lunes, 31 de marzo de 2008

El día más triste de mi vida: hoy murió mi perrito Spike...

A las nueve, pocas horas después del amanecer, fue el último ladrido de Spike. De ahí en adelante, sólo quejidos de dolor. El dolor que sentía ya le era insoportable. Desde ayer estaba imposibilitado de caminar y ni siquiera podía arrastrarse. Spike luchó con todo lo que pudo para tratar de aferrarse a la vida, mas a las once de la mañana, hora exacta, sus ojos se cerraron para siempre.

Puedo decir, sin exagerar, que es el día más triste de mi vida. No sólo perdí a una mascota. Perdí mucho más que eso: un amigo fiel como pocos, un compañero inseparable, en fin, Spike era como un hermano para mí. Él marcó una etapa en mi vida. Fue uno de los seres que más me ayudó a salir adelante durante lo que de alguna forma llamo "mis años difíciles", pero a la vez fue una criatura que siempre supo dar amor, cariño, y sobre todo ternura a través de su inocente mirada, a quienes lo rodeábamos.

Spike, si estás ahora en algún lugar, ya sea junto a Buda, San Francisco de Asís o Albert Schweitzer (célebres personajes que lucharon por los derechos de los animales, y por qué no decirlo, los principales inspiradores de los movimientos ecologistas) quiero que escuches estas palabras: Te extraño. Te recuerdo con un cariño enorme, con el mismo cariño que un padre probablemente recuerda a un hijo cuando éste ya no está.

Ahora sé que me cuidas desde el "cielo perruno" o algo así semejante. Porque, como dice la célebre película infantil, estoy convencido que "todos los perritos se van al cielo", y con mayor razón los que han sido como tú, que jamás en la vida le hiciste daño a alguien, y sólo supiste dar alegrías a la gente. Espero -y estoy seguro- que en algún lugar nos volveremos a ver. Y ahí podremos pasear como antes lo hacíamos por las plazas y parques. En ese lugar ya no necesitarás que te dé alimento, pero si llegases a necesitar compañía, no dudes en acudir a mí. Ahora, tal vez me sienta sólo al principio. Tu ausencia física será algo duro de superar, mi amigo. Pero mientras tenga tu recuerdo, o sea para siempre, puedes estar seguro que estarás junto a mí. Cuando uno tiene una mascota, no sólo promete cuidarla por toda la vida. También promete no olvidarla, y mantener vivo su recuerdo. Tú me diste todas las herramientas para que esa llama jamás se apague, y eso te lo agraceré por siempre.

Aún recuerdo, como si fuese ayer, aquel día en que fuimos a comprar un perrito. Era el anhelo de toda mi infancia. Siempre había querido tener uno. Yo tenía 17 años en ese entonces. Llegamos a esa casa con el patio grande. Al fondo había una perra labradora amamantando a sus hijitos. Si mi memoria no me engaña, cuatro cachorritos de poco más de un mes tomaban leche de la "Tota" (ese era el nombre de la madre de Spike). Pero lo que más me quedó grabado fue que arriba de su lomo había un perrito de color miel que ladraba con insistencia. Todos tomaban leche, pero el perrito de arriba correteaba y saltaba arriba de su madre. Yo y mi hermano lo vimos y le dijimos a mi papá: "ese es el que queremos". Ese perrito de color miel, color de espiga como el trigo, pasaría a llamarse "SPIKE" (que significa "espiga").

Así como este anécdota, son miles los que podría enumerar. Pero en fin. La vida sigue adelante. Da penas y alegrías. La pena de perderte es algo enorme. Pero no se compara a la alegría de haberte tenido junto a nosotros. Sé que estas palabras nunca las vas a poder leer mi perrito querido. Sí, ya estás muerto. Pero mientras estuviste vivo, siempre te hicimos sentir que eras parte integral de nuestra familia... Muchas gracias por formar parte de ella por durante estos once largos años.

