martes, 30 de diciembre de 2008

Spike: un rockero de la "vieja escuela"

Spike era mucho más que un simple perro labrador: fue un rockero, y de los buenos. Su estilo rebelde lo encasillaba en el estilo de lo que normalmente se conoce como "la vieja escuela". Mas detrás de esa imagen de rockero, se escondía un individuo con un talento musical increíble. Un intérprete innato... además de una gran persona.

Durante toda su carrera en el mundo de la música, tuvo la fortuna de compartir escenarios con leyendas del rock: Jimi Hendrix, U2 y los Rolling Stones, entre otros. Pero, aún así, no todo para él fueron éxitos, pues también le tocó pasar por momentos difíciles, aunque supo sobreponerse.

Los inicios a la sombra Hendrix

El comienzo de la carrera musical de Spike fue junto a quien es considerado, por muchos, como el rockero más importante de la historia: Jimi Hendrix. En aquel tiempo, Spike estaba recién aprendiendo a tocar el bajo, instrumento que logró dominar con gran facilidad. Un día conoció a Hendrix durante el Monterrey Pop Festival. Para Spike fue algo increíble poder conversar junto a su ídolo. Y mejor aún fue el momento en que el propio Hendrix lo telefoneó para avisarle que necesitaba un nuevo bajista, y si él se quería probar, para postular al puesto: "Ni yo me lo podía creer. El héroe del Monterrey Pop Festival me llamaba a mi propia casa para que me integrara a su grupo. Obvio que sabía que tenía que dar lo mejor de mí, pues no habría una segunda oportunidad", contó Spike.

A partir de ahí, Hendrix y Spike se fueron haciendo buenos amigos. El afroamericano, además, empezó a enseñarle a Spike a tocar la guitarra, y a mostrarle algunos de los secretos que usaba para asombrar a todos en sus pirotécnicas presentaciones. Fue así como Spike se convirtió no sólo en un eximio bajista, si no que además en un versátil guitarrista.

El momento cúlmine de esta etapa fue en Woodstock. Obvio que los 500 mil pares de ojos de los espectadores estaban puestos en Hendrix y su histórica actuación, que asombró al mundo entero. Pero Spike no desentonó y salió airoso de su presentación en el concierto rockero más recordado de todos los tiempos: "Fue impresionante. Ver toda esa gente ovacionándonos. Admito que la gran estrella fue Jimi (Hendrix), pues nosotros sólo éramos la banda que lo acompañaba. Su legado es tremendo. De hecho, creo que si alguien es capaz de dividir el rock en un antes y un después, ese es Jimi Hendrix", reflexionó Spike, tras manifestar la enorme admiración que sentía por su ex compañero.

Una piedra rodante del rock

Antes de morir, un día Hendrix se juntó con otro grande del rock: Mick Jagger (líder de los Rolling Stones). Ambos conversaban de diversos temas: música, mujeres.... más música y más mujeres. Dentro de esta plática, en un momento Hendrix le habló de los progresos de Spike como guitarrista. Jagger se vio muy interesado al respecto. De hecho, el propio Jagger un día fue a escuchar un concierto de la banda del oriundo de Seattle, y quedó maravillado con el talento de Spike. Claro, ahí Spike tocaba el bajo, pero se sabía que como guitarrista no era menos habilidoso.

Fue así como un día, Mick Jagger le preguntó a Spike si quería formar parte de los Rolling Stones: "Era una propuesta que no podía rechazar. Los Stones eran el grupo más importante de la escena rockera en ese instante, y tocar en un escenario junto a ellos era algo impagable", fueron las palabras de Spike para describir ese episodio.

Claro que la labor encomendada no sería menor: Spike debía ser el guitarrista. Él se había ganado reputación como bajista, pero no como un intérprete en las seis cuerdas. Pero, por otro lado, él recordó que su maestro había sido nadie más ni nadie menos que Jimi Hendrix, el mejor guitarrista de todos los tiempos, así que no podía fallar. Aceptó la oferta, y no defraudó: su paso por los Rolling Stones aún es recordado como un período brillante dentro de la trayectoria del grupo.

U2 y la máquina de hacer éxitos

El período de Spike en los Rolling Stones fue fructífero. Se hizo un nombre entre los buenos guitarristas del medio, y ganó mucho prestigio. Claro que, después de un problema de egos con el extravagante Mick Jagger, decide dejar la banda. Afortunadamente, años más tarde, se reconcialiaron.

Después de salirse del grupo inglés, Spike estaba conciente de que las ofertas por sus servicios no se harían esperar. Fue así como se sentó a escuchar diversas propuestas. Claro que la que más le atrajo fue la de una banda que en ese momento era la más popular del orbe: los irlandeses U2.

El excéntrico Bono, líder de U2, admitió en su momento que siempre había seguido el desempeño de Spike. Además, de confesar que eran muy pocos quienes podían dominar con tanta calidad dos instrumentos distintos. Claro: acá, Spike sería guitarrista.

Con Spike, U2 se posicionó aún más como una mega banda. Su gira para el disco en vivo "Rattle and Hum" (1988) fue todo un éxito. Después de esto, Spike abandonó la agrupación, pues sintió que era necesario cambiar de aires. Por eso mismo, se mudó a Norteamérica, a Seattle, la misma ciudad donde había conocido a su gran amigo Jimi Hendrix.

El irreverente Kurt Kobain

En Seattle se tomó unos meses de descanso. Ya se sentía agotado de tantos conciertos y escenarios. Eso, hasta que un día en un pub escuchó un grupo de unos muchachos que le sorprendió. Claro, más que por su música, bastante básica por lo demás, fue su forma de vestir y las letras rebeldes de sus canciones.

Después de escuchar el recital del grupo ese, se acercó a hablar con su vocalista. Spike le propuso formar parte de la banda, pues estaba en un período en que quería volver a divertirse tocando, volver a sentirse joven. Por otro lado, también aportaría la cuota de experiencia que necesita toda agrupación para llegar a ser grande. El muchacho con el que hablaba Spike aceptó de inmediato. Su nombre era Kurt Kobain... quien lideraba a "Nirvana".

Con Nirvana, Spike volvió a sentirse, una vez más, con el mundo a sus pies: llenaba estadios y era aclamado por multitudes: "Sin dudas, es una de las etapas más lindas que recuerdo", dijo Spike poco antes de morir.
El duro paso por Dire Straits

Spike siempre se había visto rodeado de músicos de gran nivel. Pero, en el fondo, él sentía una especie de angustia, pues nunca había sido él el centro de una banda. Estuvo siempre a la sombra de Bono, Hendrix, Jagger, e incluso de Kobain. Lo que él necesitaba era sentirse el front man de algún grupo. Pero Spike tenía su prestigio ganado: no iba a llegar a cualquier banda a estas alturas de su carrera.

En eso estaba cuando supo que Mark Knopfler, líder de Dire Straits, abandonaba la banda para dedicarse a su carrera solista. Esta era la gran oportunidad de Spike pasa asumir el rol principal en una agrupación de renombre. Así que él mismos se acercó al resto de los miembros, para proponerles hacer una gira conjunta, donde él fuera el vocalista y a la vez guitarrista.

Como era de esperarse, la idea fue aceptada. Pero la gira resultó ser un fracaso: Spike era un tremendo guitarrista, pero su voz distaba mucho de la de Mark Knopfler, y las comparaciones resultaron inevitables. Alcanzó a estar en tres conciertos con Dire Straits antes de abandonar el grupo. Ese fue el peor momento de su carrera. Ahí pensó en alejarse en forma definitiva de la música.

El resurgimiento de Spike

Después de estar alejado del mundo del rock por más de cinco años, Spike decide volver. Él mismo admitió en una entrevista que nunca más se dedicaría a cantar, y que sólo sería instrumentista: ya sea con el bajo o la guitarra: "La voz no es lo mío. Pero sé que tocando algún instrumento puedo realizar lo que más me gusta, y a la vez hacer feliz a la gente".

A partir de esto, nace "Spike Retriever Trio", una banda de rock progresivo instrumental, que mezclaba el virtuosismo llevado al extremo con ciertos aires de jazz y música étnica. Esto coincidió con un período más espiritual en la vida de Spike, y a la vez con el nacimiento de su camada de hijos.

