una de las favoritas para el público chileno, con un arrastre sólo comparable al que posee Iron Maiden.
Después de haberlos escuchado, mientras caminaba a tomar la micro de regreso a casa, me preguntaba "¿Qué cresta se habrán fumado estos cuarentones de Metallica, que después del bajón volvieron en gloria y majestad?". Tal vez no pueda responder esa pregunta, pero tampoco vale la pena hacerlo. Acá lo que vale la pena es disfrutar la música, la buena música.

domingo, 24 de enero de 2010

Pinilla: el retorno del hijo pródigo

De un tiempo hasta esta parte, ha irrumpido nuevamente el futbolista Mauricio Pinilla, una especie de "hijo pródigo" del fútbol chileno: el tipo que tenía todo para triunfar, pero que él mismo se perdió entre tanta salida nocturna, escándalos y mujeres (bastante atractivas por lo demás).

Pinilla ha vuelto con todo a hacer lo que más sabe hacer: goles. Tal vez motivado por la clasificación de Chile al Mundial de Sudáfrica, se ha percatado de que la selección carece de centrodelanteros de alto nivel, aparte de Chupete Suazo. Obvio que el retorno del llamado "Pinigol" ha despertado suspicacia entre muchos de sus numerosos detractores: porque su figura de por sí genera cierto rechazo... aunque a mí me simpatiza, porque es como un chico rebelde, como un si fuese un rock-star que vuelve desde el mundo de ultratumba. En el fondo, el retorno de Mauricio Pinilla tiene algo en común con el del rockero Eric Clapton a los escenarios, hace un par de décadas: los dos son tipos que se tiraron en picada contra todos, y mostraron el lado más oscuro de sí, pero retornaron para mostrar que aún se la podían.

Ahora está la duda si Marcelo Bielsa lo llama o no para probarlo antes del Mundial. Claro: sólo como una alternativa previa en partidos amistosos, pero algo es algo. Uno de los grandes problemas es que Pinilla es goleador, pero en un equipo de segunda división de Italia. Pero, ¿por qué no convocarlo si muchos de los seleccionados chilenos juegan en clubes tanto o más mediocres aún? Anótese: Claudio Bravo, Gonzalo Jara y Carlos Carmona (todos titulares en La Roja) actúan en clubes de segunda división de Europa; Matías Ferández juega con suerte tres minutos cada dos partidos en el Sporting de Lisboa; Chupete Suazo es titular en el peor equipo de España, y Fabián Orellana es suplente en el segundo peor. Además está el caso de Jorge Valdivia, que es figura en una liga casi amateur (la de los Emiratos Árabes). ¿Por qué no darle una oportunidad a Pinilla entonces?

Mal que mal, lo único que parece que Bielsa no perdona es al jugador que deje de luchar, y Pinilla está acostumbrado a luchar: contra la adversidad, contra la envidia, contra sus adversarios y contra la prensa. A Pinilla se le pueden criticar muchas cosas: que es carretero, que ha sido poco profesional en su carrera, que es la eterna promesa del fútbol chileno, entre otras. Pero lo único que no se puede decir de él es que sea un cagón cuando se coloca la polera de Chile, porque ahí siempre aperra... igual que el viejo Clapton cuando toma su guitarra Gibson y toca la clásica "Cocaine".

sábado, 23 de enero de 2010

Las extrañas manías de la política actual

En las últimas elecciones presidenciales, todos los candidatos hablaban de "renovación" y de llenar el gobierno de caras nuevas, de gente joven. Eso suena bien, pero me pregunto ¿no deberían priorizar más la experiencia, la trayectoria, y al fin y al cabo el conocimiento, más que el sólo hecho de ser "joven"? Porque eso de la juventud le acomoda más bien a un equipo de fútbol que a un ministerio. En un equipo de fútbol es bueno tener figuras que sean vitales, para que corran cada pelota. Pero en política es más importante el criterio, y da lo mismo si un ministro tiene 60 años, si en el fondo, va a estar todo el rato sentado detrás de un escritorio. Creo que acá el ideal a buscar, independientemente de la edad, deberían ser características como la honradez, el conocimiento y la búsqueda del Bien Común.