Con mucho cariño, dedicado a mi perro, SPIKE (Q.E.P.D.)

(26 de Junio de 1996 - 31 de Marzo del 2008)

domingo, 30 de marzo de 2008

Ojalá que te mejores Spike...

Spike, te quiero como si fueses mi hermano chico... por favor mejórate. Quiero que estés junto a nosotros por lo menos un año más. Por mí que vivieras para siempre... No sé que sería de mi vida sin mi perrito.

Lo digo ahora: si llegas a fallecer producto de esa enfermedad terrible que te come por dentro, jamás te olvidaré, y te recordaré por siempre no sólo como una mascota, sino que como un gran amigo, un amigo inseparable, que ha estado conmigo en las buenas y en las malas.

Gracias por todos los momentos lindos mi perrito Spike...

sábado, 29 de marzo de 2008

Una flor del patio de mi casa

Otra foto sacada por mí en el patio: me encanta sacar fotos en mi casa, tanto a mis mascotas como a las plantas que hay en ella. Acá se ve una flor bastante curiosa (pero justamente, la particularidad en sus formas y su textura es lo que la hace ser especial). Las flores tienen un atractivo súper especial. Aparte de su belleza natural, las flores guardan el misterio de ser una estructura maravillosa de la naturaleza, en la cual se mezclan a la perfección el polo masculino y femenino en una sóla entidad. Esta unión de ambos es lo que hace a la flor ser tal. Es por ésto que las flores representan el amor de pareja, ya que, al igual que en las flores, el amor de pareja constituye la unión perfecta entre ambos polos...

Espero que les haya gustado.

jueves, 27 de marzo de 2008

Resiste, mi amigo Spike...

Spike es mi perro desde hace once años. Él llegó a casa cuando tenía sólo un mes y medio; en aquel entonces no era más grande que una cabeza humana. Hoy día ya es un gigante, y pesa más de cincuenta kilos. Pero Spike es mucho más que una mascota. Es como un hermano pequeño, a veces una especie de hijo, y más que nada, un gran amigo, tal vez mi mejor amigo. Ahora que lo pienso, es bastante cierta esa frase de que "el perro es el mejor amigo del hombre"; o por lo menos para mí, así ha sido Spike durante todos estos años. Junto a él, he pasado toda mi juventud, tal vez algunos de los mejores años de mi vida. Tantos recuerdos que se me vienen a la cabeza, que se me hace imposible contarlos. Es tan difícil contarlos, pero estoy seguro de que me será mucho más complicado aún llegar a olvidarlos algún día. Spike, te deseo lo mejor, pero eso implica que vivas el máximo tiempo posible, porque no sé que sería de mí sin mi perrito querido...

Desde siempre he querido mucho a los animales. Sí, lo admito: me encariño más con un animal que con una persona. Y de todos los animales, es Spike al que más he querido en toda mi vida, y creo que nunca voy a querer a otro como lo he querido a él. Es mi perro, sí, el mismo perro al cual saco a pasear a la plaza, al que alimento día a día y que le limpio sus excrementos para echarlos en una bolsa.

Pero no todo en la vida de este can han sido sonrisas. Ya desde pequeño sufrió al nocivo parvo-virus (que mata a 4 de cada 5 cachorros de los cuales afecta). Después, variadas infecciones estomacales. Y más recientemente, una terrible infección cutánea producto de un baño en un centro de lavado canino. Pero lo que más lo ha tenido a mal traer fue un tumor testicular, que tuvo que ser operado. Después de la extirpación, vino la molesta quimioterapia. Pero a pesar de los malos ratos, Spike sigue ahí firme como una roca, hasta ahora...