El grupo "Spike Retriever Trio" fue muy bien acogido por los amantes de la música vanguardista. Acá Spike era el bajista y líder de la banda, además del compositor de la mayoría de los temas. Incluso participó en un concierto junto a otros grupos de grandes bajistas, como Stu Hamm, Jaco Pastorius y Tony Levin. Esa presentación se llamó, como no, "The Bass Sessions", en la cual Spike fue, nuevamente, aclamado por la gente: "Fue como volver a nacer", declaró con gran alegría en esa oportunidad.

lunes, 22 de diciembre de 2008

Y se nos va el 2008...

Este año, como casi todos, pero tal vez en un grado mayor, ha sido un año de altibajos muy marcados. Hago un recuento, y hay momentos que no puedo dejar afuera: ver a Ozzy Osbourne en vivo y tener la oportunidad de poder debutar en el mundo laboral han sido de lo mejor que me ha pasado en los últimos 12 meses. Dentro de lo peor, son pocos acontecimientos destacables. Pero hay uno que, por su trascendencia, sin dudas me marcó: la muerte de mi perro Spike.

Lo bueno

Creo que, luego de sumar y restar, han sido más las cosas buenas que las malas. Este año empezó con el pie derecho en cuanto a lo que conciertos rockeros respecta: primero fue Iron Maiden (sí, una vez más ahí saltando y rockeando con el mejor grupo de la historia del Metal). Después, pude cumplir un sueño que tenía desde hace años: ver a Ozzy Osbourne en vivo. Además, eso fue en el marco del Monster of Rock, lo cual implicó que fue el segundo Monsters of Rock al cual puedo asistir.

Pero, tal vez una de los hechos más importantes es este 2008 es que al fin voy a tener la posibilidad de debutar en el mundo laboral. Lo mejor es que será justo en lo que más me gusta: el periodismo deportivo. Siempre dije: el día que trabajara, no sería sólo por hacer alguna cosa, si no que tenía que ser en algo que sea de mi agrado. Y en esta oportunidad, lo es. La fecha en que entraré a mi pega no es de las mejores (primero de enero, a las 10 de la mañana), pero eso no importa: Siento que estoy iendo por un buen camino, y que con esto doy un paso importante hacia lograr una de las metas que me he propuesto. Claro, sería una práctica de sólo tres meses, pero por algo se empieza.

Lo malo

Lejos lo peor que me aconteció este año fue que falleciera mi perro Spike. Eso fue muy triste. de hecho, ha sido uno de los peores días de mi vida. Para mí, el Spike era como un hijo o un hermano pequeño. Fue terrible saber que había partido. En su momento escribí harto sobre lo que sentí en ahí. Pobre Spike, pero en todo caso, siempre lo recordaré.

domingo, 7 de diciembre de 2008

Fútbol: El sistema 4-4-2

Por culpa de personajes como Arturo Salah o Fernando Carvallo, el sistema táctico 4-4-2 es acusado como "ultradefensivo", o francamente "ratón". Pero yo no creo que esto sea así. De hecho, si uno analiza, el mejor equipo del mundo en este momento, que es el Manchester United, juega con un 4-4-2, lo mismo que el F.C. Barcelona. Los dos entrenadores con los que más me identifico (Alex Ferguson del Manchester United y Vicente Del Bosque, DT de la selección española) son practicantes de este tipo de alineación.

Lo que pasa es que el 4-4-2 usado en Chile es de carácter más timorato. Analicemos: cuatro defensas en línea, usando laterales que rara vez llegan al área contraria. Delante de ellos, un par de volantes tapones, preocupados en forma casi exclusiva de defender. Completan el mediocampo un volante mixto y un conductor. En punta, los dos clásicos delanteros.

Pero el 4-4-2 más ofensivo que propongo yo es muy diferente. Este es el esquema que usan Ferguson y Del Bosque: cuatro defensores, pero con laterales-volantes que llegan en forma permanente hasta la línea de fondo para sacar centros, o probar diagonales. Un mediocampista preocupado del quite y del trabajo sucio, junto a uno de tipo mixto, que es de ida y vuelta (como lo que hace Scholes en el Manchester o Xavi en la selección de España). Dos volantes destinados a ejercer de las tareas de ataque (puede ser un conductor y un medio de enlace que se abra por las puntas, o bien dos conductores clásicos). En punta, no varía mucho respecto al esquema clásico usado en Chile, pues cuenta con dos delanteros que se juntan para hilvanar jugadas.

En conclusión: el 4-4-2 propuesto por Salah aseguraba llegar con 3, o a lo más 4 hombres. El que me gusta a mí, siendo en teoría el mismo dibujo táctico, asegura llegar con 5 o 6 jugadores al campo contrario. Por eso mismo que me molesta cuando algunos ignorantes dicen que "el 4-4-2 es un esquema ratón". Ya que tienen, antes que cualquier cosa, saber distinguir entre el 4-4-2 propuesto por un DT de naturaleza defensiva, y uno por alguien que se atreva a generar peligro al equipo adversario.

A decir verdad, prefiero el esquema 3-4-3 con un cuadrado al medio. Pero el 4-4-2, bien ejecutado y con una clara vocación ofensiva, también me gusta mucho.

lunes, 24 de noviembre de 2008

¿El fin de un ciclo?

Puede sonar majadero y repetitivo. Pero ya es algo demasiado común que cuando un entrenador que lleva cierto tiempo en un equipo y no obtiene buenos resultados, después de cierta derrota o eliminación humillante se hable de "el fin de un ciclo".

Es cierto: lo de ayer no fue humillante, pues la "U" ganó y se hundió con la bandera al tope. Pero en la sumatoria de todas las presentaciones, la "Era Salah" quedó muy al debe. Arturo Salah, como entrenador de la escuadra azul, jamás logró implantar un esquema ofensivo que hiciera al equipo un rival temible para sus rivales. Pero, dentro de todo, lo que más se le puede criticar a este DT, más que su merecida fama de "ratón" es que rara vez hizo que el equipo se viera superior ante los rivales más de cuidado. Frente a los archirrivales, casi siempre jugó de chico a grande. Y eso en un equipo como la "U" se paga caro. La hinchada jamás le perdonó esa actitud timorata frente a rivales de cuidado, como Colo Colo.

Y, al parecer, este señor no piensa dar un paso al costado ¿Cómo tanta tosudez?, ¿que acaso no se da cuenta de que su relación con la afición ya está totalmente deteriorada? Los números no mienten: Salah debe irse, por el bien de la "U"...

sábado, 22 de noviembre de 2008

Mañana será un día especial para los hinchas de la "U"

Pase lo que pase, lo que suceda este domingo va a ser algo difícil de olvidar para la incondicional barra universitaria.

La goleada por tres a cero de Cobreloa sobre Universidad de Chile, la semana pasada, fue un golpe directo al mentón para el “equipo del chuncho”. Este resultado deja a los azules con un pie afuera del torneo, ya que mañana deberá remontar esos 3 tantos de diferencia si es que quiere seguir avanzando en el Clausura. Y ojo: no debe encajar anotaciones en su propio arco, pues, en caso contrario, tendrá que convertir en cinco oportunidades. Esto ya que en caso de igualdad en diferencia de goles, se cuentan los tantos como visitante.

Es más: los loínos saben que si encajan el balón en la red del meta Pinto, aunque sea una vez, el encuentro estará casi sentenciado, pues ven como casi imposible que la “U” les llegue a anotar cinco en ese panorama. En conclusión: la tarea se ve como algo de dimensiones titánicas para los de Ñuñoa. Y el buen momento por el que pasa la escuadra de Marco Antonio Figueroa complica la escena aún más.

Pero todos saben que esta llave no está sellada. Por historia, la “U” es un equipo experto en dar vuelta resultados. Y de seguro mañana su gente llegará en masa al Nacional para tratar de alentar al equipo y, todos juntos, dar vuelta este marcador tan adverso. Es por esto que el morbo y la prensa futbolera se han centrado en este partido, en detrimento del resto, pese a que parecen estar mucho menos definidos que éste.

Y el ambiente vivido durante la semana ha sido una suerte de “caldo de cultivo” para acaparar la atención de los hinchas: para nadie es un misterio que, de quedar eliminados en cuartos de final, el entrenador azul, Arturo Salah, podría dimitir de su cargo. Y, junto a él, también podría dar un paso al costado Marcelo Salas. Las críticas recibidas en los últimos partidos, más su lesión crónica de la rodilla, y la humillación de una hipotética eliminación recién en segunda ronda del Campeonato Nacional, podrían decantar el alejamiento definitivo del Matador de las canchas de fútbol.

