viernes, 27 de julio de 2007

"Femicidio": ¿anti Machismo o Feminismo puro?


Es algo terrible eso de que hombres golpeen a las mujeres, y peor aún, que en algunos casos esos altercados deriven en la muerte de algunas de éstas, como se ha visto últimamente, en hechos que han conmocionado al país. En buen chileno, ésto es "una mariconada".

Pero, por otro lado, al inventar un término específico para ésto ("Femicidio"), estamos cayendo en un feminismo extremo. De ésto se derivaría que "hombres y mujeres no son iguales", y con ésto estoy en pleno desacuerdo. Creo que debería de seguirse con el término "homicidio" para referirse a la muerte de un humano adulto, cualquiera sea su sexo. ¿Ahora van a sacar "hombricidio" cuando sea un homicidio de hombres y "femicidio" cuando sea de mujeres?, ¿e incluso cuando se mate a un travesti se va a llamar "travesticidio"?... por favor, eso me parece una soberana estupidez.

Sería mucho mejor que se preocuparan en idear castigos ejemplificadores a quienes maltraten a las mujeres, en vez de gastar neuronas en inventar terminologías estúpidas. Además que los extremos nunca son buenos: "Mientras un hombre muy machista puede llegar a matar a su esposa, una mujer patológicamente feminista podría llegar a asesinar a su hijo, cometiendo un aborto".

miércoles, 25 de julio de 2007

Adiós Mariana...



Este es el Mont Blanc, la cumbre más alta de Los Alpes, y de toda Europa. Ahí falleció una gran persona, a quien recuerdo como la mejor amiga que tuve en el colegio: Mariana Huerta Téllez.
Me dio mucha pena saber la noticia. Pese a que hace harto tiempo que no sabía de tí, igual siempre me quedaré con el recuerdo de esas conversaciones largas cuando nos veníamos caminando del colegio a la casa, hablando desde evolución de las especies hasta rock clásico (todo ésto, incluyendo, por cierto, nuestras interminables discusiones sobre Política, en las cuales jamás llegábamos a un acuerdo). Pero siempre admiré tu cosmovisión del mundo, tu forma de ver las cosas, la claridad en las ideas que exponías. Por eso me encantaba conversar contigo, pues, como decía sabiamente Wynston Churchill: "una buena conversación, debe agotar al tema, no a sus interlocutores", y eso era justamente lo que sucedía cuando conversábamos en el camino desde el colegio a la casa. No podré borrar tu imagen en mi cabeza, como una persona muy culta e inteligente, pero a la vez sencilla y demasiado amistosa.
O como olvidarme de esa vez en que, cuando fuimos de viaje de estudio a la Isla de Pascua, me acompañaste a ver el aterrizaje del avión Concorde, en el último viaje que éste hacía alrededor del mundo. O también cuando te presenté a mi perrito Spike, cuando él era sólo un cachorro, y a los pocos meses tú también te compraste uno, porque te quedó gustando demasiado el Spike, jeje...
Mariana, espero que ahora estés en un lugar mejor, aunque se que tú no creías en esas cosas...
Siempre te recordaré como una buena amiga, y sobre todo como un gran persona...

viernes, 20 de julio de 2007

Condorito en cana: una ofensa a la Patria!!!


Podemos perder por goleada en una semifinal de un Mundial…


Podemos caer frente al equipo que más duele que nos gane…


Podemos ver con una pena enorme como nuestros gladiadores salen cabisbajos masticando una derrota que duele hasta los huesos…


Podemos aguantar que un árbitro “vendido” nos arrebate el partido de las manos, y le compre todos los acrobáticos “piqueros” (con volteretas incluidas) que hacen los jugadores rivales sobre el césped mundialista


En fin, nuestra hinchada es sufrida y puede soportar con estoicismo cualquier cosa, menos una: que CONDORITO, el orgullo más grande de nuestro país, se vaya preso (o “en cana” como se diría en buen chileno) como si fuese un delincuente.


Me imagino ¿Qué habrían hecho los jamaicanos si alguien osara tomar preso a Bob Marley y pasearlo encadenado frente a la multitud enardecida? Este acontecimiento debe ser tan grave para nosotros los chilenos como lo sería para los alemanes que un foráneo se atreviera a orinar sobre la tumba de Johan Sebastian Bach… y lo digo sin exagerar.