Hace pocos días nos hemos percatado del aumento de tamaño y endurecimiento de los ganglios de Spike. Lo peor es la causa: metástasis del tumor. Es decir, ya la metástasis está en todo su cuerpo. Spike seguirá luchando. Hoy en día ya no come mucho. Pero Spike es fuerte, es "un perro de presa" en todo el sentido de la palabra. Y sé que tratará de aferrarse a la vida con dientes y uñas. Y ahí estaremos toda nuestra familia apoyándolo, y procurando darle algún tratamiento adecuado. Spike, mi viejo amigo, espero que ahora, una vez más salgas adelante.

Te deseo lo mejor y te quiero como a un hermano...

domingo, 23 de marzo de 2008

Veinte usos para un calcetín "guacho"

1) Guardarlo y esperar que aparezca el par perdido para volver a usarlos.
2) Para guardar los huevitos que deja el conejito de Pascua.
3) Como una especie de "mata-moscas".
4) Ponerle un par de anteojos y jugar con él a "Calcetín con rombos-man" (el de 31 minutos).
5) Usarlo para limpiar la tasa del inodoro ("el wáter").
6) En caso de emergencia, puede servir para sonarse la nariz.
7) Ponérselo como "gorro de lana" a algún peluche. Esos gorros estilo "duende" igual son bastante populares.
8) Usarlo como "guante" para tomar cosas calientes.
9) En casos extremos, y siempre que se haya perdido la pala del jardín, se puede usar como "guante" con el cual tomar los excrementos del perro, y de ahí echarlos a la bolsa.
10) En el mismo caso anterior, incluso podría usarse como la bolsa donde se meten los excrementos del perro.
11) Para amarrar una cañería que tenga algún tipo de filtración.
12) Como una especie de "látigo" es juegos sado-masoquistas (yo no hago esas cosas eso sí, no sean mal pensados).
13) Se puede hacer una pseudo pelota de fútbol con el calcetín, y armar una "pichanga" con los amigos.
14) Ponérselo en la mano, e imitar al ex luchador de la WWF, Mankind: con su calcetín ahogaba a sus contrincantes, y así los debilitaba. Gracias a eso llegó a ser uno de los personajes más populares de la lucha libre estadounidense.
15) Si alguien se marea con facilidad, puede llevarlo en el bolsillo cuando va a viajar en avión. Así, si le da por vomitar, puede hacerlo dentro del calcetín, y no en la persona que va en el asiento de al lado.
16) Si eres lo suficientemente delgado, puedes usarlo como cinturón. Igual hay modas peores, jaja.
17) Un caballo puede usar el calcetín como... condón. Sí, los caballos también tienen derecho a usar condón, ¿o no?
18) Podría usarse como una "mini-toalla" para sacarse el sudor que se junta en las axilas. Eso sí: hay que ser bastante cochino como para quitarse la transpiración con una calceta vieja y sucia.
19) Como un estuche para guardar los lápices. Una vez que pones los lápices adentro, le amarras el otro extremo y queda cerrado.
20) Para perder el tiempo pensando qué otros usos estúpidos se le puede dar a un calcetín "guacho".

viernes, 7 de marzo de 2008

El mundo está cambiando: debemos actuar!!!

Es probable que el aumento global de temperatura traiga consecuencias desastrosas: una sequía total (convirtiendo a enormes ríos, como el Ganges, en arroyos de fango y lodo), pero además el derretimiento de los casquetes polares. En la gráfica que acá adjunto, se ve un mapa-mundi de cómo serían dichas inundaciones. En azul oscuro se puede apreciar el mar que entraría tierra adentro. Gran parte de Europa, Sudamérica y Australia quedarían bajo el agua. Muchos dicen, con justa razón, que serían cambios tan lentos que las personas alcanzarían a huir. Eso no se puede asegurar, pero es muy probable que sí. Pero no sería para nada una solución al problema. Habría una densidad poblacional tremenda en todo el mundo. Y debido a la sequía, el alimento sería demasiado excaso, y con ello, muchos morirían de hambre o de sed. Este ambiente sería un caldo de cultivo para enfermedades: terribles plagas azotarían con violencia a la Humanidad. La calamidad sería total, y con ella vendrían los descontentos sociales generalizados. Si a esto le sumamos la hipotética aparición de líderes o caudillos carismáticos, y no sería de extrañar que "la guinda de la torta" fuese un conflicto donde sólo terminase por correr sangre de millones de personas.