Eso me suena al discurso casi demagógico de Michelle Bachelet, que pretendía poner un gabinete con paridad entre hombres y mujeres... ¡Eso está bien para una teleserie, pero no es algo totalmente necesario en la política! Para la otra se les ocurre poner un ministro de cada signo zodiacal, o uno que sea hincha de cada equipo de fútbol. En fin, ahora en la política se discute más la forma que el fondo, porque este tipo de factores, como la edad o el género de los ministros, sólo forman algunas de las extrañas manías imperantes en la política actual.

lunes, 18 de enero de 2010

Saurópodos: Gigantes entre gigantes

El Seismosaurio, con sus 50 metros de largo, fue el dinosaurio más grande que se haya conocido. Él, al igual que otras bestias titánicas, como el Brontosaurio, el Diplodocus, el Brachiosaurio o el Argentinosaurio conformaban una familia de criaturas que cuando caminaban, en verdad, hacían temblar el piso. Estos eran los llamados Saurópodos, los más grandes en la época en que el planeta estaba habitado por gigantes.

Un cuello excepcionalmente largo, una cola que no parecía tener fin, cuatro gruesas patas y una cabeza desproporcionadamente pequeña en relación al monumental tamaño de su voluminoso cuerpo, eran los denominadores físicos que atravesaban tangencialmente casi a todos los saurópodos que alguna vez existieron durante los períodos Triásico y Jurásico.

Hervíboros por excelencia, los saurópodos caminaban en mandas aplastando todo a su paso. Esta peregrinación era para protegerse de los feroces Terópodos, que los observaban a la espera de que alguno se quedara atrás. Caminaban de laguna en laguna, y de bosque en bosque, buscando lo que era vital para ellos. agua para beber y mantenerse húmedos, y follaje de los árboles para alimentarse.

En fin, así era la vida para estas gigantescas criaturas: los más grandes entre los grandes, los gigantes entre gigantes. Maravillas de la evolución, pero a la vez leyendas del pasado.

¡Y la Centroderecha llegó al poder!

¡Por fin se fue la Concertación! Ahora, después de más de 50 años, la Centroderecha asume el poder en Chile, después de ganar una elección democrática. Estoy contento por ello, me siento parte de este logro, porque aporté con mi voto, que es la forma de aportar a la democracia que puede tener uno. Desde acá, le envío todas mis felicitaciones al nuevo presidente electo, Sebastián Piñera Echeñique.

Pero, tampoco puedo ser tan iluso. Jamás podría andar por la calle diciendo "llegamos al poder" o cosas así por el estilo. La vida es dura, acá cada cual se rasca con sus propias uñas. Fue la Centroderecha la que llegó al poder, no yo. Ellos que se dediquen a gobernar y a hacerlo bien, que yo me dedicaré a tratar de salir adelante por mis propios medios. Claro: si me llega ayuda de arriba, muchas gracias... pero como lo más probable es que para mí las cosas no cambien mucho, sólo me queda seguir esforzándome y luchar por mis ideales, como siempre ha sido.

sábado, 16 de enero de 2010

El musculoso Perro Bestia

Usualmente camina en sus cuatro extremidades, como todo perro. Pero Perro Bestia tiene la facultad de además ponerse de pie y transitar como un bípedo por las calles. Su comportamiento no es el de un canino común y corriente. Su aspecto, menos.

-¿Qué te dio por convertirte en una criatura tan bestial, Perro Bestia?
Desde pequeño, siempre fui medio deportista. Pero lo más importante: me encanta sentirme temido y respetado por el resto. En mi manada, me impongo ante todos.

-Dicen que el perro es el mejor amigo del hombre ¿Compartes esa opinión o por ser medio bestial no crees que sea tan así la cosa?
No me llevo mal con los humanos. Pero cuando tengo hambre, no le hago el quite a comerme a alguno. Aunque no tienen buen sabor tampoco. Pero el ideal es que no sean muy huesudos, ni tampoco con demasiada grasa, que me da como asco eso.