Equivale a un golpe bien dado, y con mucha violencia, más abajo del bajo vientre de nuestro ya alicaído orgullo nacional. Esta imagen dio la vuelta al mundo, y muchos dijeron simplemente “¡plop!”, pero yo voy mucho más allá: aparte del grito de batalla de “digan lo que digan, yo creo en La Roja”, pienso que encadenar a Condorito es lo mismo que encadenar la cultura criolla y humillarla bañándola en excremento de mono.


Ofendieron a Condorito, ofendieron al Chile de las humitas y los porotos con riendas, ofendieron a mi Patria, y eso yo no lo perdono…


En las buenas y en las malas, VIVA CHILE!!!!!!!

martes, 17 de julio de 2007

La digna lucha de los toros ante la crueldad humana


Foto sacada durante la Festividad de San Fermín en Pamplona, España:

Acá se ve a un héroe taurino tratando de hacer justicia con sus propios cuernos, después de embestir con potencia al insensible asesino, quien está en el suelo pidiendo compasión: algo que él jamás tuvo con sus víctimas.

Una lástina que ya en el siglo XXI estén pasando este tipo de hechos, que algunos injustamente lo llaman "deporte". Mientras esta crueldad no se termine, los toros tendrán que tratar de defenderse con sus propios medios, o sea, su fortaleza y sus cuernos, de esta amenaza terrible, que es la crueldad humana es su máximo esplendor: es una lucha tremendamente injusta y dispareja, pero ellos tendrán que apelar a todo su valor para tratar de hacerlo en forma digna... las injusticias de la vida, ¿o no?

Ojalá que algún día se termine con este horror de las corridas de toros. Los humanos tenemos que entender, de una vez por todas, que si se nos dio la capacidad de usar la razón, es justamente para cuidar a las especies que no pueden hacerlo, y para tratar de hacer este mundo un mundo mejor... NO para divertirnos a costa del sufrimiento de los pobres animales.

domingo, 15 de julio de 2007

R.F.A. de 1990: la Alemania que no jugaba como Alemania

EL EQUIPO DEL KAYSER:

Franz Beckenbauer es uno de los pocos ex futbolistas que puede jactarse de haber sido campeón del mundo como jugador y como entrenador. En 1974, “El Kayser” encabezó a su país a conseguir el segundo trofeo de su historia, enfrentando al temible equipo holandés, conocido como “La Naranja Mecánica”. Pero en 1990 repitió la hazaña, pero ahora al mando de la cabina técnica de su país. Este equipo del 90 fue el primer campeón del mundo que usó el esquema táctico 3-5-2, con dos laterales volantes bien marcados (Thomas Berthold por derecha y Andreas Breheme por la izquierda).

En este elenco, ya no estaban algunos históricos como Kart Heinz Rummeniege o el gran arquero Tomy Schumacher, pero en su lugar estaban los mismos otros jugadores finalistas del 86, los cuales habían alcanzado una madurez futbolística y tal nivel que los hacían una oncena mucho más equilibrada y peligrosa que hace cuatro años.

El once titular de la R.F.A. del 90 era una constante: Bodo Illgner al arco; una línea de tres defensores recios e impasables por arriba: Jurgen Khoeller, Klaus Augenthaler y Guido Buchwald; los nombrados Breheme y Berthold como alas tornantes; al medio el émbolo del equipo: el capitán Lothar Matthäus; una dupla creativa que tenían una habilidad con el balón pocas veces vista en una selección germana: Thomas “el Porotito” Haessler y Pierre Littbarski; y en punta una dupla letal: Jurgen Klinsmann y Rudy Voeller. A este equipo de figuras, sumémosle una banca de lujo, donde estaban, entre otros: Andreas Möller, Karl Heinz Riedle, Oliver Bierhoff y Olaf Thon.