Este relato puede sonar apocalíptico. Muchos dirán "es una exageración creer que un aumento de unos cuantos grados de temperatura produzcan algo así". Pero si se fijan, todos los acontecimientos a los que hice referencia, siguen una cadena que parece ser lógica. Hay que prevenir ésto. Hay que tomar conciencia. Y eso es ahora, no en 30, ni en 50 años. Como ya he dicho, el cambio climático es por un aumento de la temperatura, lo cual es consecuencia directa del CO2 que producen las personas. Este CO2 que se produce en la actualidad es en un 80% de las reacciones exotérminas de plantas generadoras de energía, y de las grandes industrias, y sólo un 20% es de los vehículos de transporte. No han faltado los ilusos que han dicho que el biocombustible es "la gran solución". La respuesta es sencilla: sólo para suplir las necesidades energéticas del transporte (que equivale sólo al 20% de la contaminación del mundo), se necesitaría una superficie cinco veces superior a la de La Tierra para ser cultivada con el maíz y caña de azúcar (de los cuales se saca el etanol). La solución, está más que claro, es el uso de la energía de fusión y fisión nuclear. Son limpias para la atmósfera y un millón de veces más eficientes que el petróleo.

Otra cosa importante que se me quedaba en el tintero. La Tierra tiene la capacidad de "autorregularse" cuando hay mucho CO2 en el ambiente (este forma uno de los tantos postulados de la afamada "Teoría de Gaia", del eminente científico inglés James Lovelock). Ya lo hizo una vez: en el Período Cretácico (Era de los dinosaurios) existía una concentración enorme de CO2 en la atmósfera (producto de la erupciones volcánicas de aquel entonces), pero la gran cantidad de superficie boscosa fue capaz de "limpiar" el aire en forma eficiente para la vida. Hoy en día, el panorama es muy distinta: de toda esa enorme área con bosques que existían, sólo subsiste una pequeña parte. Los desiertos han avanzado en forma brutal, y lo peor: más de la mitad del planeta son zonas de cultivos o de ciudades habitadas. Con esto se ha perdido casi todo lo que es, o era, el "pulmón verde, de la vida en "el sistema Gaia" (término del propio James Lovelock). La capacidad autorreguladora contra la contaminación atmosférica de nuestro mundo se ha visto increíblemente mermada. Ante este oscuro panorama, no nos queda otra salida que tratar de repoblar el mundo con los bosques que nosotros mismos le hemos quitado... y de más está decirlo: cambiar el sistema de obtención de energía. Para esto último, son los gobiernos del mundo quienes deben quitar las trabas que se le han impuesto a la energía atómica con fines pacíficos. Y ojo, no sólo los gobiernos del mundo: también los activistas que han luchado toda su vida contra las plantas nucleares. Lo dije una vez y lo digo mil veces: si algo tan desastroso como los acontecimientos que relaté al principio llegasen a pasar, esos grupos de activistas tendrían una culpa bastante grande al respecto. Puede parecer muy triste, pero el hombre, tal vez sin quererlo, le ha declarado la guerra a su propio planeta: una guerra en la que no puede ganar, y a lo más puede lograr una destrucción mútua. La respuesta de La Tierra son todos estos fenómenos descritos al comienzo. El mundo está cambiando, y nosotros también tenemos que cambiar, para evitar el descalabro total.

