domingo, 31 de agosto de 2008

¿Cómo ser "diferente" en un mundo de clones, y no morir en el intento?

En la sociedad actual, todo el mundo tiende a ser medio parecido uno del otro. Todos hacen lo mismo, y tienen rutinas muy similares entre sí, las cuales se diferencian muy poco una de otra. Los estudiosos lo llaman "el hombre masa", o más bien "la Sociedad de las masas". Yo, en mi afán estúpido de cambiarle el nombre a todo, le pongo "El Mundo de los clones".

Acá va el punto importante: siempre he tratado de ser distinto. De no vestirme con ningún estilo, no imitar a otro, ser yo mismo. Sólo hacer las cosas que me gustan y sentirme cómodo conmigo mismo. Pero, en esta sociedad actual, si eres demasiado diferente, te pueden rechazar, o simplemente, ignorarte.

Y ahí está el drama: el humano es un ser social. Tratar de ser "diferente" en un mundo plagado de clones que se imitan unos a otros, es difícil. En verdad es complicado. Se puede morir en el intento (morir en el sentido social, claro está... si tampoco es tan grave la situación). Pero, ¿vale la pena quedar aislado por ser "diferente" en un mundo de seres poco originales que quieren ser lo más parecido posible al que está al lado? Yo creo que sí. Mal que mal, dentro de ese mundo de clones, igual hay clones que se me parecen en algo, y piensan como yo. Si, de todas formas, los humanos nunca podemos ser totalmente originales: por algo somos sólo humanos...

domingo, 24 de agosto de 2008

Si Madonna toca en el Estadio Nacional, Iron Maiden también puede...

Confirmado: el 10 de diciembre será el concierto de Madonna en Chile. Específicamente, en el Estadio Nacional, el principal coliseo del país. No es nada contra Madonna, a quien considero una muy buena artista en su estilo (el Pop), pero me da rabia ver cómo a ella sí se le presta el Nacional, y en cambio, IRON MAIDEN, tiene que, una y otra vez, tocar en la Pista Atlética... el cual es un reducto mucho menor.

Sería comprensible que a Madonna la dejaran tocar en el Estadio y a Iron Maiden en la Pista Atlética, si es que Maiden vendiese menos discos que Madonna en Chile. Pero claramente que no es así. Iron Maiden es el grupo que más vende en Chile: más CDs, más poleras, más posters. Claro, la diferencia está en que el fans promedio de Iron Maiden no tiene el poder adquisitivo del que tiene Madonna. En otras palabras, Madonna es más popular entre los "peces gordos", y por eso es que le dan el estadio para tocar. En cambio, Maiden es más "del pueblo", y sólo por eso lo tiran a la cancha chica de al lado. Pero, si se trata de vender, está claro quién vende más en Chile: Maiden.

Por último, lo peor de todo, es que de las 80 mil personas que van a ir a ver a Madonna, con suerte unas 10 mil se sabrán toda su discografía, y unas 100 la tendrán en discos originales... el resto habrá bajado un par de canciones en mp3, y sería. En cambio, nosotros los fans de Maiden tenemos todos los CDs, y somos más fanáticos, y por ese fanatismo es que se nos castiga, mandando concierto tras concierto, al grupo metalero más importante de todos los tiempos, a una cancha chica, fea y tercermundista.

Hormigón, la hormiga

Son seres pequeños, pero a la vez muy grandes ¿Cómo puede ser esto posible? Fácil, pues si uno compara a una hormiga con nosotros, nos parecen ínfimas y minúsculas; pero al verlas muy de cerca, uno se da cuenta de que son criaturas impresionantes...

En esta oportunidad, no es necesario hacer una odisea para llegar hacia nuestro entrevistado. Todo, lo contrario, pues estos personajes son tan abundantes, que los hay en todas partes. Es así, como me siento pacientemente, hasta que llega uno de ellos, predispuesto a ser entrevistado. Lo saludo, y el contesta, aunque cuesta escucharlo. Tengo que acercarme mucho para poder sentir su débil voz. Al ser consultado por su nombre, responde en forma insegura: "Hormigón".

-Hola Hormigón, un gusto poder conversar contigo
No, el gusto es mío. Nunca había sido entrevistado por un humano.