-¿Y a qué te dedicas tú?, ¿cuál es tu profesión?
Soy luchador de lucha libre y físicoculturista. También me han contratado como asesino a sueldo, pero eso es cuando ando ya muy necesitado de dinero.

Como habrán apreciado, Perro Bestia es un tipo duro, de pocas palabras, pero seguro de sí mismo. Es la encarnación de Terminator en versión perruna: por lo menos así lo demuestra su comportamiento y su brutal apariencia física.

Progresismo a la chilena

La palabra "Progresismo" nació en el siglo XIX para asignárselo a partidos o grupos políticos que tenían una idea que ellos consideraban "progreso". Hoy en día, la idea del progresismo pega con fuerza en Chile. Claro que acá es un progresismo a la chilena, que tiene más de su antepasado del siglo XIX que del momento actual en que vivimos, en pleno siglo XXI. A continuación pongo 10 motivos para ejemplificar las curiosidades de este patológico "progresismo a la chilena":

1) Se preocupan en extremo por lo social, pero nada de eso lo ponen en práctica: todos viven como reyes, y sin embargo acusan de "momios" a sus opositores, pero ellos no predican con el ejemplo ¿Cuántos líderes progresistas chilenos viven en Lo Prado, Cerro Navia, Conchalí, Lo Hermida o La Legua? Ninguno.

2) Aún sigo sin entender el concepto de "progreso" que tienen. El crecimiento económico de Chile hace años que no aumenta, como sí lo hace la cesantía ¿Qué tipo de progreso es ese?

3) Siguen pegados con temas típicos de la época de la Guerra Fría y aún no pueden dejar de lado a su caballito de batalla, que es ser "opositores o simpatizantes de Pinochet", el cual es el mismo tema del que vienen hablando hace 30 años. Es decir, critican a la derecha de quedarse pegados en el pasado, perro ellos son mucho peores.

4) Critican los atropellos de los Derechos Humanos hechos durante el gobierno del general Pinochet, pero muchos de ellos son admiradores o simpatizantes del Che Guevara, Fidel Castro, e incluso apoyaron al criminal Erick Honecker cuando se vino a vivir a Chile a principios de los 90s. Inconsecuencia pura, por decirlo de alguna forma.

5) Se preocupan en extremo por los derechos de los narcotraficantes y delincuentes, en detrimento de los de la gente decente, que termina siendo víctimas estos grupos de antisociales.

6) Están en favor del aborto, es decir de matar a un embrión inocente, pero en contra de la pena de muerte cuando un asaltante mata a una de sus víctimas.

7) Según las propias palabras de un "icono progresista" (Narco Enríquez Ominami): "Les vamos a aumentar los impuestos a las empresas, pero no a las personas". A él le pregunto "¿Acaso las empresas están conformadas por caballos o rinocerontes?"... ¡plop! Estos individuos parece que ignoran que la gran mayoría de los chilenos trabaja para algún privado, y sólo un porcentaje muy pequeño en empresas estatales, por ende, al aumentarle los impuestos a los empresarios, inevitablemente van a hacer que éste tenga que contratar menos gente, y así aumentará la cesantía. Tan fácil como sumar 2+2, pero parece que a los genios progresistas aún no les cae la teja.

8) Algunos de ellos se jactan de ser ecologistas y defender los derechos de los animales. A ellos les pregunto: ¿Qué han hecho en contra de la pesca de arrastre en estos 20 años de la Concertación? y también ¿Por qué en los últimos tres cambios de mando, las decenas de perros vagos que viven alrededor del Palacio de La Moneda desaparecen misteriosamente y para siempre?

9) ¿Todavía creen que "más Estado" es "más progreso"? ... Sin comentarios. Lo único que hace crecer la economía de los países es la Economía Social de Mercado. La evidencia empírica así lo demuestra: las grandes potencias del mundo todas poseen el sistema de Libremercado.