jueves, 6 de marzo de 2008

Terror en el Polo Norte

Esta pequeña foca arpa bebé que sale en la foto fue encontrada gimiendo y aparentemente llorando. Sí, llorando. Si se fijan bien, de su ojo cae una lágrima. Esto puede parecer sorprendente, pero no lo es tanto si consideramos la causa: unos cuantos metros más allá se hallaba un grupo de animales de su misma especie, los cuales estaban muertos y despellejados. La escena era dantesca. Lo que alguna vez fueron hermosos animalitos se encontraban reducidos a restos sangrientos y machucados. La razón, una sola: otra vez los malditos cazadores eran las bestias abusadoras que se encargaban de sacarles la piel, para después vendérselas a fábricas que las transformarán en abrigos. Acá es cuando me pregunto ¿cuándo van a entender estos estúpidos que las pieles se ven mejor en sus dueños que en algo tan frívolo como esta ropa considerada "de lujo". Año a año, miles de estas criaturas mueren debido a las despiadadas matanzas de humanos sedientos de sangre.

La explicación científica al suceso de la "foca que lloraba" podría explicarse porque, hasta donde se sabe, algunos animales en casos de riesgo o emergencia, aumentan el metabolismo de su Sistema Simpático, y es ésto lo que produciría mayor actividad de las glándulas lagrimales (como sucede en los cocodrilos). Eso sí, no se puede comprobar en forma cierta si eso que sucede en cocodrilos, también es factible en las focas. Por ende, no se podría descartar que esa foquita, efectivamente, haya estado durmiendo.

Ahora que reflexiono, creo que no me gustaría estar en el lugar de esas pobres focas que están mirando al horizonte lejano, y ven las chimeneas, o bien los mástiles, de esas enormes naves acercándose en forma veloz. Tal vez algunos de estos seres ya sospechan el futuro sangriento que les esperará en unos minutos más. O algunas lo ignorarán por completo. Pero la naturaleza es sabia, y creo que ellas sí saben que se les viene algo terrible. Los barcos se acercan, y el hielo tiembla... y lo peor: también tiemblan los animales. Esta es una triste crónica de terror, de terror en el Polo Norte.

domingo, 2 de marzo de 2008

El dios Horus

Día domingo. Hora... emmm... no recuerdo la hora, pero era muy temprano. O sea, temprano para ser domingo. En eso, un grupo de "canutos" (evangélicos) toca el timbre. Siempre cuando tocan, yo les respondo lo mismo: "Acá somos católicos, no gracias...". Pero esta vez se me ocurrió una idea mucho más original. Salí y les dije: "No gracias. Acá creemos en Horus, el Dios halcón". En efecto, Horus era un dios-halcón, pero no de los tiempos actuales, si no que uno más entre la pléyade politeísta que tenían los griegos antiguos. Entonces, ellos creyeron de inmediato que me estaba burlando, y me dijeron que Horus es una farsa, un dios pagano. Yo les respondí: "Claro que no es así... si acá todos creemos en Horus. Huros -el dios halcón- es muchísimo más popular de lo que ustedes creen. Además posee poderes increíbles y es mucho más místico que el dios de ustedes". Bastó con que yo les dijera esa frase final para que ellos reaccionaran enardecidos. En efecto, fue como si les hubiese puesto ají en lo más profundo de su trasero. Según ellos, les estaba faltando el respeto. En otras palabras, habían picado el anzuelo... El debate prosiguió cuando me consultaron el por qué seguía la llamada "religión de Horus". Yo les respondí que Horus era el dios de la sabiduría, que inspiraba la razón humana, y nuestro accionar diario. Al parecer, esta explicación fue tan convincente, que prefirieron irse. Y lo bueno, es que nunca más volvieron a tocar el timbre en mi casa un día domingo en la mañana. Lo más probable es que me hayan creído medio loco o algo así por el estilo, pero yo prefiero quedarme con la idea de que les gustó mi argumentación (la cual -por lo demás- fue bastante más convincente que la ellos me trataron de dar de su respectiva creencia). Más de alguien creerá que soy intolerante, o hasta burlesco; yo lo tomo, más bien, como un juego para probar el ingenio y mi capacidad histriónica.