-De hecho, es probable que nunca un humano antes haya entrevistado a una hormiga...
Es que los humanos no nos consideran. Incluso, hasta nos desprecian, porque somos más pequeños que ellos.

-¿Tú le temes a los humanos?
Es que son criaturas enormes. Cuando veo uno, trato de no pasar muy cerca de ellos, porque me pueden pisar, y ahí se termina todo. He sabido de muchos amigos y miembros de mi colonia que han quedado aplastados por culpa de los humanos. A veces, ustedes lo hacen de puro mala leche, pero también en otras oportunidades, no se dan ni cuenta. Así que yo siempre ando muy atento, y a penas percibo que el suelo comienza a temblar, miro hacia arriba, por si es que viene un humano.

-¿Alguna vez haz estado cerca de morir por eso?
Varias veces me he salvado apenas, pues han estado muy cerca de aplastarme. Y ojo que no sólo me pasa con los humanos, también con unas naves enormes, a las que llaman "autos". Pero, el susto de mi vida, me lo llevé una vez que un humano me tomó y me empezó a mirar. Después me dejó en su mano, y me apuntaba con un aparato muy raro, aunque después me dejó donde mismo estaba antes de topármelo.

-Es probable que ese aparato haya sido una lupa. Las lupas son instrumentos usados para mirar los detalles de los seres más pequeños...
¿Sí? No sabía.

-Exacto, es probable que ese humano no pensaba hacerte daño, sino que solamente observarte de cerca.
Que bueno que existan humanos que no nos quieran hacer daño, aunque igual son muy pocos esos. La mayoría son malos, o por lo menos, eso creo.

-¿Qué es lo mejor de ser una hormiga?
El concepto que nosotros tenemos de Sociedad. Somos seres muy sociables con las otras hormigas. Nos ayudamos unos a otros, y juntos hacemos cosas que resultan impresionantes para nuestro tamaño. Nuestros castillos pueden llegara medir 1,65 metros.

-Ustedes llevan el nombre genérico de Formicidae, debido a que pueden producir el Ácido Fórmico, uno de los ácidos más potentes producidos en la naturaleza. ¿Para que lo usan?
En para dejar huella, la cual puede ser captada por los otros miembros de nuestra colonia. Es así como nos logramos comunicar unos con otros, ya que el ácido fórmico, puede ser percibido a distancia.

-Además, ustedes son una especie que ya lleva bastante tiempo en este planeta...
Exacto. Las primeras hormigas aparecieron hace 120 millones de años, durante el Cretácico. Eso es mucho más que ustedes los humanos. Es decir, las hormigas hemos visto nacer, crecer y morir a miles de otras especies consideradas "superiores".

-Hablando de la Sociedad de hormigas, ¿cuál es la función específica que tú cumples ahí?
Yo soy un guardia real. Es decir, tengo que cuidar a la reina, con mi vida si así fuese necesario. Claro, que hoy es mi día de vacaciones. Pero por lo general, tengo que pasar todo el día haciendo la guardia.

-La mayoría de ustedes viven sólo una semana... ¿cómo logran disfrutar la vida en una semana?
No la disfrutamos. La vivimos, y punto. Nuestro concepto de Sociedad es tan fuerte, que para nosotros, vivir, crecer y morir en una semana solamente tiene un sentido: servir a la Comunidad de hormigas, es decir a nuestra colonia.

-¿Qué es lo que diferencia a las hormigas de los otros artrópodos?
Nuestra capacidad de adaptarnos al medio. No por nada, somos el animal más abundante en La Tierra. Y eso, que no contamos con los avances y tecnología de los humanos, o la fuerza de otros seres. Pero hemos logrado formar una mancomunidad que abarca toda la faz del planeta. En total, nuestro género Formicidae está compuesto por más de 12.000. especies, y varios cientos de millones de individuos.

-¿Consideras al humano un enemigo natural?
No. De que son abusadores con los otros animales, lo son. Pero ellos no son nuestros enemigos, pues nosotros somos seres pacíficos. Ese concepto de matar por matar es exclusivo del humano, no de nosotros los artrópodos.