Este equipo fue una aplanadora de comienzos hasta fin del torneo. Tal vez el único partido en que bajó su nivel arrollador fue en la final, justamente ante el mismo equipo que los había vencido en México 86: Argentina. Muchos recuerdan esa final como una de las peores de la historia de los mundiales, donde por un lado se vio a los trasandinos que nada hicieron por ganar, y al tremendo elenco teutón que, pese a intentarlo, nada les salía esa tarde. Bastó un penal cobrado por el árbitro Edgardo Codezal, por una falta sobre el incisivo Klinsmann, y anotado por Breheme desde los doce pasos para vencer a ese verdadero “ataja-penales” que era Sergio Javier Goycoechea, y a cobrar: Alemania Federal era campeón por tercera vez en la historia... y por última, pues desde ahí en adelante competirían como Alemania unificada (pero eso ya es otro cuento).


EL FACTOR MATTHÄUS:

“Sin dudas, él fue el rival más complicado que tuve en toda mi carrera”. Esa cita pertenece al argentino Diego Armando Maradona, al referirse al ex capitán de la selección alemana, Lothar Matthaeus. En efecto, el choque de ambos “10” sacó chispas en muchas oportunidades, con triunfos para uno y para otro: en mundiales se toparon dos veces, con una victoria para cada uno, pero a nivel de clubes también tuvieron duelos memorables, cuando Matthäus jugaba junto a Klinsmann en el Inter de Milán, y Maradona hacía lo propio en el Nápoles, donde hacía una dupla temible con el brasileño Careca.

Era un verdadero duelo de titanes cuando ambos volantes se enfrentaban, y todos lo sabían: se trataba de un encuentro entre quienes, probablemente, sean el jugador más hábil de todos los tiempos (Maradona) contra el más completo que ha pisado una cancha de fútbol (Matthaeus).

En lo personal, no creo que Maradona sea el más hábil de todos los tiempos, pues estoy seguro de que no era más que Zidane, y además nunca vi jugar a Pelé o Garrincha. Pero no me cabe duda de que Matthäus sí era el jugador más completo que ha existido: dominaba varios puestos en el campo de juego, desde líbero hasta conductor, pasando por el de volante de conductor. De hecho, su carrera la terminó jugando como último hombre, tal cual como lo había hecho Beckenbauer.

Pero lo que más lo hacía ser un jugador versátil, era que era tan bueno armando jugadas de equipo, esquivando rivales, dando órdenes a sus compañeros y anotando goles, como lo era quitando balones y iendo al piso cuando había que hacerlo. Sin dudas, Lothar era un jugador excepcional, un verdadero monstruo del fútbol, un todoterreno de esos que casi nunca se ven en este deporte, el émbolo y capitán de esa Alemania del 90, que no por nada se ganó también el apodo de “El Kayser”, un apodo que se creía que estaba reservado sólo para el propio Beckenbauer.

LA ALEMANIA QUE NO JUGABA COMO ALEMANIA:

Siempre se ha dicho que los equipos alemanes eran buenos para correr, pero malos para el fútbol. Que sus jugadores eran excelentes atletas, pero pésimos con el balón en sus pies.

Antes de este equipo de 1990, las excepciones a dicha norma eran contadas con los dedos de la mano: Karl Heinz Rummeniege, Fritz Walter, Franz Beckenbauer, Paul Breitner, y tal vez un par más. Pero acá estaban Matthäus, Haessler, Moeller, Olaf Thon, Litbarsky y Klinsmann. Osea, por lo menos cinco jugadores que tenía un toque privilegiado, un talento innato. Si a esto le sumamos la capacidad física de estos verdaderos atletas, este elenco era casi imbatible: tan imbatible, que incluso jugando lejos su peor partido en todo el torneo, se dieron el lujo de vencer al mismo equipo que los había derrotado hace cuatro años.


EL OCASO DE UNA GENERACION BRILLANTE:


En Estados Unidos 94, se trató de reunir nuevamente a esa misma generación, pero el experimento no resultó: el equipo no anduvo, lo cual se vio perjudicado por el promedio de 29 años de los teutones, y porque se encontraron con la inspiradísima Bulgaria de Stoichkov, Letchkov, Ivanov y compañía en los cuartos de final.

Esa fue la triste despedida de ese grupo de verdaderos guerreros de las copas mundiales. Una lástima, pero igualmente, la mayoría de ellos ya había conseguido quedar en los anales del fútbol, con esa inolvidable participación en Italia 90.