10) La gran mayoría de ellos defienden a rajatabla el Transantiago, pero eso es porque nunca han tenido que esperar la micro afuera del Metro Cal y Canto para ir a Renca un día domingo a las siete de la tarde o porque jamás han tenido que tomar el metro en la Estación Los Héroes a las 7:30 P.M. con dirección hacia Las Cisternas, o en Baquedano a la misma hora para ir hacia el poniente. Su nivel de ideologización es tal que la vista se les nubla y no los deja ver lo que es evidente. Acá dejo una foto del metro en esas circunstancias, para que me crean a lo que me refiero.

Al final, en Chile el Progresismo termina siendo un término confuso y ambiguo, que se traduce en un híbrido amorfo que ni siquiera sus simpatizantes son capaces de definir.

viernes, 15 de enero de 2010

Iglesia Sacramentinos: La cúpula del tiempo

Siempre he pensado que la Iglesia de los Sacramentinos es como esas mujeres que tienen 30 pero parecen de 50, pero que igual se ven bien. En este caso, este ya casi centenario templo parece que fuese aún mucho más antiguo.

Pero lo que más me llama la atención de esta imponente edificación, aparte del tamaño, es su cúpula. En arquitectura, si hay algo que me causa admiración son las cúpulas. De hecho, los antiguos simbolizaban la perfección con las cúpulas, era como que se sentían más cerca de Dios. Por eso que antes los templos más importantes usaban cúpulas.

Como cambian los tiempos. En la arquitectura actual predominan las líneas rectas, pero parecen haberse olvidado por completo de la perfección de las cúpulas. En verdad es como que si a los arquitectos de ahora no les pasaran ramos de estética o similares. No entiendo los criterios para construir que priman en nuestros días.

Tal vez por ello mismo que más me gusta permanecer con la mirada perdida en la cúpula de Sacramentinos. Es como que ahí no transcurriese el tiempo, como que si éste se hubiera detenido. También es para poder observar una arquitectura perfecta, que me abstraiga del mundo actual: el de los gustos perdidos y extraviados... o simplemente, ausentes.

Algo bueno que tenga el narigón...

Todo lo que se diga de Sebastián Piñera son sólo suposiciones. Lo único concreto acá es que el otro candidato, Eduardo Frei, cuando fue presidente tuvo un gobierno patético: detuvo el crecimiento económico de Chile, indultó a delincuentes y criminales, y convirtió a Chile en un paraíso para la corrupción y la burocracia estatal.

Pero dentro de tanta basura, algo bueno tenía que tener el narigón Frei: durante esos años de gobierno se la jugó para traer de vuelta al general Pinochet, que estaba detenido en Londres. No todo podía ser tan malo en tan despreciable personaje.

miércoles, 13 de enero de 2010

Los acorazados de la Era Terciaria

Una de las familias de dinosaurios menos conocida por la mayoría de la gente son los Tireóforos ¿Qué gracia en particular tenían este grupo de animales prehistóricos? Que eran verdaderos tanques acorazados, provistos de una piel durísima y casi impenetrable.

Su aspecto rechoncho y corpulento era complementado con púas en la cola (como lo era el Stegosaurio), o a veces caparazones con placas que le daban una apariencia rocosa. En otros casos, también cuernos y hasta un verdadero mazo en su cola (el caso del Anquilosaurio).

En general la morfología de estos reptiles que habitaron el planeta desde el Triásico hasta bien avanzado el período Cretácico era bien heterogénea. Habían algunos de cabeza pequeña, otros enormemente cabezones, algunos altos y con crestas en su dorso, lo cual realzaba su estatura, pero también existían los que eran chatos y aplanados. El patrón común era ser cuadrúpedos y tener la misma pelvis que poseen las aves actuales. Es decir, eran ornistiquios.