-Volviendo al tema anterior, ¿qué lo que hace que hayan tantas hormigas en este planeta?
Nuestra capacidad de adaptarnos al entorno. No sé si sabes, pero nosotros podemos vivir incluso en climas tan extremos como la tundra ártica (donde hace menos de 40 grados bajo cero) o en los desiertos (donde la temperatura puede llegar a 70 grados a pleno sol). Y todo eso lo logramos sin el uso de aparatos tecnológicos...

-¿Es cierto que los machos de tu especie mueren poco después de aparearse?
Sí. Así es el ciclo de la vida: muere uno, para darle el paso a muchos más que vendrán en el futuro.

-En verdad, fue una experiencia única poder conversar contigo, Hormigón. Espero que pronto nos volvamos a ver.
A mí también me gustaría mucho. Pero es probable que de aquí a 2 o 3 días, ya estaré muerto. Es así nuestra vida: corta y efímera, por lo que tenemos que tratar de hacer lo máximo posible en poco tiempo.
Es más: incluso, algunos de nosotros pasan toda su vida colectando comida para el invierno, para que pueda sobrevivir la colonia durante ese período, sabiendo que ellos jamás llegarán vivos a ese invierno...

Ahora entiendo por qué se dice que ustedes son criaturas asombrosas.
Gracias. Ojalá que todos los humanos supieran apreciar eso de nosotros.

lunes, 18 de agosto de 2008

"Quisiera ser civilizado como los animales"

El otro día iba en la micro y se subió un tipo a cantar de esas típicas canciones que uno escucha sólo cuando va en la micro. Hubo una que me llamó mucho la atención por su letra, donde decía una frase que me sorprendió de sobremanera: "quisiera ser civilizado como los animales". Me quedé pensando en ese momento: ¿¿somos los humanos más civilizados que el resto de los animales?? (porque en rigor, los humanos también somos animales).

Después de meditarlo, mi respuesta fue negativa. Mientras yo pensaba sobre si el hombre es más o menos civilizado que el resto de las otras especies, miraba por la ventana: una vieja tirando "un pollo" al suelo, el loco de al lado puteando al micrero, más adelante un viejo bufando porque la guagua de al lado no paraba de llorar...

A todo esto, le sumo el hecho de que los de nuestra especie, cada vez tienden más a sentirse "los dueños del mundo": talan bosques, controlan la población de otros seres con la excusa de que "son plagas". A fin de cuentas, esclavizan a muchos otros animales, a los cuales finalmente les dan muerte sin la menor compasión, sin respeto, ni siquiera con una muerte digna.

Venía pensando en ésto y justo me di cuenta de que la micro ya se había pasado en un par de cuadras, y que tenían que bajarme; le toqué el timbre al micrero a mitad de cuadra, y el loco se puso a reclamar y a "echar puteadas" contra mí. Yo, en ese momento, sólo pensaba para mí mismo: "me gustaría ser civilizado como los animales".....

lunes, 11 de agosto de 2008

Entrevista a: Michelle Bachelet

Su aspecto rechoncho y simpaticón, despierta confianza. "Es inepta, pero simpática", acota uno de sus ministros. Esta es Michelle Bachelet Jeria, la presidenta de Chile, quien contesta con amabilidad una serie de preguntas, sobre su discreta forma de llevar las riendas de nuestro país.

La Gordis, como la conocen en sus círculos más íntimos, nos recibe en el Palacio de La Moneda, rodeada por sus secuaces, perdón, sus ministros. Está conciente de que su Gobierno no ha sido uno de los mejores, ni mucho menos. Pero, de todas formas, confiesa que "le ha puesto mucho empeño".

- Señora Presidenta, usted asumió su Gobierno en medio de una especie de boom feminista, donde muchos votaron por usted sólo por el hecho de ser mujer ¿Cree que ha respondido a todas esas expectativas que se formaron en torno a usted?
Yo debería decir que "Sí", pero lo admito: "No". Me ha sido demasiado complicado llevar la batuta del Gobierno. De a poco he logrado acostumbrarme, pero le confieso que he tenido momentos muy difíciles...