Todo esto hace que el de mañana no sea un encuentro más para los hinchas de la “U”. Si no se logra remontar la goleada recibida en Calama, podría ser el último partido de Marcelo Salas como profesional (pues, a estas alturas, nadie puede asegurar de que llegue a ser considerado titular para el partido de Pre-Libertadores en un mes más). Y si la “U” apela a su mística y su historia de saberse parara en condiciones adversas, y lo logra dar vuelta, sin dudas que el lunes todos los medios titularán el triunfo universitario como una hazaña épica. Por eso, pase lo que pase, será un partido especial.

domingo, 9 de noviembre de 2008

Crónicas de un perro loco (Primera Parte)

Berraco era un perro de raza indefinida. Un quiltro, dirán algunos. En su vida nunca se le dieron fáciles las cosas: nació debajo de un puente, y tenía que salir a cachurear para poder conseguir algo de comida. Lo malo es que rara vez encontraba cosas comestibles en los basureros, así que sufrió de desnutrición durante sus primeros años de vida. Pero pese a haber tenido una infancia sufrida, nunca se fue por el mal camino. Se dedicaba a pedir dinero afuera de los supermercados o los templos, pero jamás a robar.

Un día cualquiera, cuando Berraco era sólo un cachorro, fue raptado, y nunca más volvió a ver su familia: de hecho nunca había tenido familia. Vivía en un barrio peligroso, él lo sabía, pero jamás pensó que esa sería la consecuencia más grave de todo ello. Ahora, estaba encerrado en una pieza, junto a personas a las cuales no conocía, y en quien no podía confiar. Algo tenía que hacer al respecto, pero no sabía qué.

Los tipos que lo habían apresado, lo tenían en una celda pequeña. La intención de estos individuos era cobrar un precio por su rescate, pero para su desgracia, nadie pagaría por ello, ya que Berraco estaba sólo en el mundo. El pequeño Berraco podía morir en cautiverio, y nadie se daría cuenta. Así que ellos decidieron cambiar la estrategia: le iban a dar un trabajo, y le darían comida y una cama, a cambio de que les ayudara a robar casas.

La oferta era tentadora, pues Berraco jamás había tenido un techo que lo cubriera de las heladas nocturnas, o de las lluvias invierno. Claro, lo único parecido con que había contado, era el puente bajo el cual nació y pasó toda su infancia. Pero esto era diferente: sería su primera pieza propia. Así que, consiente de que lo que iba a hacer no era nada bueno, se alistó con sus nuevos compañeros en esta labor de dudosa reputación.

Ciudad Megalópolis era era una urbe muy cosmopolita. Su población superaba los 10 millones de personas. Pero lo que más llamaba la atención de todos eran las enormes diferencias sociales que en ella existían. El barrio bajo estaba lleno de casuchas de cartón, y una que otra de madera. Y poco más allá estaba el barrio financiero, donde los enormes y lujosos rascacielos eran el símbolo de una sociedad que pujaba hacia el progreso... o por lo menos parte de ella. En este contexto social, no era de extrañar que los compañeros de Berraco le enseñaran a tenerle resentimiento a los empresarios y gente de más dinero. Pero el pequeño Berraco, nadie sabe por qué, era incapaz de odiar a alguien. Él sólo cumplía con las labores que le encomendaban, de entrar a las casas de la gente adinerada, robar algo, y salir de inmediato. Pero jamás tuvo esa sensación de odio hacia las personas ricas.

Un día, la tarea que se propusieron los camaradas de Berraco sería mucho más complicada y peligrosa que meterse a desvalijar casas deshabitadas: robar el Banco de la Ciudadanía, es decir, la institución bancaria más importante de toda la ciudad. La misión era bien difícil debido a la enorme vigilancia. Así que tendrían que entrar de noche. El plan era el siguiente: Berraco y sus tres camaradas subirían por el techo, donde abrirían un forado , y de ahí bajarían hasta la bóveda. Una vez en ese lugar, harían explotar la puerta de acero, gracias a una bomba silenciosa. Después de esto, extraerían el dinero, y huirían a casa.

El plan ideado era muy elaborado. Pero, a decir verdad, la sede del Banco de la Ciudadanía era muchísimo más segura de lo que ellos creían. Esa noche, los cuatro protagonistas del atraco escalaron hacia el techo del banco. Todos iban con sus respectivos trajes anti-balas, por si debían de enfrentarse a las fuerzas policiales. La labor de Berraco era ser el encargado de abrir el agujero en el techo del banco. Para esto, tenía que usar un artefacto láser comprado especialmente para la ocasión.

Estaban haciendo su trabajo, cuando fueron vistos por un guardia de seguridad que de inmediato llamó a los policías. Los compañeros de Berraco no lo podían creer: venía toda la patrulla, y en menos de 5 minutos, el lugar estaría rodeado por no menos de 30 efectivos policiales armados hasta los dientes. Ante esto, sólo habían dos alternativas: arrancar o intentar luchar contra ellos. Y escogieron la segunda opción, que claro, fue un tremendo error. Una vez que llegó la policía, comenzó un tiroteo de esos que sólo se ven en las películas de acción. Las balas iban y venían. Berraco jamás había disparado. En eso, le llegó un tiro directamente en el pecho, que por suerte rebotó en su armadura anti-balas. Pero sus compañeros no tuvieron igual fortuna: los comandos tenían excelente puntería, y les dieron a cada uno de los tres justo en la cara. De esta forma, pasó lo que tenía que pasar: los tres compañeros de Berraco murieron, y no pudieron robar el banco.

Berraco fue tomado preso. Por ser menor de edad -era sólo un cachorro- fue liberado seis meses más tarde. Ahora, una vez fuera de la cárcel, nuevamente estaba sólo en el mundo. No tenía adonde ir. Pero, claro, se le ocurrió una idea que le pareció genial: se iría a la casa donde vivían sus antiguos compañeros. Mal que mal, ya no era de nadie, y estaba deshabitada. Al llegar ahí, la encontró más sucia que de costumbre: claro, pues hace seis meses que nadie entraba en ella. Así que la empezó a limpiar y a arreglar: ahora era su propia casa. Estando ahí, por un momento sintió nostalgia y pena por el infortunio acaecido a sus ex compañeros. Pero, después de llorar un rato, pensó que tal vez ellos murieron en la suya, pues eran hombres de mal. Robar era algo malo. Y él no debía seguir ese camino. Fue en ese momento cuando Berraco comprendió que él tenía que ser alguien de bien, y no estar del lado del mal, sino que su misión debía ser justamente luchar contra las fuerzas maléficas.

Ahora tenía un hogar propio. Sí, es cierto: estaba más sólo que el dedo gordo. Pero, sea como sea, tenía que seguir adelante. Mal que mal, a su corta edad ya había sufrido más aventuras y desventuras que muchos, y tenía que luchar para tratar de enmendar su camino...

sábado, 8 de noviembre de 2008

La política no necesita un "rock-star"

Este personaje va sentado en su auto deportivo descapotable que avanza a gran velocidad. Su larga melena, rubia y ondulada, se mueve al ritmo del viento que pasa por su rostro. A su lado, en el asiento de copiloto, va sentada una atractiva gringa platinada: es su esposa. La gente se le acerca y lo saludan. Algunos, más exagerados (o efusivos) incluso se sacan fotos junto a él, o le piden autógrafos. Pese a su similitud con alguno de los músicos de Poison, este individuo no es un rock-star. Es sólo un empresario, multimillonario, pero empresario como tantos otros. Su nombre: Leonardo Farkas... o Leo Farkas para sus amigos.

Farkas es un "pez gordo", y él lo sabe. No por nada usa esa chasca que es mezcla de rockero ochentero con futbolista de población: sabe que su jefe no le puede decir nada al respecto... porque él es el jefe. Ese es el sueño de muchos: vestirse como uno quiere en su pega, y saber que nadie te va a decir algo, porque el que te lo diga, se tiene que cambiar de trabajo de inmediato. Pero ahora, debido a la ínfula que la muchedumbre le ha dado, y que nadie bien sabe por qué razón, se le pasó por la cabeza la más estrafalaria de todas sus descuadradas ideas: llegar a ser el presidente de Chile.

Sí, eso mismo. Farkas quiere ser el presidente de Chile. Es un personaje diferente, novedoso, distinto al típico político sempiterno que lleva años saliendo en televisión por los mismos casos que ya tienen aburrida a la gente. Es la alternativa contra la gerontocracia imperante en nuestro país. Este empresario pintoresco, fantoche como diría yo, representa a cabalidad "el voto distinto", es decir, el de esos miles de individuos que no se sienten representados por la política tradicional.