La Fiesta de La Tirana: el folklore chileno en su máxima expresión



Todos los países poseen sus celebraciones folklóricas que les son tradicionales. En algunos casos son de origen religiosas, en otros casos lo son paganas. Pero tal vez las más interesantes sean aquellas que mezclan elementos vinculados a la Fe, con algunos propios de la mitología pagana. Dentro de este grupo, la festividad más interesante que se da acá en Chile es el de “la virgen de La Tirana”, en aquel pueblito del mismo nombre (ubicado en medio del desierto de Atacama). Acá se conmemora a la Virgen del Carmen, la cual es la virgen patrona de nuestro país, pero se le da tintes propios, que la hacen ser un acontecimiento totalmente diferente a cualquier otro sucedido en otra parte del mundo: por un lado una procesión de fieles hacia el Santuario de la "Pampa del Tamarugal", llegados desde infinidad de puntos de todo Chile (los cuales llegan hasta 200 mil, una cifra cien veces superior a la población normal de dicho poblado nortino), pero también un aspecto pagano que convive como una amalgama junto con el de la Fe ¿En qué se representa esto? En los coloridos disfraces y máscaras de demonios que usa la gente, la cual hace danzas típicas, con tal de, según las creencias, espantar a los malos espíritus. Parece más que curioso, en una festividad católica vestirse de diablos y criaturas de Averno, con tal de espantar precisamente a esos seres de las tinieblas y la oscuridad. Al fin y al cabo, eso es justamente lo que le da toda esa peculiaridad a la fiesta de La Tirana.

viernes, 13 de julio de 2007

Salvatore Schillaci: su salto desde el anonimato a ser el goleador de un Mundial

En el fútbol hay una frase que puede sonar a cliché, pero no por eso va a dejar de ser muy cierta: "En los Mundiales es donde aparecen los grandes" (hay excepciones, claro está). Pero en fin, esa frase me hace recordar a un caso muy particular: Salvatore "Totó" Schillaci.

Salvatore Schillaci era un futbolista de origen muy humilde, pues vivía en el llamado "barrio pobre" de Sicilia. Nunca fue un jugador muy habilidoso con el balón, pero siempre se destacó por ser bastante aguerrido y esforzado.

Corría el año 1990, y el entrenador de Italia, don Arsenio Viccini, dio la nómina definitiva de la "Azzurra" para enfrentar el Mundial disputado en su país. Entre los delanteros estaban Gianluca Vialli, Andrea Carnevale, Roberto Mancini y Aldo Serena. Pero justo un par de semanas antes del Mundial, Mancini se lesionó, y Viccini llamó de emergencia a "Totó" Schillaci, que en ese entonces jugaba en el modesto Palermo.

Probablemente a un 90% de las personas que vieron ese torneo, Schillaci no les sonaba en lo más mínimo antes del partido inaugural. Como era de esperarse, en el primer partido entre Italia y Austria, "Totó" sólo fue a la banca, pero como las cosas no se daban para la Azzurra, el entrenador pone en la cancha al siciliano. Después de una jugada colectiva entre Donadoni (conocido en ese entonces como "el ala tornante") y Vialli, el centro de éste encuentra la cabeza semi pelada de Totó que no perdona.

Así fue sumando los goles y los minutos en cancha de este jugador, a quien nadie consideraba antes de la Copa. Finalmente fueron 6 tantos y quedó como máximo artillero del torneo: un premio más que merecido para Totó, que suplía su limitada técnica con una garra y un corazón encomiables, y con un oportunismo que sólo tienen los "capo cannonieri".

Esa actuación de "Totó" fue el triunfo de la humildad y la sencillez, del jugador que salta del total anonimato a convertirse en el "botín de oro" del Mundial que Italia organizó para ganarlo, apelando a su localía... y a un equipo donde destacaban Paolo Maldini (uno de los mejores defensas de la historia), Franco Baresi (el segundo mejor líbero que ha conocido el fútbol, después de Beckenbauer), Giuseppe Bergomi (excelente defensa central, sobreviviente del equipo que fue campeón del mundo en 1982), Roberto Baggio (el mejor volante ofensivo que haya dado el Calcio) y Gianluca Vialli (delantero letal, que había cumplido una tremenda campaña en la Sampdoria). Pero nadie esperó que la gran figura iba a ser justamente este calvo delantero de piernas cortas, casi desconocido hasta ese entonces.