- ¿Como cuales?
Cuando empezó todo este tema del Transantiago. Me apenó profundamente ver toda esa gente protestando, diciendo que ojalá que yo tuviera que pasar por eso mismo, que ponerme en sus zapatos ¡Pero si salía gente en la tele ofendiéndome! Eso fue terrible para mí y mi familia. Le voy a confesar algo: en los primeros días del Transantiago, yo no quería venir a trabajar. Y cuando llegaba a La Moneda, me quedaba toda la mañana encerrada en el baño llorando, mientras escuchaba las noticias en la radio...

-¿Pensó en renunciar en ese instante?
No, habría sido una falta de respeto con las personas que confiaron en mí, y que me dieron su voto. En este tiempo he tenido que aprender a sacar fuerzas de flaqueza (plop!), porque sé que no tengo mucho carácter ni don de mando, pero tengo que salir adelante con lo que tengo.

-Sin dudas, el Transantiago ha sido un punto de inflexión en su Gobierno...
¿Punto de qué....?... ¿¿¿¿ ???

-Me refiero a que marcó su Gobierno...
Ahhhh, es que no conozco ese tipo de palabras...

-¿Pero que evaluación hace del Transantiago?
Emmmm.... No sé, es complicado. No ha andado como creíamos. Eso sí, ahora la gente ya no tiene que esperar dos horas para tomar una micro, como era al principio. Ahora, si tienen suerte, incluso pueden tomarla en 20 minutos durante la semana, y 30 en un domingo. El Metro ha mejorado bastante además.

-¿Sí?, ¿Ha andado en Metro acaso durante el horario peak?
Noooo... si no me subo al Metro hace cinco años, pero eso es lo que me han contado.

-¿Quién es el culpable de los problemas del Transantiago?
La Alianza. Ellos debieron habernos advertido que el plan no tenía ni pies ni cabeza.

-Pero sí le advirtieron a Lagos en su momento...
¿Sí?...mmm... no manejaba esa información, perdone.

-En un comienzo, no faltaron quienes dijeron que apenas usted asumiera el Gobierno, "sólo se iba a dedicar a buscar marido"... ¿Cómo le responde a esas personas?
Eso es una falta de respeto. Eso sí, igual tuve sus saliditas locas con Belisario (Velasco), pero no resultó. Y algo de onda hubo con "el chico" Zaldívar, pero tampoco prosperó. Al parecer a los chilenos no les gustan las gorditas simpáticas como yo (siempre sonriente).

-Se habla de una supuesta "Crisis Económica" ¿Es tan así la situación o le parece una exageración esa palabra?
No, lo de ahora no es una "crisis". De que hay problemas, los hay. Pero "crisis" sí que no es. Una "crisis" es como el desastre que tenía Allende, o lo que pasó en Argentina con De la Rúa; eso es una "crisis"...

-¿Qué le parece la participación de la Alianza como Oposición a su Gobierno?
Harto reclamones que son. Lo bueno es que ahí contamos con (Joaquín) Lavín, que nos ha ayudado bastante a dividirlos entre sí...

-¿Quién será el próximo presidente de Chile?
Alguien de la Concertación, eso está claro. Por suerte, tenemos a los comunistas, que siempre nos ayudan en las segundas vueltas. Pobres comunistas, que más encima creen que les vamos a devolver el favor algún día... ¡son tan inocentes ellos! (responde entre carcajadas).

-¿Y cómo evalúa su Gobierno, señora presidenta?
La raja!!!

-¿Y cómo ve al Chile del Bi-centenario?
Tratando de salir a flote, y tratando de arreglar los condoros que nos hemos mandado en los últimos años (responde entre risas, para variar...)

-Muchas gracias por su entrevista, señora presidenta. Déjeme decirle que está dejando la cagada en nuestro país...
No se preocupe, ya me lo han dicho muchas veces...

domingo, 10 de agosto de 2008

Asterión, El Minotauro

Tal vez se trate de la criatura más trascendental de la mitología griega. El Minotauro, ese enorme hombre con cabeza de toro, el cual nació de la relación entre Pasífae (esposa del rey Minos) con el Toro blanco de Creta, siempre ha maravillado a muchos de los les interesan los seres bestiales. A continuación, trataremos temas de su vida, y sobre el polémico mito de Teseo.