Este no es un dato menor. La tendencia dice que cada vez más importa el carisma de un candidato por sobre el contenido ¿Y quién más carismático que este empresario con pinta de rock-star, que se pone a regalarle propinas de $10.000 al que se cruza por delante? Ha sido el carisma lo que ha permitido la elección de tipos tan deleznables como Hugo Chávez, Evo Morales o Cristina Fernández. Y Bachelet también gracias salió electa por su carisma de gordita simpática, al igual que Barack Obama en Estados Unidos. Es por esto que la política no necesita tanto carisma: lo que busca con urgencia es materia gris, inteligencia.

Nuestra política no necesita un rock-star, sólo necesita un tipo inteligente y consecuente... lo malo es que está más llena de rock-stars que de gente idónea y capacitada.

Futbolistas chilenos triunfan en Italia

Sin lugar a dudas, nunca antes se había visto a tantos futbolistas nacionales cumpliendo destacadas actuaciones en el exigente Calcio, como se aprecia en este momento. No deja de llamar la atención este fenómeno, ya que, hoy por hoy, esta es la liga europea con mayor participación de compatriotas.

Antes de 1996, año en que el exitoso delantero Iván Zamorano arribó al Inter de Milán, ningún futbolista criollo había triunfado en el durísimo medio italiano. Ninguno. Pero fue el ex hombre del Real Madrid quien abrió las puertas a una serie de sucesores. Después de él, sería el turno de Marcelo Salas, quien fue transferido al Lazio en la cifra de 17,5 millones de dólares, proveniente desde River Plate de Argentina.

Ambos, tanto Bam-Bam como El Matador, lograron cosas importantes en el fútbol de península. El maipucino se coronó campeón de la Copa UEFA en 1998, mientras tanto, el hombre de Temuco levantó múltiples trofeos en su estadía en el Calcio: dos Ligas e igual número de Supercopas italianas, además de una Supercopa y una Recopa europea.

Cuando Salas vuelve a Sudamérica, ya había otro compatriota que comenzaba a hacerse un nombre en este fútbol: David Pizarro, quien jugaba en el Udinese desde 1999, con un breve retorno al fútbol chileno el año 2001, donde alcanzó a disputar algunos partidos con la Universidad de Chile.

Pero aparte de estos tres excepcionales jugadores, siempre la presencia chilena había sido esporádica y en verdad muy escasa en el aguerrido medio italiano. Explicaciones para esto pueden haber muchas: la dureza del juego, los esquemas ultra-defensivos que perjudican el buen trato del balón, o simplemente el hecho de que nuestros compatriotas no rendían en un torneo donde la potencia física de los contrincantes era muchísimo mayor a lo que ellos estaban acostumbrados.

Claro, ese fenómeno había sido así hasta hora. Porque desde hace un par de años a la fecha, tanto la mentalidad como el despliegue físico de los jugadores nacionales parece haber cambiado, y por fin se puede ver no sólo a uno, sino que a varios, compatriotas haciéndose un nombre en una de las ligas más exigentes del orbe. De hecho, no deja de llamar la atención que este sea el país europeo con mayor presencia de chilenos… algo que hace sólo una década habría parecido impensado.

Pizarro, ídolo en la Roma

Ya son nueve años los que lleva el hombre de Valparaíso jugando en el fútbol Italiano. Desde que partió a este país, por allá por 1999, ha estado en tres equipos: Udinese, Inter de Milán y la Roma. Sus cuatro primeros años los vivió en el equipo albinegro de Udine, donde cumplió destacadas participaciones que le valieron ser transferido a uno de los colosos del norte de Italia: el Inter. Pero acá no cumplió con las expectativas, y tuvo que emigrar al equipo más popular de la capital: la Roma.

Una vez en la escuadra de la loba, se encontró con un viejo conocido: Luciano Spaletti, quien ya lo había dirigido en el Udinese. Con el calvo estratega, nuevamente apareció el Pizarro que alguna vez maravilló a la prensa especializada y a los exigentes tifosis: ese jugador que se paraba justo en el círculo central, que recuperaba balones y los distribuía con criterio entre sus compañeros; aquel hombre que era el desahogo constante de su elenco, y el encargado de entretejer las jugadas de ataque, siempre con gran elegancia. No por nada, en más de alguna oportunidad, los medios futboleros de este país aseguraron que “si Pizarro fuera italiano, estaría en la selección”.

El llamado Enano de la Providencia es todo un ídolo en el popular elenco romano. Sin ir más lejos, el pasado martes 4 de noviembre, el chileno fue determinante en la resurrección futbolística de los rojos, tras brillar con luces propias en el triunfo sobre el complicado Chelsea de Londres. El telón de fondo para esto no podía ser más propicio para destaparse como una estrella del fútbol: la Champions League, el torneo de clubes más prestigioso del hemisferio norte. Una vez más, Pizarro fue el émbolo en el mediocampo, y el encargado de conducir desde atrás, siempre con balón dominado.

La regularidad que este pequeño, pero habilidoso mediocampista, ha mostrado en la Roma ha sido tal, que en más de alguna oportunidad le ha tocado portar la jineta de capitán. Y no por nada, ya lleva más de dos años como inamovible, y 24 partidos de Champions League en el cuerpo.

El Udinese de los chilenos

Tres son los chilenos que están en el primer equipo del Udinese en este momento: Alexis Sánchez, Mauricio Isla y Nicolás Corvetto. A ellos, se les suma el juvenil César Valenzuela (de 16 años), jugador por el cual el club adquirió la mitad de su pase a Palestino, con tal de que emigre cuando cumpla los 18 años.

Debido a la masiva presencia de jugadores criollos, en más de alguna oportunidad se le ha llamado a este elenco “El Udinese de los chilenos”. Sin ir más lejos, nunca un equipo europeo de primera división había contado con tres de nuestros compatriotas en su plantel estelar.

Pero de todos ellos, quienes sin dudas más destacan son Isla y Sánchez. Ambos han tenido participaciones destacadísimas, lo cual les ha valido el respeto del medio, y más de alguna nominación a La Roja de todos. No por nada es que ambos tienen gran continuidad en la escuadra de la región de Friuli.

Alexis Sánchez ha deslumbrado al entrenador Pasquale Marino. Sin ir más lejos, el DT aseguró que el tocopillano “viene desempeñando un extraordinario papel”, con lo cual se ha ido ganando un puesto de titular. A tal punto, que aseguran que este joven de 19 años “no vale menos de 25 millones de dólares”. De hecho, ya se rechazó una jugosa oferta del Manchester United por 18 millones de dólares. El éxito acá del llamado Niño Maravilla es tal, que incluso le han llegado elogios desde las altas cúpulas del club: Pietro Leonardi, director general de Udinese, comentó que “Sánchez no necesitó ningún tiempo de adaptación para poder rendir en una competencia tan difícil como la italiana”.

Pero si de hablar de regularidad se trata, hay que referirse a Mauricio Isla. Al oriundo de Buin le costó ganarse una camiseta de titular. Pero una vez que lo logró, no la soltó más. De hecho, ya posee un interesante registro a su haber: es el segundo jugador menor de 20 años que más minutos ha jugado este año en torneos locales europeos. Y eso que este ranking registra a todos los futbolistas juveniles de las ligas de Inglaterra, Italia y España. Según muestran los números, Isla ha disputado este año 1.150 minutos con la camiseta de su club, y sólo aparece superado por el inglés Micah Richards, del Manchester City.

Los otros compatriotas en Italia

En total son ocho los futbolistas nacionales que militan en Italia: Alexis Sánchez, Nicolás Corvetto, Mauricio Isla, David Pizarro, Luis Jiménez, Jaime Valdés, Carlos Carmona y Jorge Vargas.

De todos ellos, hay un grupo pequeño que ya llevan varios años en este país: Vargas, Valdés y Córdoba. Vargas ya ha estado en Reggina, Livorno y ahora en el Empoli. Valdés y Córdoba también han defendido a varios equipos cada uno. En la actualidad, Vargas juega en Empoli, Córdoba en el Grosseto, ambos de la Serie B. Por su parte, Jaime El Pajarito Valdés defiende los colores del Atalanta de Bérgamo, de la Serie A. Y si algo tienen en común estos jugadores, es que todos son inamovibles en sus respectivas escuadras.