"La Iglesia es Cristo"

En el mundo actual, es muy común que la gente apunte con el dedo las inconsecuencias de los católicos: que muchos van a misa y se golpean el pecho, pero no ponen en práctica las enseñanzas bíblicas. O peor aún, otros van más allá y critican los malos actos de ciertos sacerdotes que no merecerían ser tales (casos han habido varios en el último tiempo). Es usual que la gente generalice y diga que "La Iglesia Católica está decadente" o cosas así por el estilo.

Pero quienes crean que es "La Iglesia Católica" la que suele cometer errores y no "los católicos", les respondo que están en un claro error de concepto. Hay una frase que no puede ser más cierta al respecto, y dicha por el propio San Pablo: "La Iglesia es Cristo". O sea, cuando alguien se refiere en forma soez a "La Iglesia" lo está haciendo en forma directa hacia lo que es Jesús y sus enseñanzas, más que a las propias personas que practican dicha fe.

Para ejemplificar lo antes expuesto, voy a exponer un anécdota: soy hincha fanático de la "U" (el Club Deportivo Universidad de Chile), y cuando mi equipo pierde, uno puede criticar a los jugadores o al entrenador, pero no al equipo en sí. El cariño por la camiseta no cambia, sea cual sea el desempeño del plantel, de su cuerpo técnico o de la hinchada.

Cuando uno pertenece a una iglesia determinada, debería ser igual: el apego hacia los dogmas es algo invariable, sin importar que tipo de conducta lleven quienes, al igual que uno, también profetizan dicha creencia. Por eso que la frase de "La Iglesia es Cristo", hoy en día, cae de cajón, porque muchos ignorantes creen que "la iglesia son ciertos sacerdotes o fieles que no ponen en práctica las enseñanzas de Jesús", pero eso es sólo falta de conocimiento al respecto, o peor aún, es mala intención en las declaraciones. Eso sí, una pena que la mayoría de los propios cristianos desconozcan el significado de esta cita.

sábado, 1 de marzo de 2008

¿El galán mata a la billetera o la billetera mata al galán?

Esta es la encrucijada del día de hoy: ¿Quién mata a quién?, ¿el galán a la billetera o al revés? Siempre me he preguntado eso. Cuando un hombre trata de ser "galán" con las mujeres, siempre termina "en la bancarrota": que el helado, la ida al cine, que la salida a bailar, invitarla a un café. Resulta inevitable, pero ese camino es el único que asegura cierto grado de éxito en el arte de conquistar a una niña. Y obvio, trae sus beneficios. Pero quien más la sufre, es la billetera. Pero en este caso, también está el otro lado de la moneda: cuando la capacidad de "galantear" se ve mermada por el uso exclusivo del dinero. Muchas veces, contar con medios materiales para atraer a una mujer, va en contra de la originalidad, de ser sincero, de ser creativo. Gracias a esta tendencia, se ha ido perdiendo la costumbre de hacer disfrutar a una mujer con cosas sencillas: una carta, un poema, un dibujo hecho por uno o bien acercarse y decirle palabras hermosas al oído (de ahí a que este tipo de cosas no siempre sean bien valoradas, ese es otro cuento). Pero, si se fijan bien, hoy en día, hasta "el loco más charcha", si es que tiene medios económicos, puede ser un galán con las mujeres. Es gracias a este fenómeno que el tamaño de la billetera suele ir matando en forma progresiva, al galán de antaño, de esos que uno trata de imitar, y que hacían a la mujer sentirse más mujer...

A modo de conclusión, creo que el tamaño de la "cuenta corriente" ayuda en esto, pero no es lo más importante. Porque si así fuese, sería bastante fome, y se perdería todo lo que de arte tiene este arte (valga la redundancia).

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Santiago, Santiago, Chile
Este Blog está dedicado a SPIKE (26 de Junio de 1996 - 31 de Marzo de 2008 )