Al verse amenazados, incluso eran capaces de pararse sobre sus patas traseras y así mostrar el volumen descomunal de su enorme cuerpo . Pese a que podían resultar intimidantes, se trataba de criaturas pacíficas, hervíboros que pasaban todo el día comiendo plantas, y que sólo atacaban para defenderse de la ofensiva de sus no menos temibles predadores.

Me M.E.O. en la inconsecuencia

En el mundo de la política, Marco Enríquez Ominami, "M.E.O." para sus simpatizantes,siempre fue un vil payaso. Un payaso con arrastre, pero payaso al fin y al cabo.

La supuesta fama de "chico díscolo" que le atribuyen nunca me la creí. Siempre sospeché que eso de que estaba "contra la Concertación" era un simple volador de luces. Desviar la atención pública, y pocos días antes de la crucial segunda vuelta, "se iba a dar vuelta la chaqueta", o más bien iba a volver a donde su corazoncito siempre estuvo: en el seno de la Concertación, agarrado de la pollera de la sobrevalorada presidenta Bachelet, del narigón Frei y de su banda de secuaces.

Ahora, el díscolo patético vuelve con la cola entre las piernas, porque prefiere estar nuevamente en su manada concertacionista, en vez de andar patiperreando sólo y haciendo el loco. El hombre que se jactaba de su consecuencia terminó siendo terriblemente inconsecuente. Pero en verdad, tampoco me extraña tanta inconsecuencia en un tipo que es hijo de un ex terrorista del M.I.R., pero que vive en La Dehesa y está casado con la cuica Karen Doggenweiler, pero a la vez cuando puede le tira caca a los empresarios y peces gordos, es decir, a sus propios vecinos ¿Eso es alguien consecuente?... Yo soy la Caperusita Roja entonces.

Tal vez este inconsecuente personaje, en el fondo, siempre fue una especie de "palo blanco", un monigote puesto ahí por la Concertación para arrastrar los votos de los indecisos hacia ese sector, y en el momento clave tratar de endosárselos a una candidatura como la del narigón Frei, que no entusiasmaba ni a su volátil esposa, "la Martita".

¿Acaso ahora se vende, al igual que su papá postizo, el senador Carlos Ominami?, ¿tantas son sus ganas de quedarse con nada, es decir con alguna subsecretaría en un hipotético gobierno del narizota? Estas y otras preguntas se me pasan por la cabeza en este momento ¿Pero qué pensarán también los miles de ingenuos que votaron por él en primera ronda, creyendo que encarnaba "el cambio"?

¡¡¡Si hasta Diego Armando Maradona, con su frase "Que la chupen y la sigan chupando" mostró mucha más consecuencia que este vago de mierda!!! Simplemente me M.E.O. en la inconsecuencia de M.E.O.

martes, 12 de enero de 2010

Y la Pesca de Arrastre... ¿cuándo?

Ya no me llama la atención ver los debates presidenciales. Son siempre, o casi siempre, lo mismo. Aunque igual los termino viendo, más que nada para mantenerme informado de lo que pasa acá en Chile.

Pero lo que más me duele es que, al parecer, a nadie le interesa el tema de acabar de una vez por todas con la nefasta Pesca de Arrastre, la cual día a día barre los mares del mundo, acabando con todo tipo de vida, sin discriminación.

Siempre lo he dicho y mantengo mi opinión: el día en que un candidato, sea cual sea, y del partido que sea, se comprometa a terminar con la pesca de arrastre en nuestro país, podrá contar con mi voto seguro. Lamentablemente ayer, una vez más, quedó desmostrado que este no es un tema prioritario para los políticos: al parecer a ellos les interesa bastante poco el futuro de la vida animal en los océanos, y están más pendientes de otros problemas bastante más mundanos y menos trascendentales.