Otro que también siempre actúa en su club es Carlos Carmona. Es fijo en la línea de contención de la Reggina, y sus buenas actuaciones le han valido ser considerado en forma habitual por Marcelo Bielsa para la selección nacional. Distinta ha sido la suerte de Luis Jiménez, que pese a tener cierto grado de continuidad en el Inter (el actual campeón del fútbol italiano), Marcelo Bielsa lo tiene totalmente borrado de La Roja. Vale la pena aclarar que Jiménez viene recién saliendo de una grave lesión, pero cuando ha estado en la totalidad de sus capacidades, era común que entrara desde la banca a disputar por lo menos algunos minutos, lo cual no es algo menor, considerando la enorme jerarquía del plantel del Inter de Milán, uno de los equipos más millonarios del mundo.

sábado, 25 de octubre de 2008

La enigmática "criatura del bosque"

Sin dudas, se trata de uno de los seres más difíciles de ubicar, y con mayor razón de entrevistar. Este curioso cazador, conocido como "la criatura del bosque", o simplemente "el bicho del bosque", relata sus costumbres cotidianas, y la forma en que defiende a su querido hábitat natural de posibles invasores.

En la inmensidad del verde bosque, se esconde un personaje de bajo perfil, muy difícil de encontrar. Este ser, que no mide más de 60 centímetros de altura, es un cazador por excelencia. Pocos han logrado hablar con él. Esto se debe, principalmente, a que prefiere esconderse y atacar desde las alturas de los árboles, lanzando dardos venenosos. El veneno usado para este fin, es sacado de la mítica "serpiente - vampiro", y es el más efectivo de todas las sustancias ponzoñosas conocidas: mata a su víctima en forma instantánea.

El follaje de las coníferas cubre totalmente el cielo. De fondo, se siente el sonido de pájaros, y aullidos estremecedores de uno que otro animal desconocido. De pronto, un dardo pasa a centímetros de mi cabeza. Miro espantado hacia todos lados, pero no veo a nadie más que los árboles y agunas aves que revolotean entre las ramas. Pero sé concerteza que "el bicho del bosque" está ahí cerca, y que él fue quien disparó el dardo. Entocnes le digo: "Amigo, vengo en son de paz. No soy un invasor, sólo quiero conversar contigo".

Después de esto, el enigmático "bicho del bosque", se arroja desde la punta de un árbol enorme. Se deja caer desde más de 40 metros, pero con una agilidad felina, se da un par de vueltas en el aire y cae de pie. Me mira en forma fija. Saca una daga pequeña, y la esconde detrás de sí, creyendo que yo no la he visto. De ahí se acerca con pasos cortos. Me pregnta quién soy, y yo le respondo. De ahí, entierra su daga en el piso con fuerza. Pese a sus escaso tamaño, se le ve como una criatura muy fornida, con el aspecto típico de un guerrero que no ha llevado una vida fácil. En ese instante me dice con una voz extraña y difícil de entender: "Tú no eres un invasor, se te nota en la mirada. Por eso mismo que fallé a propósito con el dardo que te mandé. Si hubiera querido, te habría matado, pero esa no era la intención. Sólo pretendía advertirte que estabas entrando a mi territorio".

- ¿Pero por qué te gusta vivir tan sólo en el bosque?
Yo no vivo sólo. Todo lo contrario. Soy amigo de todos los animales que habitan acá. De hecho, yo soy quien los cuida de los cazadores...

- Pero tú también eres una cazador, ¿o no?
Exacto: un cazador que caza a otros cazadores.

- ¿Y qué opinas de los humanos?
No me gusta generalizar. hay algunos que son buenos, que protegen a la naturaleza. Pero otros son muy malos, y a esos son justamente a los que me gusta atacar.

- Es decir, tú haces justicia con tus propias manos...
Es que a veces no hay otro camino. La única justicia que es efectiva es la que depende de uno mismo.

- ¿Y hay algo a lo que le tengas miedo?
No. A nada le temo. Ni siquiera a las alturas. Yo trepo un árbol con mucha facilidad y salto a otro como si nada. Además, puedo lanzarme desde la copa del árbol más alto, y siempre caigo de pie. y a los enemigos, a ninguno le temo. Ni por más grandes o fuertes que sean. Yo soy un guerrero, y de los buenos. Además, es mi territorio soy invencible.

- Que prefieres, ¿el día o la noche?
Los dos. yo casi nunca duermo. Tanto de día como de noche andu patrullando. Me gusta usar el factor sorpresa con mis víctimas, y ese lo puedo usar tanto de día como de noche.

- ¿Te consideras ecologista?
Demasiado. De hecho, todo lo que hago es para poder cuidar la naturaleza de las manos de quien no lo hacen.

- Muchas gracias por la entrevista, "Bicho del bosque". A todo esto, ¿tienes algún nombre en realidad?
No. Dime como quieras. Acá en el bosque no se sulele usar eso de "tener un nombre". No es algo necesario. Ya me voy a seguir patrullando por ahí. Algún día nos volvemos a ver...

jueves, 16 de octubre de 2008

¡Así te quiero ver, Chile!

Después de la presentación de ayer de La Roja contra Argentina, queda un gusto dulce en la boca. La selección nacional se repuso del pésimo partido jugado en Ecuador, y ayer cumplió una actuación memorable, que pudo haber terminado con un resultado aún mucho más expresivo.

Anoche, mientras cientas de personas celebraban en Plaza Italia el triunfo por la cuenta mínima sobre Argentina, más de alguien habrá dicho que ese era un acto "tropicalista", pues sólo había sido una victoria, y nada más. Sí, es cierto: este histórico resultado no asegura los pasajes al mundial de Sudáfrica... ni mucho menos. Aún queda mucho camino por delante.

Pero todas estas manifestaciones de alegría no sólo eran por el histórico triunfo: eran por el cambio de actitud mostrado por La Roja. Sí, porque el equipo estaba en el suelo después de la patética presentación ante Ecuador. Y después de eso, resucitó justo contra el rival que más lo complica, es decir, Argentina. Chile dio una muestra de espíritu, de garra... y lo más importante: de superación como equipo. Eso es lo que toda esta gente celebraba anoche.

"Equipo de hombres, no de nombres"
Mascherano juega en Liverpool, Messi en Barcelona, Cambiassso en el Inter... Beaseojour en O Higgins de Rancagua, Orellana en el Audax Italiano, y Gary Medel en la Católica. Pese a la diferencia estratosférica en el costo de las plantillas de ambos equipos, la balanza se inclinó, y con creces, en favor de la escuadra que se suponía menos poderosa. Sí, porque ayer en el gramado del imponente Estadio Nacional de Santiago, sólo hubo un equipo: Chile.

Argentina se vio sobrepasada casi en todo momento. Es más: en lo personal, haciendo memoria, desde ese partido en que la Rumania de George Hagui los derrotó 3 a 1 en Estados Unidos 94, que no veía a la albiceleste tan desdibujada, por culpa del buen juego y pressing constante de su rival.

Un anécdota que ilustra de lleno la enorme personalidad mostrada por los hombres de la estrella solitaria durante este partido, se dio en el programa "Minuto 90" de Fox Sports: uno de sus panelistas dijo en alusión a Beaseojour "¿De donde salió este negrito?", con cierto grado de sorpresa. Es obvio, pues Beaseojour no es muy conocido en el medio trasandino, pero sus largas zancadas y su regate endemoniado, fueron un dolor de cabeza insalvable para la zona diestra de la retaguardia argentina. De esta forma se mostró, que en esta oportunidad, Bielsa escogió muy bien las piezas, y privilegió "hombres por sobre nombres", excluyendo de la oncena titular a algunos que la parcialidad considera inamovibles: Vidal y Valdivia.

Ahora, el mérito fue de Bielsa
Como yo tantas veces he criticado, con justa razón, las decisiones del entrenador Marcelo Bielsa, admito que en esta oportunidad gran parte del mérito fue suyo. Porque excluir a Valdivia (pedido por toda la hinchada y los medios) y a Vidal (titular durante todas las eliminatorias) no era una decisión fácil. Es más: cuando supe de ello, esperé otro partido de esos, en que Chile se salta el mediocampo y termina cayendo en pelotazos sin sentido, al carecer de una dupla creativa coherente. Pero no: ahora Bielsa le apuntó medio a medio.
Y tal vez, por el hecho de haber sido una verdadera apuesta de su parte el haber conservado el esquema, cuando todos le pedían a coro que lo cambiase, en este triunfo chileno tiene mucho de influencia la filosofía de Marcelo Bielsa. La misma filosofía de juego que indica apretar al rival en su propio campo, además de correr, correr... y correr.

miércoles, 15 de octubre de 2008

Más sobre mí...

