jueves, 20 de agosto de 2009

La vida da vueltas y vueltas

Iván Olguín nació en Los Ángeles (VIII región) el 18 de julio de 1979. Es esta ciudad vivió hasta los tres años. Después de ello, sus padres emigraron a Santiago por razones laborales, por lo cual él mismo dice sentirse “un santiaguino más”, debido a que ya lleva en la capital más de 25 años. Si infancia podría considerarse como “una infancia feliz”, pues siempre estuvo acompañado de alguien, sobre todo personas de su familia, como sus padres o abuelos. Durante esos primeros años se pasaba tardes enteras jugando en el patio de la casa, o bien dibujando todo lo que veía.

Ingresó al prekinder del Liceo Manuel de Salas, el cuál sería mismo establecimiento donde egresó de cuarto medio: es decir, todo su período escolar lo pasó en el mismo colegio, en el cual hizo no muchos, pero sí buenos amigos, dos de los cuales, hasta el día de hoy, pertenecen a su círculo más cercano. A juicio suyo, “esos fueron los años más importantes y felices de su vida”.

Iván salió del colegio hace ya varios años. Pero la vida le ha hecho “dar muchas vueltas”, sobre todo en el aspecto vocacional. Entró a Odontología en 1998, la cual era la carrera que creyó que sería la que seguiría para el resto de su vida, pero se equivocó en forma rotunda, pues año tras año se iba dando cuenta que no era lo suyo. Después de estar seis años ahí dentro, decidió dar un paso al costado, y abandonar la Odontología. En un comienzo, lo tomó como una experiencia frustrante, pues siempre había sido un muy buen alumno durante el período escolar, en cambio ahí nunca se sintió en verdad motivado a estudiar. En algún momento se cuestionó si estudiar era en verdad lo suyo, o mejor dedicarse a trabajar, pero ¿en qué?. Sin dudas, ahora ya no tendría muchas más posibilidades para enmendar su camino, y la decisión que ahí tomara, debía ser la definitiva de ahí al resto de su vida.

Entonces, se tomó un tiempo para meditar, un año sabático como le dirían algunos, y pensar qué era lo que iba a hacer con su futuro. Así fue como, un día cualquiera, leyendo una revista “National Geographic”, se dijo a sí mismo: “que entretenido debe ser trabajar en algo así, poder vivir de escribir”. Y ese fue el momento exacto en que decidió orientar su vida a un nuevo camino: estudiar Periodismo. Sabía que no sería fácil entrar de nuevo a una carrera, donde sus compañeros serían todos menores que él por varios años, pero valía la pena intentarlo. Fue ahí cuando recordó acordé de el lema que siempre lo ha guiado a tomar todo tipo de decisiones en la vida, algunas acertadas, y otras no tanto: “El Mundo es de los que se atreven”, la misma frase que alguna vez pasó por su cabeza cuando se decidió a salirse de Odontología.

Una vez dentro de la carrera de Periodismo, se sintió mucho más motivado que antes. Hasta ahora, le ha ido bastante bien. Buenas calificaciones y además ha logrado grandes amistades. Como él mismo admite, se considera “bastante seguro” de sí mismo, razón por la cual le cuesta amilanarse ante las situaciones adversas. Cuando se salió de Odontología, para decidirse a ser periodista, se propuso que “si tomaba este camino, va a ser para ser un periodista de los buenos, no del montón”. De este modo, su accionar demostró que, en la vida, no es fácil cambiar de rumbo, sobre todo cuando se trata un cambio tan radical. Pero, pese a todo, dice sentirse “feliz con lo que ha escogido”. Ahora por fin puede proyectarse a futuro, pues confiesa que hace “lo que en verdad siempre le ha gustado”.

“En general, no me arrepiento de nada en la vida. Siempre he creído que la vida es como un camino que hay que recorrerlo, sin mirar atrás. Ahora, paso por esta etapa de consolidar el esfuerzo de estos años en mi carrera actual. Y espero no defraudar a quienes han puesto su confianza en mí: sobre todo, a mis padres, que son los que siempre me han apoyado, en las buenas y en las malas. Soy de los que piensan que el destino da segundas oportunidades, las cuales hay que saber aprovecharlas, y sacarle partido a la experiencia ganada en las situaciones anteriores” es la reflexión que Iván hace en forma retrospectiva de lo que ha sido su vida, sobre todo los últimos años de ella.

No hay comentarios:

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Santiago, Santiago, Chile
Este Blog está dedicado a SPIKE (26 de Junio de 1996 - 31 de Marzo de 2008 )