Aunque los políticos y los candidatos no estén ni ahí, yo igual le digo ¡¡¡NO a la pesca de arrastre!!!

lunes, 11 de enero de 2010

Ya cagó "la Concerta"

Siempre lo dije: mientras el general Pinochet estuviera vivo, la Concertación iba a ganar todas las elecciones presidenciales que se presentaran. Eso porque, cada vez que la Concertación se veía con la soga al cuello, sacaban a flote algún problema relacionado con Pinochet para desviar la atención pública. Pero eso ya parecía escandaloso. Pero como él ya no está vivo, no tienen a qué aferrarse para desviar la atención de los medios.

Tras la muerte del general, la Concerta trató de desviar hacia ese lado la opinión pública en repetidas oportunidades, pero los resultados siempre terminaron siendo irrisorios. Una vez se les ocurrió que el difunto Pinochet tenía una fortuna en lingotes de oro tal que era mayor que el dinero que tiene Bill Gates o cualquier magnate petrolero. Ridículo, por de
cirlo de alguna forma. De ahí sacaron que Pinochet tenía un hijo en Ecuador. Pero ese supuesto hijo no resultó ser tal y se tuvieron que tragar sus palabras. A partir de ahí, en el llamado "segundo piso" de La Moneda cada vez ha tenido que cruzar más los dedos con que gane la selección de fútbol, o con que caiga un meteorito en Ruanda, para que los medios no saquen a flote los condoros que se mandan día a día.

Así de simple. Ya sin el general Pinochet, no tienen a quien tirarle su propia mierda. Y como se diría en buen chileno: "La mierda ya les llegó al cogote", y para las elecciones de este domingo les será imposible salir a flote entre tanta caca que han sembrado durante estos 20 años de gobiernos corruptos.

domingo, 10 de enero de 2010

Cuando camines, mira el piso...

Aunque sea un poco aburrido, extraño o como quieran decirlo, siempre cuando camino, voy mirando el piso ¿Por qué esta extraña costumbre? Primero que todo, para no tropezarme. Pero mayormente por evitar continuar con un holocausto que, diariamente, se lleva en las calles del mundo: cerca de cinco millones de hormigas mueren aplastadas por los humanos.

La mayoría de las hormigas que perecen bajo nuestros zapatos son por un acto involuntario, porque no nos damos cuenta. Aunque lo que da rabia es cuando hay algunos que lo hacen a propósito, sólo por hacerles daño. Eso sí que me parece inadmisible.

En fin, sea como sea, creo que no cuesta casi nada hacer un mínimo esfuerzo y mirar un poquito más al caminar. Con eso podríamos evitarle la muerte a varios miles de esos millones de hormigas que, en forma súbita, quedan reventadas en las suelas de nuestros zapatos.

sábado, 9 de enero de 2010

"Slow Hand"

Hoy en día, se habla mucho de la velocidad de los guitarristas, de que uno toca más rápido que el otro, que son más vertiginosos. Todo esto, así como si "velocidad" fuera sinónimo exclusivo de "calidad".

Sin dudas que, en el mundo del Rock, eso es importante, y mucho. Pero no menos importante lo es la sensibilidad, el feeling que se tenga al usar ese fantástico instrumento de las seis cuerdas.

A quienes no estén de acuerdo conmigo, les recuerdo que existe un tipo que toca la guitarra en forma muy pausada, con harto relajo, pero con gran pasión. Por su forma de interpretar su música, es conocido como "Slow Hand" ("Mano Lenta"). Su nombre es ERIC CLAPTON, ¿les suena acaso?

jueves, 7 de enero de 2010

"La foto de la foto"

Como buen fotógrafo aficionado, siempre deseé hacer esto: sacar la foto de la foto. Es decir, mientras alguien se aprestaba para inmortalizar una imagen de otra persona o de algún grupo, yo tomar la foto de eso. Sé que suena asqueroso de ocioso, pero es una suerte de fetichismo que siempre quise cumplir.