1.Primer nombre: Iván
2.Segundo nombre: Francisco
3.Fecha de Nacimiento: 18 de Julio de 1979
4.Lugar de nacimiento: Los Ángeles, Chile
5.Signo del zodíaco: Cáncer
6.Estado civil: Soltero.
7.Color de ojos: Pardo claro
8.Color de cabello: Castaño oscuro
9.Estatura: 1.84
1O.Número de calzado: 45 (por algo será, jajaja)
11.Equipo de fútbol: Club Deportivo Universidad de Chile
12.Un deporte: Fútbol
13.Profesión: Por ahora, ninguna.
14.Idiomas: Castellano. Además, algo de Inglés y Francés.
15.Un amigo: Spike (Q.E.P.D.)
16.Una amiga: Berni.
17.Un auto: El mío, que es un Opel Vectra
18.Un animal: Todos los animales me gustan
19.Un color: azul marino
2O.Época en la que te gustaría vivir: La época de los hippies y los 80s.
21.Un libro: El que voy a publicar algún día.
22.Un programa de TV: Partidos de fútbol.
23.Un dibujo animado: Transformers, Thundercats
24.Una película: Godzilla
25.Una actriz: Megan Fox (es sólo por algo de atractivo físico, eso sí)
26.Una flor: Una rosa, pues es sencilla, pero hermosa igual.
27.Una planta: Los cactus; mientras más largas tenga las espinas, mejor.
28.Una fruta: Melón.
29.¿Algún piercing o tatoo?: Ninguno.
3O.Un lugar de vacaciones: Ninguno en particular.
31.Un país: CHILE (obvio)
32.Una comida: Pastel de choclo.
33.Un postre: panqueques con manjar.
34.Alguien a quien admiras: Jimi Hendrix y Ozzy Osbourne (son mis dos rockeros favoritos)
35.Una revista: National Geographic
36.El hombre mas lindo: No me fijo en los hombres.
37.La mujer más linda: Hay muchas que son muy lindas.
38.¿Fuiste a algún concierto?: Muchos. Los que más recuerdo son el de Ozzy Osbourne y los que he ido de Roger Waters y de Iron Maiden.
39.Un amigo a través de la Web: Conocidos, no amigos.
4O.Una amiga a través de la Red: Si tengo.
41.Un restaurante: La Casa Vieja.
42.Un perfume: No se. Nunca me fijo en eso.
43.Peor defecto de una persona: Arrogancia.
44.Mayor virtud de una persona: Humildad
45.Lo más lindo de la vida: Estar vivo.
46.Lo mas valioso: Mi familia
47. ¿Crees en Dios?: Sí.
48.El día más triste: La muerte de Spike
49.Un defecto propio: Igual debo tener alguno (jajaja)
5O.Una virtud propia: Original y espontáneo.
51.Un buen recuerdo: Todos los días te dejan algo bueno que recordar.
52.Que te hace llorar: Un animal sufriendo por culpa de un humano.
53.Que te hace reír: “Mr. Bean”
54.Que no perdonarías nunca: Todo tiene perdón, creo…
55.La mejor palabra: “Bestial”
56.La peor palabra: Colo-Colo
57.La mejor frase: “El Mundo es de los que se atreven”
58.Un miedo: No llegar a cumplir lo que me he propuesto.
59.La mayor desilusión: He tenido varias, lo admito.
6O.Un sueño cumplido: Completar mi colección de CDs de música.
61.Una frustración: Trato de no frustrarme; sólo aprender de los errores.
62.El dinero: Importante, pero no hace la felicidad… aunque ayuda.
63.Marca de ropa: Nunca me fijo en la marca.
64.Hobbies: Ir al estadio y al cine.
65.Un amor imposible: Nada es imposible, si uno se lo propone...
66.Tu primer amor fue: Una niña que creía que me quería, pero en verdad no.
67.A quien odias: A nadie.
68.Un número:13
69.Una letra: U
7O.Un día: Domingo (día de fútbol)
71.¿Eres feliz?: Sí. Por el hecho de vivir, ya soy feliz.
72.¿Cómo te sientes?: bien
73.¿Te duele algo?: La pregunta estúpida, jaja.
74.¿Amas a alguien?: A mis padres.
75.¿Extrañas a alguien?: A mi perrito Spike (Q.E.P.D.)
76.Tienes todo planeado?: Jamás planeo lo que voy a hacer.
77. ¿Te haz enamorado alguna vez?: No sé, difícil saberlo.
78. ¿En qué te fijas del sexo contrario?: Que sea una niña linda, tierna, cariñosa, culta, bonita de cara y delgada...
79.¿Un regalo que hiciste hecho por ti?: Casi siempre doy regalos hechos por mí. Eso tiene mucho más valor y significado.
8O.Alguien a quién le debes mucho: A mis padres.
81.Insulto que siempre tienes en la punta de la lengua: Ninguno.
82.¿Ultima película que viste?: No me acuerdo cómo se llamaba
83.¿Sprite o Coca Zero?: No tomo bebidas.
84.¿Pinky o Cerebro?: Cerebro. Me gusta la cara que tiene, como de un bulldog.
85.¿Tom o Jerry?: Tom
86.¿Tienes buen humor?: Soy medio payaso, pero me gusta ser así.
87.¿Te emborrachaste alguna vez?: No tomo.
88.Canción que te hace llorar: Ninguna. Pero hay varias que me emocionan.
89.¿Los amigos son para siempre?: Yo creo que sí… o algunos por lo menos.
9O.¿Hay alguien enamorado de ti?: No.
91.¿Eres muy criticón/a?: Muy poco.
92.¿Eres romántico/a?: Si estoy con una niña a la que quiera, bastante.
93.¿El día o la noche?: Los dos tienen cosas buenas.
94.¿Tienes paciencia?: Sí.
95.Tiempo libre: Uno siempre tiene que hacerse algo de tiempo para descansar. Es muy necesario en la vida.
96.Marca de cigarrillos: No fumo.
97. Animal mitológico: Minotauro.
98.¿Que traes puesto en este momento?: Polerón y pantalón de buso.
99.¿Te gusta el pais donde vives?: Sí. No cambiaría a Chile.
100. ¿Te cansaste ?: ¿De qué?
101.¿Tu futuro? : Casado con una mujer a la que ame, y con más de un hijo.
102. ¿cosas que querias hacer y no te atreviste? : Lo pasado es pasado. Ya no vale la pena tratar de cambiarlo.
103. ¿cosas que harás a toda costa? : No sé.
104: Tres deseos: Recibirme de Periodista y Cientista Político.Ver a la “U” campeón de algún torneo internacional. Volverme a enamorar.
105. Lo que jamás quieres escuchar: Mejor ni lo digo. De puro imaginarme, me da pena…
106. ¿amante o novio? : Las 2 tienen su gracia. Prefiero las relaciones serias, pero si ella ya tiene pololo, igual me la juego…
107. ¿tu primera vez?: Con alguien a quién quería mucho…
108. ¿Ultima vez que lloraste? : Cuando murió Spike
109. ¿crees en el destino? : Sí.
110.¿con ropa o sin ella?: Depende para qué…
111. ¿con luz o a oscuras?: Oscuras…
112. ¿confundido/a?: No.
113.¿último rojo?: 3,8
114. ¿espontaneo/a? : Sí. A veces, demasiado…

lunes, 13 de octubre de 2008

Reflexiona: el mundo está cambiando...

Estamos en el 2008, y uno ve como la Sociedad cambia de a poco. El crecimiento económico va produciendo cada vez más diferencias entre los países ricos y pobres. Esto se traduce en hambre para una buena parte de la población mundial. Por otro lado, tenemos el crecimiento desenfrenado de la misma: ya somos como 6 billones de seres humanos en el planeta.

¿Será la Tierra capaz de soportar a 6 billones de humanos? No sé, no creo. Cada vez más se destruye el medio ambiente. Esto es terrible, pues pocos toman conciencia de ello. Lo peor es que esto va unido con la idea anterior: en algunos casos, la única forma de salir de la calamidad humana es explotando, y a veces sobre-explotando, los recursos natualres. y he ahí el problema: los humanos no somos los dueños del planeta. también las otras especies merecen vivir ¿Qué hacer entonces? No pocos han planteado al aborto como una solución para la sobrepoblación. Pero yo creo que ese no es el camino: el aborto es un acto cruel, en el cual se le quita la posibilidad de vivir a alguien que aún no nace.