Paul Gascoigne: El borracho que se dedicó al fútbol y se transformó en el ídolo de toda Inglaterra...

Nunca tuvo una figura atlética: es más, su prominente barriga era objeto de las miradas curiosas de la fanaticada, y blanco de la burla de sus contrincantes. Su comportamiento dentro de las canchas distaba mucho de ser el ideal: molestaba constantemente a sus rivales, y cuando podía los humillaba con un túnel o una finta que los descolocaba, y después se reía en sus caras.

Nunca tuvo una buena relación con sus compañeros de equipo, en ninguno de los clubes en que jugó. Y para peor de males, su actuar fuera del campo de juego era francamente despreciable: muchas veces llegaba borracho a los entrenamientos, e incluso una vez estuvo preso por golpear a su esposa.

Pero, pese a todo esto, Paul Gascoigne era un ídolo del fútbol, como pocos han habido. Probablemente se trate de el futbolista más admirado que ha tenido Inglaterra -después de Sir Bobby Charlton por cierto- pero incluso superando en popularidad a David Beckham

¿Qué lo hacía tan popular? Por un lado el carisma, y esa imagen de “gordo rebelde”, de “alcohólico declarado, pero que no necesita ser un atleta de excepción para ser un tremendo futbolista". A fin de cuentas, lo que hacía a Gascoigne ser un verdadero ídolo en Gran Bretaña era simplemente ser bueno para el fútbol.

Sin dudas, un verdadero "personaje" para los fans del deporte más popular del planeta: muy pocos pueden darse el gusto de sacarle la lengua a la cámara, mientras ésta lo enfocaba cantando el "God save the Queen" antes de un partido en un Mundial de fútbol; o aquella vez en que -enojado porque no le habían cobrado una falta- llegó y él mismo sacó una tarjeta amarilla y se la mostró al árbitro.

Hazañas como éstas hicieron que en en su país llegara a ser, incluso, más querido que la propia reina.

domingo, 1 de julio de 2007

Una fría mañana en el patio de mi universidad...

Día abochornado. Día helado. El sol se isinúa tenuemente entre las nubes, mas ni siquiera logra entibiarnos: “sol de invierno”, dirían algunos. El clima me hacía recordar levemente esas mañanas en la playa durante las vacaciones, en las cuales, recién después de almuerzo se comienza a sentir algo de calor.

No se escucha el cantar de los pájaros; sólo de uno que está escondido en algún lugar del espeso follaje que presenta el árbol, el cual se encuentra junto a mí. De repente deja bruscamente de piar ¿La razón? No la sé; pero es probable que sea la hora de su desayuno…

Un par de palomas están en el suelo, picoteando algunas migas de queque esparcidas al azar. Dichas migas se esconden entre las hojas rojas que el otoño ha hecho caer, hasta el punto de formar una especie de “alfombra roja” en el piso de baldosas. Una de las palomas es oscura, casi negra, la otra es manchada y se infla como un globo cuando se acerca a su compañera, emitiendo ese sonido característico que usan para buscar pareja. Es divertido ver cómo la paloma obesa le quita las migajas desde el mismo pico a la otra, y las engulle muy de prisa, para que ésta no le haga lo mismo: ¡Qué extraña manera de tratar de “conquistar” a su hembra!

El color de estas aves hace un curioso juego con el del piso: ambos son grises. En ese momento emprenden el vuelo, y parecen mimetizarse con el cielo grisáceo; tanto se camuflan con él, que no me doy ni cuenta cuando ya no se les puede ver.

Se nota que no es recreo pues el ambiente es muy silencioso. Salvo uno que otro alumno hablando de lo mismo de siempre: pruebas y carrete… carrete y pruebas; a veces creo que hay gente que no hace nada más que carretear y estudiar…

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Santiago, Santiago, Chile
Este Blog está dedicado a SPIKE (26 de Junio de 1996 - 31 de Marzo de 2008 )