Al llegar al laberinto de Creta, se siente con intensidad el putrefacto olor a cadáver humano. Es obvio: ahí dentro vive El Minotauro, un personaje conocido por ser cruel y despiadado... o por lo menos, eso es lo que muchos han escuchado. Su nombre real es Asterión, y se dice que sólo come carne humana... por eso el fuerte aroma a muerte.

Después de caminar durante una mañana entera dentro del laberinto, se aparece ahí, una descomunal silueta de poco más de 3 metros de altura: es Asterión. "¿Quién se atreve a llegar hasta el interior de mi laberinto después de tantos de años?", cuestiona el gigante. Yo sólo atino a responder: "Soy Iván, que vengo a hacerte una entrevista". Después de unos minutos de incómodo silencio, el cuernudo animal asiente con su bestial cabeza, pero no sin antes preguntar: "¿Y.... para cuál medio sería la entrevista?", yo sólo le digo "es para mi blog personal".

- Asterión, antes que nada, ¿por qué vives acá dentro del laberinto, tan solo?
Me gusta la soledad. El laberinto es especial para mí. Nadie lo conoce mejor que yo. En él puedo recorrer, y encontrar con facilidad a mis curiosas víctimas. Ellos (las víctimas) no se ubican muy bien acá adentro. Se pierden en medio de la oscuridad del lugar. Así, me es muy sencillo interceptarlos, y molerlos a golpes y mordiscos.

- Pero, si es sólo a golpes y mordiscos, ¿por qué llevas armas contigo?
Es que no siempre es tan fácil. Ellos siempre viene armados. Y nunca andan de a uno sólo. Son criaturas cobardes, a los que les gusta luchar en superioridad numérica. Pero creo que casi nunca he tenido que usar las armas para vencer a un humano. Las armas las uso para enfrentar a los dioses y semi-dioses.

- ¿Y qué tal para enfrentar a... Teseo?
Ese mito me da mucha rabia. Todos creen que Teseo me venció. Pero eso es una gran mentira. Es más: Teseo jamás salió vivo de este laberinto. Eso sí, ha sido el único que ha logrado salir... o por lo menos parte de él. Me acuerdo que esa vez lo vencí y fui a lanzar su cabeza afuera del laberinto, para que todos la vieran. Causó un impacto muy grande entre la gente, que tenían la esperanza de que él me venciera... pero, ¿cómo iba a vencerme un simple humano? (responde entre carcajadas que hacen retumbar las paredes). Si algo tenían que inventar para no quedar humillados de esa forma...

- ¿Así que toda esa historia es una gran mentira?
Obvio. El humano es un ser arrogante por naturaleza. Se cree una especie superior, y no pueden ver que haya alguien que los derrote con tanta facilidad. Es cierto: Teseo tuvo una actitud heroica, pues entro solo, sin compañía, a pelear contra mí. Eran él sólo y su espada contra el gran Asterión. Recuerdo que me dio un par de estocadas con su arma, antes de que se le quebrara, pues una simple espada es incapaz de penetrar mi dura piel. Después de que se le rompió la espada, en vez de arrancar, como lo habría hecho otro, decidió enfrentarme cuerpo a cuerpo. Me golpeó en forma incesante. Pero, para que nos vamos con cosas: yo casi ni sentí sus golpes. Bastó solamente un puñetazo mío para arrancarle la cabeza de lleno...

- Y después de eso... ¿te lo comiste?
Claro, tenía hambre. Yo no almorzaba hace más de 2 días. Pero ojo: dejé su cabeza, y su corazón, en señal de respeto. La cabeza la fui a tirar afuera del laberinto, donde lo esperaban esa gente embustera y mentirosa. El corazón de Teseo lo guardé para mí, como un trofeo de batalla.

- Ya han pasado varios miles de años desde ese acontecimiento ¿Aún guardas ese trofeo?
Naaaaa..... lo tuve ahí un tiempo, hasta que se pudrió. Después me lo tuve que comer también, pues tenía hambre. De ahí, pasó casi un año en que nadie volvió adentro del laberinto. Imagínate: él era su gran héroe, y murió casi con la misma facilidad con que murieron muchos otros, ¿que ganas iban a tener de volver a entrar al laberinto?