En verdad, todos estos problemas se entrecruzan. Y forman una mezcla terrible entre pobreza a nivel mundial y la destrucción toal de nuestro medio ambiente. Si tuviéramos que privilegiar a una de las dos, ¿por cuál nos inclinamos? Es obvio que las políticas públicas apuntan a la primera, en desmedro de la segunda. Pero creo que la idea es lograr un equilibrio entre ambas. La salida va por el ladod de la tecnología, de implementar alimentos artificiales hechos en base a la ingeniería genética. Además de la cooperación solidaria de parte de los gobiernos de las grandes potencias hacia los países pobres. Creo que la caridad con el resto de los humanos, y con nuestro propio planeta que muere de a poco, es una necesidad que clama a gritos.

Algo debemos hacer... claro que aún no estoy seguro qué es lo que tenemos que hacer...

sábado, 11 de octubre de 2008

El caracol que quería ser humano...

Esta es una historia de inconformismo. De no sentirse feliz con lo que se es. Es el rechazo mismo a la especie de la cual se es parte, y el triste castigo que esto conlleva...

"Si pudiera echar el tiempo atrás, volvería a ser un caracol. Me arrepiento profundamente de no haber estado contento con mi naturaleza de tal. Mal que mal, en esa época era feliz, aunque creía no serlo". Con estas palabras, Caracolio recordaba su pasado como caracol de tierra...

Caracolio era un caracol de tierra, como tantos otros: un molusco pequeño, pegajoso y provisto de una concha calcárea que lo cubría. Para desplazarse se arrastraba entre la hierba, y comía hojas en forma pasmosa, cada vez que tenía hambre. Como cualquier individuo de su especie, pasaba casi inadvertido a la mirada de los humanos. Más de alguna vez estuvo varios minutos frente a un ser humano, sin lograr llamar su atención en lo más mínimo. Es más: no pocas veces, se salvó por centímetros de ser aplastado por alguna persona que caminaba de noche, que obviamente no logró notar la diminuta presencia de Caracolio.

En verdad, el pobre Caracolio se sentía un ser inferior. Siempre tuvo ese complejo. Esto, debido a que era muy observador de las cosas, y de esa forma se daba cuenta de todos los avances de la civilización humana: las ciudades, su estructura social, la complejidad de sus idiomas, etcétera. Entonces, comparaba eso con la forma de vida de los caracoles, que siempre tenían que pasar escondidos para evitar ser pisados. A la vez, los suyos no tenían una sociedad establecida, ni una variedad de lenguajes. Al poner ambas realidades en una balanza, el pobre Caracolio se sentía en verdad miserable.

Él le planteaba sus inquietudes al resto de los de su especie. Ellos le decían que no podía ser así: que tenía que estar feliz con lo que era. Que los caracoles cumplían una labor importante en el ecosistema de los bosques, e incluso de los jardines de los humanos. Y más aún: que eran animales diferentes al resto, una especie de fósiles vivientes de la evolución, ya que sus orígenes se remontaban a tiempos inmemoriales, incluso mucho antes que los primeros hombres. Pero todos estos argumentos no lo convencieron. Es más, tenía que hacer algo para torcerle la mano al destino: Caracolio se había propuesto convertirse en humano, sí o sí.

La bruja y la "manzana de los sueños"

Toda esta angustia que aquejaba a Caracolio, lo hizo comenzar a buscar la forma de llegar a ser un humano. Él no sabía como, pero tenía que intentarlo. De esta forma, un día fue a consultar a un amigo grillo, que era el más sabio de los invertebrados de aquel lugar. Entonces, este grillo, después de meditar mucho, le dijo: "Amigo Caracolio, sé de una leyenda que dice que en el bosque existe una bruja que concede deseos. Nunca he sabido de nadie que haya hablado con ella, pero vale la pena intentarlo. Es una leyenda muy antigua, transmitida en forma oral de generación en generación. Yo creo que algo de cierto debe tener. Pero tampoco podría asegurarlo por completo. Eso sí, debo decirte que la intención por la cual la vas a ir a buscar no me parece buena, pues lo que tú deseas es renunciar a tu naturaleza, en el fondo, rechazar tu esencia de caracol... y eso es malo".

Pero Caracolio hizo caso omiso a la opinión personal de su amigo. Estaba demasiado cegado con la idea de convertirse en un humano. Así que, en medio de la desesperación que ya sentía en ese entonces, decidió partir al bosque en búsqueda de la bruja. Claro, sin muchas esperanzas de encontrarla, pero él decía que mientras hubiese alguna posibilidad de que así fuera, lucharía por ello. Mal que mal, en ese momento, su única meta era esa, y si era necesario dejar la vida para encontrar a esa bruja, lo iba a hacer. Era su única esperanza: pese a lo descabellada de la idea, no lo era menos que su deseo íntimo de transformarse en una persona.

Así, Caracolio vagó durante cuatro meses adentrándose en el bosque. Justo, cuando ya estaba empezando a perder las esperanzas de encontrar a este personaje pseudo mitológico que debería de ayudarlo, escuchó una voz femenina, con aquel tono característicos que tienen las mujeres ancianas: "¿Qué es lo que buscas con tanto afán en el bosque, pequeño ser?". Él, paralogizado, sólo atinó a responder: "Eso mismo: dejar de ser un pequeño ser... quiero ser un humano, el ser más majestuoso de la creación". Ella le cuestionó "¿Por qué quieres renegar de tu esencia de molusco?". A esto, contestó: "Porque ya estoy aburrido de ser tal. La única forma en que me podría llegar a sentir realizado es siendo un hombre de carne y hueso, no un invertebrado, ínfimo, frágil, y despreciable".

En eso, se apareció de atrás de un árbol una figura de una viejecita casi cadavérica. Su piel apenas era un pellejo lleno de muchas arrugas, y uno que otro grano. Ella se presentó y le dijo: "Yo soy la bruja del bosque. Sé que muchos creen que no existo. Pero soy tan real como tú o cada uno de esos árboles que nos rodean". Él le dijo: "Yo soy Caracolio, el caracol que quiere dejar de ser un molusco". Ella le extendió su mano temblorosa, y la abrió, mostrándole una manzana: "Esta es la manzana de los sueños. Cada cien años le regalo una a alguien que me la pida. Ahora el escogido eres tú ¿Por qué? No es porque tu petición sea la mejor, ni la más buena, ni mucho menos... es sólo porque eres el primer molusco que me pide algo a mí", y comenzó a reír a carcajadas.

Caracolio agradeció el gesto. Ella le explicó que lo que tenía que hacer era comer de la manzana, y de ahí se quedaría dormido en forma instantánea. Y cuando despertara, su deseo se habría cumplido. En teoría, la cosa no era complicada, y no tenía por donde fallar. Así que, con cierto grado de esfuerzo, trepó por la manzana, y comenzó de devorarla. Sabía que esto era suficiente para cumplir su anhelo, o por lo menos así lo sospechaba. Eso fue lo último que recuerda, antes de quedarse dormido...

El crudo despertar de Caracolio

No recuerda cuanto durmió. Sólo que al abrir los ojos, de inmediato miró sus manos: ¡ahora tenía manos! No lo podía creer, ya que con sus dedos podía cortar una flor y llevársela a su nariz para olerla. Tomó una rama y con ella golpeó el piso. Se sentía más feliz que nunca, pues creía ser un humano, al fin.

Su momento de mayor alegría fue al ponerse de pie. Al fin podía ver todo desde una panorámica que jamás lo habría imaginado en sus tiempos de caracol terrestre. Ahí, en forma espontánea, gritó en medio del bosque: "¡Soy humano, soy humano!". Y salió, primero caminando, y después corriendo hacia la ciudad más cercana. Sólo quería encontrarse con otros humanos y dejarse ver. Mezclarse con ellos, y sentirse ahí uno más.