Claro que la vez que lo intenté, me salió aún mejor de lo estipulado, pues además se atravesó un perrito muy capo por delante, pero con cara de triste. Lo idea l fue sacarle la foto a él y detrás el grupo de peces gordos posando en el frontis del Palacio de Tribunales.

domingo, 3 de enero de 2010

El elefante efervescente

"Effervescing Elephant" (Elefante Efervescente) se llamaba la canción bastante psicodélica que, en 1962, compuso un chico de tan sólo 16 años ¿Qué nombre puede ser más lisérgico que "El Elefante Efervescente"? Aunque, en verdad, tampoco es algo tan inusual que un niño de esa edad componga una canción, porque hoy en día muchos jóvenes hacen algo similar. Claro: la temática del tema no era del todo ortodoxa.

Aparte de ello, la vida de este muchacho de Cambridge, de nombre Kevin Roger Barret, era la normal de alguien de su edad: salía con sus amigos, le gustaba el deporte, pero de todas formas mostraba una poco habitual inclinación hacia el arte, sobre todo la pintura y la música.

Así no fue de sorprender que Kevin Roger siguiera su impulso artístico. Poco después, en una confluencia de genialidad, apareció su segunda creación: "Interstellar Overdrive". Ahí empezó a usar el seudónimo de Syd Barret y recogió los nombres de dos bluseros de bajo perfil (Pink Anderson y Floyd Council) para denominar a su naciente banda de rock: PINK FLOYD.

viernes, 1 de enero de 2010

Planeta Devónico: un mundo bajo el agua

Unos 400 millones de años antes de que apareciera el humano, ya existía una gran biodiversidad en La Tierra. Claro que esta se hayaba principalmente en los mares, durante una etapa conocida como Devónico.

Nunca antes existió en el Planeta Tierra tanta vida acuática como en el Período Devónico. Si bien había un enorme bloque terrestre en formación, llamado Pangea, es decir, un súper continente, la mayor parte de los seres existentes vivían en los mares.

En las profundidades marinas coexistían criaturas que ya llevaban más de 200 millones de años de evolución, como lo eran los trilobites, junto con los peces que ya comenzaban a reinar la pirámide alimentaria de aquel entonces. Y ya no eran los diminutos e inofensivos peces sin dentaduras ni mandíbulas, sino que habían evolucionado bastante para desarrollar dientes afilados, corazas duras que los protegieran y aletas de mayor tamaño para nadar con más velocidad.

Tal vez los dos animales más representativos de estos tiempos fueron el Dunkleosteus y el Ichthyostega. El primero fue el verdadero terror de los mares, ya que era un pez cazador con un cerebro mucho más desarrollado que el resto de sus competidores y además, tal vez su arma más mortífera, sus fauces eran una maquinaria hecha para triturar la carne de quien se le pusiera por delante.

Por su parte, el Ichthyostega era más pacífico, pero no menos espectacular. Considerado el primer anfibio propiamente tal, esta criatura era capaz de vivir con igual eficacia tanto bajo el agua como a nivel del suelo. Es decir, tenía el doble de posibilidades de conseguir alimento o bien de huir de sus posibles captores. Se cree que fue el Ichshyostega quien inició la interesante empresa de descubrir y recorrer un mundo casi inexplorado hasta ese instante: tierra firme.

El lugar semi sumergido que recorría el inseguro Ichthyostega, junto con su pariente cercano, el Acanthostega, distaba mucho de ser un paraje árido. Muy por el contrario, una gran variedad de helechos, que podían superar los 15 metros, formaban una boscosa y húmeda superficie, la cual sería el sitio ideal para que ahí crecieran años después nuevas formas de vida, que serían las habituales de la siguiente etapa geológica: El Carbonífero.

De todas formas, el grueso de la vida permaneció en los mares. Moluscos como el Amonites transitaban con frecuencia de una roca a otra, buscando con sus tentáculos algo para alimentarse. Pero, no podía ser de otra forma, también eran presa fácil para una camada naciente de asesinos marinos: los tiburones, que daban sus primeros pasos en su historia evolutiva, que perdura, no exenta de dificultad, hasta nuestros días.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Santiago, Santiago, Chile
Este Blog está dedicado a SPIKE (26 de Junio de 1996 - 31 de Marzo de 2008 )