- ¿Y que comías durante ese período en que nadie entró?
Ese es mi gran secreto: salía en las noches afuera del laberinto, a cazar. Nunca un humano me ha visto afuera del laberinto. O más bien: los pocos que me vieron afuera, nunca vivieron para contarlo. Me acuerdo que durante esas noches oscuras, rondaba por los campos e ingresé a una que otra casa, en busca de mi merienda.

- Asterión: ¿te consideras un tipo malo?
Bueno no soy... para nada. Pero tampoco soy menos malo que muchos humanos. Sí, lo admito: soy un cazador. Para muchos, puedo ser un personaje que abusa de su tamaño y de su fuerza física. Pero jamás voy a hacer que se extingan los humanos, ni mucho menos. Humanos siempre habrán. Nunca voy a exterminarlos a todos, pues yo sólo mato para saciar mi hambre. Ellos matan por deporte, por entretención, esa es la diferencia. Ellos han extinguido especies enteras, las cuales nunca más van a volver a aparecer. Yo jamás haría algo así.

- ¿Te imaginas algún día viviendo en un lugar que no sea El laberinto del Minotauro?
NO. En verdad, no. Este es mi hogar, lo ha sido por miles de años. Conozco el bosque, las praderas, y en ninguna parte me he sentido como acá. Para mí, el laberinto es como la tela para una araña...

-¿Y te gustaría algún día tener una familia?
Me tocaste el lado sensible que llevo dentro... prefiero no hablar de eso.

- Te entiendo: te sientes solo, a ratos...
Sí, pero trato de no pensar en eso. Yo soy un ser eterno, que viviré por siempre, y me aflige pensar que siempre estaré sólo. Me gustaría tener hijos o algo así.

- ¿Y nunca te haz enamorado?
No creo en el amor. Soy un guerrero. Creo en el amor carnal, en el sexo, pero no en el amor de los sentimientos. Eso queda para ustedes, los humanos... ojalá que sepan cuidar y respetar ese sentimiento que sólo tienen ustedes. Ningún otro ser de la creación lo posee, sólo ustedes.

- Muchas gracias Asterión, en verdad fue una experiencia muy interesante que me prestaras algunos minutos, para poder compartir contigo.
No, el gusto es mío. Gracias por llamarme por mi verdadero nombre, "Asterión", ya que siempre todos sólo me conocen como "El Minotauro". Ahhhhh, estás invitado cuando quieras a mi casa, a comernos un asadito de humano (entre carcajadas).

lunes, 4 de agosto de 2008

La difícil tarea de ser "Un Ecologista de Derecha"...

El común de la gente tiene la idea de que todos, o casi todos, los ecologistas son gente ligada a la Izquierda. Pero yo soy ecologista, y de Derecha... o más bien, de Ultra-Derecha. Es complicado, por no decir bastante difícil, pues siento que con esta idea, uno está condenado a nadar contra la corriente en ambos frentes: por un lado, contra algunos personajes de la Derecha que anteponen el progreso por sobre el cuidado del medio-ambiente. Y por el otro, contra los ecologistas, que se oponen a la implementación de la Energía Atómica en Chile, y sólo critican, sin aportar con soluciones concretas y eficientes.

Me dio una rabia enorme el otro día saber que el senador Horvath (RN) está en favor de la construcción de la carretera por dentro del Parque Pumalín. O ver como los políticos (eso sí, acá también acá está la Concertación) siguen estando en favor de que continúe con el barrido de los mares que hace la pesca industrial a gran escala. Eso no puede seguir siendo. Creo que los políticos tienen que entender, de una vez por todas, que somos una de las miles de especies que habitan el planeta, y que el resto también merecen respeto y que no son nuestros esclavos, ni mucho menos. Pero, por otro lado, también veo como los ecologistas siguen tragándose, una y otra vez, las utopías de la Izquierda extrema, la cual ve en estos grupos verdes un sabroso caldo de cultivo para sus ideas plagadas de resentimiento contra la propiedad privada y los empresarios (que, a fin de cuentas, son los que le dan trabajo a una buena parte del país).