Así, no tardó más de 15 minutos en recorrer lo que antes le había tomado cuatro meses. Al ver a lo lejos una figura humana, se detuvo, y dijo: "Mmm... es una mujer. Deberé comportarme a la altura de las circunstancias. Seré todo un caballero". Se le acercó despacio, con la intención de hablarle. Ella se dio vuelta, y lo miró perpleja, primero con curiosidad, después con... espanto. El grito de la mujer se escuchó a dos cuadras a la redonda: "¡Un Monstruo, auxilio!" En eso, llegaron por lo menos diez personas más, todos corriendo. Ellos miraban con cara de asco a Caracolio. Le gritaban "¡Ándate, fenómeno!", y después uno más agresivo aún, tomó un palo y lo golpeó en la cara.

El pobre Caracolio no entendía que sucedía. De un momento para otro, su sueño se había convertido en pesadilla ¿Los humanos no eran tan buenos como él pensaba acaso? Al parecer no. Lo único cierto es que ellos no lo habían aceptado. Él ignoraba la razón, pero a lo que primero atinó fue a correr, esquivando los piedrazos que le lanzaban los hombres furiosos. Llegó al bosque y se largó a llorar. Nunca antes había llorado, pues, recién ahí recordó, que era la primera vez en su vida que se había sentido rechazado: cuando era caracol, todos sus hermanos lo querían tal cual como era. Fue en ese entonces cuando se miró en una charco de agua, y vio la terrible realidad: ya no era ni un humano ni un caracol; era un híbrido de ambos. Y sería rechazado por las dos especies: unos por despreciar su naturaleza original, y otros por ser demasiado horrendo para sus parámetros estéticos.

Sabía que su única salida era volver a encontrar a la bruja y pedirle que lo transformara nuevamente en caracol. Empezó a buscar y buscar, pero nada. Pasaron los meses y jamás la encontró. Recién ahí recordó una frase de ésta: "Cada cien años le regalo una manzana a alguien". En ese instante comprendió que pasaría el resto de su vida así, como un mutante ermitaño, sólo y abandonado, en medio del bosque. Sólo le quedaban dos alternativas: adaptarse a su nueva y tétrica apariencia, o bien quitarse la vida y evitarse todo ese sufrimiento futuro... Caracolio escogió la segunda...

Moraleja:
"No trates de ser lo que no eres"

sábado, 4 de octubre de 2008

Alvin, la cobra albina

El líder de la enigmática pandilla de cobras albinas de ojos rojos, conocida como "El Escuadrón Cobra", comenta sobre su forma desenfrenada de disfrutar la vida, y sobre sus grandes pasiones: sexo, drogas y rock and roll.

"El Escuadrón Cobra" es una agrupación de serpientes sicarias que matan a cambio de cierta cantidad de dinero. Son perseguidos por la justicia. Tal vez por eso mismo, cuesta mucho conseguir hablar con su carismático líder: "Alvin, la cobra albina"... más conocido como "Alvin", a secas.

De carácter fuerte, y un marcado don de mando, la personalidad de Alvin no deja indiferente a nadie: es admirado o odiado. Se trata de uno de los sicarios más buscados del mundo. Por esto mismo, es merecedor de "respeto" entre sus pares, temor por parte de las altas cúpulas de poder, y también ese extraño sentimiento de angustia que genera en las fuerzas policíacas, que jamás han sido capaces de apresarlo.

Después de una serie de contactos telefónicos y a través de internet, se logró convencer a Alvin que la entrevista sería sólo para ser publicado en este medio, y no para dar información a quienes planean capturarlo algún día. Dentro del sub mundo de las pandillas, Alvin es un "pez gordo", ya que tiene una influencia enorme. Es por esto, que para llegar a él, previamente tuvimos que comunicarnos con una serie de no menos de cuatro colaboradores, cada uno de los cuales nos ponía diversas condiciones para poder dar con la sede central de "El Escuadrón Cobra". De hecho, los contactos previos a esta charla duraron cerca de dos meses, antes de lograr generar la confianza necesaria dentro de esta agrupación, que jamás había permitido el ingreso de un humano a su cuartel general.

Como es obvio, no podemos indicar el lugar exacto donde se encuentra la guarida de "El Escuadrón Cobra". Pero se nos permite hacer una descripción detallada del lugar: para nada estrecho, y bien iluminado por dentro. Las paredes son de color azul, y en el centro tiene un jardín pequeño, donde está Alvin, conversando en forma amena con un par de serpientes de su mismo color.

Alvin saluda en forma seca. Me observa de arriba a abajo con sus intensos ojos rojos, tratando de analizar cada detalle: "Soy un tipo muy curioso. Me gusta mirar a la cara a la gente con la cual converso", aclara. Yo sólo asiento con mi cabeza. Después, prosigue: "Perdona que no te dé la mano, pero es que no tengo manos", dice entre sonoras risotadas. En verdad, para ser sincero, me llamó mucho la atención el sentido del humor de este personaje, que tenía fama de ser bastante serio.

- Alvin, ¿es complicado ser un prófugo de la justicia?
La verdad es que no. En verdad hago lo que me gusta. Es divertido esto de ser sicario, y pensar que a uno lo buscan y no son capaces de encontrarlo...

- Y si algún día te atrapan, ¿qué haces ahí?
Vivo no me van a atrapar. Muerto sí. Pero yo no le doy las cosas fácil a nadie. Pero, para serte sincero, veo muy complicado que puedan pillarme un día, pues tengo una red de contactos muy amplia. Siempre voy un paso adelante de la policía. Es decir, me adelanto a todos sus movimientos.

- ¿Te arrepientes de ser un asesino?
No. Esa es mi naturaleza. Además, cuando mato, lo hago con estilo.

- ¿A qué te refieres con eso?
Que jamás usaría armas para matar. Mato con mis propias herramientas: mi astucia, y el veneno de mi mordida. Claro, además tengo un arma secreta que es mucho más peligrosa. Eso sí, rara vez tengo que usarla, a menos que mi víctima trate de defenderse con armas de fuego.

-¿Arma secreta?... ¿A qué te refieres?
Si mis ojos son de este color, tienen una razón de serlo: por ahí lanzo rayos láser, los cuales pueden atravesar incluso una pared de acero. Eso es lo que me hace diferente a los otros miembros de "El Escuadrón Cobra".

-Ya veo por qué es que todos ellos te temen tanto...
Obvio. Me temen, pero más que nada me respetan. Acá la relación entre los miembros de este clan es bastante cercana. Entre nosotros somos buenos camaradas, y nos ayudamos unos a otros. Con las otras pandillas somos más desconfiados, y la relación no es tan cordial. Pero, para resto de "El Escuadrón Cobra", yo soy como un hermano más.

- Entonces, ¿qué es para tu organización: "El Escuadrón Cobra"?
Es todo. Es casi una forma de ver la vida. Gracias a mi grupo tengo todo lo que tengo. Nosotros nos organizamos para actuar en conjunto, y así poder ir a matar, para después poder cobrar nuestro sueldo. Pero una vez que se nos paga, somos tremendamente comunitarios para compartir lo ganado.

- Ya veo... pero, ¿si no les pagan?
Simple: nos vengamos...

-Es decir, matan, ¿o no?
Sí. Eso es lo que mejor sabemos hacer...

- ¿Y qué más saben hacer?
Disfrutar la vida. Mis tres grandes pasiones son el sexo, las drogas y el rock and roll. El rato libre lo reparto entre esas 3 actividades.

- ¿Y con qué se drogan acá?
Con cebolla picada. Eso genera un efecto narcótico entre nosotros las cobras albinas... nos hace tener alucinaciones.

-Interesante. Jamás me lo habría imaginado.
A decir verdad, creo que casi nadie se lo imaginaría. Sin ir más lejos, todos los fines de semanas, hacemos "La Fiesta de la Cebolla picada", donde nos ponemos a picar cebollas, y así nos volamos. Esto, mientras escuchamos rock and roll, y después de eso contratamos prostitutas y tenemos orgías...

- Igual son bastante extrañas sus costumbres...
Obvio. Es que somos personajes extraños. Por algo nos buscan tanto: somos como seres medios mitológicos para los comunes y corrientes. Nos salimos de todo lo que se conoce como "normal".

- En verdad, creo que casi nunca había podido entrevistar a alguien con estas características. Eres un ser bien raro y poco común. En todo caso, gracias por concedernos una entrevista.
De todas maneras. Nunca antes había dado una. Jamás, o casi nunca, me doy tiempo para hablar con alguien que no pertenezca a "El Escuadrón Cobra".

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Santiago, Santiago, Chile
Este Blog está dedicado a SPIKE (26 de Junio de 1996 - 31 de Marzo de 2008 )