jueves, 12 de marzo de 2009

King Kong: la lucha del titán contra el desagradable mosquito insignificante

Un enorme gorila llamado King Kong trepa por las paredes del colosal Empire State. En una de sus manos sostiene a una curvilínea rubia, su amada; con la otra hace gestos obsenos, como levantar el dedo medio, a la gente que mira atónita... sobre todo a cierto jote que pretende quitarle a su mujer.

El resto de la historia es conocida: los aviones empiezan a dispararle y logran derribarlo. King Kong muere (en teoría, porque en verdad es un personaje inmortal) y la atractiva rubia se queda con el desagradable jote, un personaje tan despreciable como odioso en la trama de esta historia.

¿Por qué escribir sobre King Kong? Motivos sobran, pero sólo me centraré en dos: El primero es que King Kong, al igual que el aún más poderoso Godzilla, es uno de los grandes ídolos que siempre he tenido, desde mi infancia. La otra razón es mucho más profunda: me identifico con la causa del bestial simio peludo...

¿Cómo puede ser eso? Claro, cuando a uno le gusta una mina y todo parece andar bien, a veces aparece algún jote que se pone a lesear. En realidad, la mayoría de las veces, el jote es el pololo de la niña y yo sólo soy el patas negras. Pero eso da igual. Si a uno le gusta alguien, se la tiene que jugar sí o sí. Y si uno se siente bien con su accionar, se empieza a crear la imagen de que se es como un King Kong, que lucha contra un parásito desagradable que sólo increpa con voz amanerada que "está luchando por lo que es suyo".

El final, muchas veces, es incierto. Puede que este King Kong caiga estrepitosamente desde el Empire State, pero no sin antes dar la pelea. O bien puede ser que se quede con la niña en disputa y más encima logre aplastar al miserable jote como si éste fuera tan sólo un mosquito.

1 comentario:

Cristián Yáñez dijo...

la wea freak, jaja, pero me dio paja leerlo y eso q era corto, nos vemos bestial, chao!

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Santiago, Santiago, Chile
Este Blog está dedicado a SPIKE (26 de Junio de 1996 - 31 de Marzo de 2008 )