Hace poco, estuve cerca de inscribirme en el naciente Partido Ecologista. Pero lo pensé en profundidad, y decidí que no era algo acertado. La política actual no está hecha para que un partido pequeño como ese pueda llegar por sí sólo a ser Gobierno: es la política de las coaliciones, es decir, es casi siempre necesario formar conglomerados junto a otras agrupaciones. Y, es casi un hecho, que aunque no me lo hayan dado a conocer así en esa oportunidad, las coaliciones del P.Ecologista tendrían que ser con los Comunistas (lo admito: soy alérgico a los comunistas, pues me carga su perspectiva tan resentida de ver la política) ¿Por qué sería ésto? Bueno, obvio: la mayor parte de los ecologistas en Chile son de Izquierda. Me sentiría hasta extraño yo ahí, siendo más de derecha que casi cualquier miembro de la UDI, ahí rodeado de esas personas que son opositores totales a mi perspectiva personal sobre el Régimen Militar o el modelo económico de libre mercado. Eso sí: hay algo que aún me motiva para, algún día, ser de este partido. Eso es, una vez estando ahí dentro, tratar de convencer a los ecologistas que con su oposición tenaz al uso de la Energía Nuclear con fines pacíficos, le están haciendo un flaco favor a la naturaleza, a la cual están perjudicando. Esto es porque, mientras este sistema no se implemente en nuestro país, seguirán existiendo los proyectos de hacer más y más represas, y peor aún, seguirán existiendo las plantas termoeléctricas, causantes directos de la mayor parte de la polución de los cielos.

Suena linda la idea esa que tengo. Sé que es utópica, pues, juegue desde donde juegue, tendré que nadar contra la corriente, la cual puede llegar a ser muy tenaz, pero ojalá que no termine por derrotarme en el intento.

sábado, 2 de agosto de 2008

¿Por qué a las mujeres lindas les gustan los hombres feos?

Tal vez, muchos siempre nos hemos preguntado lo mismo: ¿Por qué es tan común ver a mujeres con aspecto de modelo caminando de la mano con un tipo horrible? El típico caso en que uno dice "Mucha carne pa´ tan poco perro", o bien "Al parecer, Dios da de comer al que no tiene dientes". Pero esto, como muchas otras cosas en la vida, tiene su explicación lógica. Vamos por parte. Primero, resulta obvio que una mujer con una belleza física fuera de lo normal, va a tener el "ego" mucho más alto que una que sea común y corriente. Pero, ¿qué es lo que más le afecta el "ego" a una mujer"... simple: que le pongan el gorro. Y mientras más alto tenga su "ego", más le dolerá la caída después de sufrir una infidelidad.
Pareja dispareja, como muchas

Hasta el momento, todo parece ser bastante lógico. Pero, ¿quién sería tan gil de serle infiel a una mujer que sea una verdadera doncella? Obvio: un tipo que sea galán, y que para él sea muy fácil estar con otra mujer de las mismas características, sin tener que hacer gran esfuerzo... y en lo posible estar con más de una. Si ustedes indagan, estoy seguro que la gran mayoría de las mujeres bonitas que pololean con un hombre feo, han sufrido antes de la infidelidad de un ex, el cual tenía aires de galán. Es por eso que, después de sufrir tal humillación, las que son bien atractivas le hacen la cruz a ese tipo de individuos que se creen verdaderos James Bond. Y se van al otro extremo: se buscan uno feo, que obviamente jamás les va a ser infiel, porque para él, tener junto a él a una mujer así es "la oportunidad de su vida", y por nada del mundo se le ocurriría perderla.

Claro, lo admito: esta teoría podrá parecer bastante frívola. Lo sé, y lo admito. Pero creo que es la pura y santa verdad de algo que sucede a diario. Sí, obvio que para durar junto a tal o cual persona influyen mucho las características personales de cada cual (su forma de ser, los valores, etc...). Pero estoy seguro de que un gran porcentaje de mujeres bonitas que se busca como pareja a un hipopótamo, un caballo o un avestruz, es porque antes ha sufrido de la infidelidad de alguien que se creía un "Don Juan".

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Santiago, Santiago, Chile
Este Blog está dedicado a SPIKE (26 de Junio de 1996 - 31 de Marzo de 2008 )