jueves, 16 de octubre de 2008

¡Así te quiero ver, Chile!

Después de la presentación de ayer de La Roja contra Argentina, queda un gusto dulce en la boca. La selección nacional se repuso del pésimo partido jugado en Ecuador, y ayer cumplió una actuación memorable, que pudo haber terminado con un resultado aún mucho más expresivo.

Anoche, mientras cientas de personas celebraban en Plaza Italia el triunfo por la cuenta mínima sobre Argentina, más de alguien habrá dicho que ese era un acto "tropicalista", pues sólo había sido una victoria, y nada más. Sí, es cierto: este histórico resultado no asegura los pasajes al mundial de Sudáfrica... ni mucho menos. Aún queda mucho camino por delante.

Pero todas estas manifestaciones de alegría no sólo eran por el histórico triunfo: eran por el cambio de actitud mostrado por La Roja. Sí, porque el equipo estaba en el suelo después de la patética presentación ante Ecuador. Y después de eso, resucitó justo contra el rival que más lo complica, es decir, Argentina. Chile dio una muestra de espíritu, de garra... y lo más importante: de superación como equipo. Eso es lo que toda esta gente celebraba anoche.

"Equipo de hombres, no de nombres"
Mascherano juega en Liverpool, Messi en Barcelona, Cambiassso en el Inter... Beaseojour en O Higgins de Rancagua, Orellana en el Audax Italiano, y Gary Medel en la Católica. Pese a la diferencia estratosférica en el costo de las plantillas de ambos equipos, la balanza se inclinó, y con creces, en favor de la escuadra que se suponía menos poderosa. Sí, porque ayer en el gramado del imponente Estadio Nacional de Santiago, sólo hubo un equipo: Chile.

Argentina se vio sobrepasada casi en todo momento. Es más: en lo personal, haciendo memoria, desde ese partido en que la Rumania de George Hagui los derrotó 3 a 1 en Estados Unidos 94, que no veía a la albiceleste tan desdibujada, por culpa del buen juego y pressing constante de su rival.

Un anécdota que ilustra de lleno la enorme personalidad mostrada por los hombres de la estrella solitaria durante este partido, se dio en el programa "Minuto 90" de Fox Sports: uno de sus panelistas dijo en alusión a Beaseojour "¿De donde salió este negrito?", con cierto grado de sorpresa. Es obvio, pues Beaseojour no es muy conocido en el medio trasandino, pero sus largas zancadas y su regate endemoniado, fueron un dolor de cabeza insalvable para la zona diestra de la retaguardia argentina. De esta forma se mostró, que en esta oportunidad, Bielsa escogió muy bien las piezas, y privilegió "hombres por sobre nombres", excluyendo de la oncena titular a algunos que la parcialidad considera inamovibles: Vidal y Valdivia.

Ahora, el mérito fue de Bielsa
Como yo tantas veces he criticado, con justa razón, las decisiones del entrenador Marcelo Bielsa, admito que en esta oportunidad gran parte del mérito fue suyo. Porque excluir a Valdivia (pedido por toda la hinchada y los medios) y a Vidal (titular durante todas las eliminatorias) no era una decisión fácil. Es más: cuando supe de ello, esperé otro partido de esos, en que Chile se salta el mediocampo y termina cayendo en pelotazos sin sentido, al carecer de una dupla creativa coherente. Pero no: ahora Bielsa le apuntó medio a medio.
Y tal vez, por el hecho de haber sido una verdadera apuesta de su parte el haber conservado el esquema, cuando todos le pedían a coro que lo cambiase, en este triunfo chileno tiene mucho de influencia la filosofía de Marcelo Bielsa. La misma filosofía de juego que indica apretar al rival en su propio campo, además de correr, correr... y correr.

No hay comentarios:

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Santiago, Santiago, Chile
Este Blog está dedicado a SPIKE (26 de Junio de 1996 - 31 de Marzo de 2008 )